X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Librepensadores

El chico más listo de la clase

Antonio García Gómez
Publicada el 23/01/2021 a las 06:00

“Y para rematar, un maestro de la polarización como Pablo Iglesias ha polarizado consigo mismo esta semana. O con su comunidad emocional. Podemos pretende mantener los pies en el Gobierno y la retórica en las barricadas. Debe creer que eso les permite mantener cohesionado su perímetro, sea de las dimensiones que sea ese perímetro. Por eso, es más asombroso el desatino de equiparar el exilio antifranquista español con la estancia de Puigdemont en Waterloo porque so no se lo tragan ni en su burbuja. O no especialmente en su burbuja”. Pepa Bueno.

No debería Pablo Iglesias enrocarse en que “los contextos son distintos”. Porque ni somos unos inmaduros ni andamos sobrados de tanto talento como el suyo, y sabemos entender, comprender y discernir, incluso esos “contextos” de los que perora con su consabido piquito de oro, o tal que así se lo ha llegado a creer.

Es por lo tanto indigerible tratar de ningunear al éxodo republicano tras la Guerra Civil, cuando tuvieron que escapar miles, millones de derrotados compatriotas nuestros, “casi desnudos como los hijos de la mar” como había dicho Antonio Machado, como, en realidad tuvieron que hacerlo huyendo de la vesania desatada por el fascismo golpista vencedor.

En consecuencia no había necesidad de agraviar su memoria, por otra parte bastante racaneada por las ideologías y las fuerzas políticas de una derecha rampante y vengativa, al menos, desde que la democracia los encarriló hacia el redil del respeto cívico, aunque fuera disimulado.

De ahí que, esta vez al menos, el redicho Pablo Iglesias se ha pasado de filibusterismo intelectualoide al meter en el mismo saco a Puigdemont y a los republicanos exiliados en el 39, víctima del odio de una ideología fascista y violenta.

Por mucho que él, el vicepresidente iluminado, vaya varias “verstas” por delante de la medianía general que no parece estar a su altura de miras, o que no queremos elevarnos tanto sobre la dignidad media de quienes, sabiendo distinguir los contextos, solo podemos tener respeto mayúsculo sobre la tragedia del exilio republicano.

Con todo el respeto a los intríngulis del independentismo catalán caído en su propia trampa y en la de los ajenos que tampoco eran mancos. Como para que Pablo Iglesias no volviera a tocar la memoria, ya manoseada en bastantes ocasiones, del exilio de miles, de millones de compatriotas que se jugaron la vida y la dignidad por una legalidad que muchos tanto echamos en falta.

Por mucho que sus juegos dialécticos, malabarismos vanos, con su soberbia intragable y su necesidad de estar en misa y repicando más veces de las convenientes acabe por hacer cumplir el dicho de que “quien mucho habla, mucho yerra”.

Y más si da la sensación de que, a menudo, prefiere quedarse en el arabesco propio de su galanura expresiva, se supone, que en la aplicación de la faena sensata y en profundidad, por la lealtad y la buena gestión, con menos adornos verbales y más sustancia y claridad en la valoración de lo que nos ha hecho más grandes, más decentes y más dignos, a la sombra del buen hacer y mejor ejemplo de quienes nos precedieron, en el sacrificio, el arrojo y el castigo del exilio… por patriotas y por legales, por compatriotas sacrificados y entregados.

Y si no hacer el pequeño ejercicio de memoria del breve pero trágico exilio, sufrido por el gran poeta Machado, escapando por la frontera, a pie, desvalido, “muerto de pena”. Coherente e invencible, desde su fragilidad heroica, no domeñada por la resuelta ira de quienes le perseguían a muerte, a él como a otros tantos millones de españoles/as: “Y cuando llegue el día del último viaje, y esté al partir la nave que nunca ha de tornar, me encontraréis a bordo ligero de equipaje, casi desnudo, como los hijos de la mar”. Antonio Machado.

Habares

Antonio García Gómez es socio de infoLibre

Más contenidos sobre este tema




8 Comentarios
  • Angel10 Angel10 23/01/21 17:42

    ¿De verdad que esa es la única parte de la entrevista con Pablo Iglesias que os ha sugerido una reflexión?

    Metió la pata hasta el corvejón, no seré yo quien le defienda, pero ¿Tenéis algo que decir sobre crear una empresa pública de energía? ¿Algo que decir sobre las presiones al gobierno, o sobre el aumento del SMI o el sostenimiento de las pensiones?

    Si las mismas izquierdas nos dedicamos a machacarnos, tranquilos ya vendrán quienes se aprovecharán de ello y no serán las izquierdas precisamente

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    0

    1

    • JesusF JesusF 23/01/21 23:16

      Ya que no sólo no tiene la decencia de dimitir sino que se reafirma ufano, los de Pablo Iglesias deben determinar ya algo respecto a Pablo Iglesias y los suyos: la omisión también se castigará. La mezquindad que demostró y el apoyo infame que tiene por demasiados que se autodefinen de izquierdas -aunque al fin hoy el Presidente ha sido muy claro al respecto- demuestra unas carencias democráticas inconcebibles y algo atemorizadoras tras 42 años ya de convivencia gracias a la Constitución Española que me llevan a resumir con una cita que me viene a la memoria, aunque sea de humor, atribuida al ministro Pío Cabanillas:
      “Todos al suelo, que vienen los nuestros.”

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • JesusF JesusF 23/01/21 22:58

      Lo más llamativo, por ser tan sorprendente como inesperado es eso. De políticas de izquierdas nada nos sorprende, y también sabemos que no puede atribuírselas sólo a su partido. De él además, Yolanda Díaz ha hecho más sin hacer ostentación que todos los demás de UP juntos. El problema gravísimo es el tratado tan bien por el articulista. Añado que es absolutamente inadmisible que desprecie de esa forma tan infame la presunción de inocencia que recoge nuestro ordenamiento constitucional. Tanto en el caso del Emérito como en el del Expresidente fugado no se ha celebrado aún ningún juicio y ambos tienen garantizado ese derecho, pero es obvio que siendo éste el cabecilla de los hechos que se han condenado como secesión por el Tribunal Supremo realizados por varios de sus colaboradores a sus órdenes, es más que probable que su futuro juicio tendrá una sentencia de una dureza igual o superior.
      Respecto a calificar a él como exiliado es un insulto para los que lo fueron de verdad, por cierto, ninguno secesionista catalán durante el Franquismo, como bien ha contado Sartorius.
      Sólo D. Juan Carlos está residiendo fuera y puede volver y vivir aquí libremente. El otro huyó y si se le caza va a chirona.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

    • Isa. Isa. 23/01/21 22:23

      ¿Ha registrado propuesta parlamentaria sobre una empresa pública de energía?

      ¿Qué conclusiones pueden resultar el día después, a una entrevista al Vicepresidente segundo de gobierno de coalición, si se siente víctima de una trampa por parte del entrevistador? ¿Desahogo por rrss?

      Es esa "presión" la que requiere la sociedad, cuando hemos logrado la oportunidad histórica, inédita! de formar un parte de un gobierno de coalición? ¿Qué fórmula nos presenta para hacer frente a los problemas sociales, a la extrema derecha.. ?

      Soy fan de la reflexión propicia, a raiz de declaración, y reafirmante a posteriori. Admiración no hallo en el hábito de respuesta aire. Pero guardo en mi mochila una bastante integral; Somos sociedad, por lo tanto en cuanto; la "presión" es exclusiva nuestra.

      De momento, le propondría ejercicios elementales a Pablo iglesias: Tierra. Agua con mesura para una germinación potente, concentrada en baja energía emocional. Sol no directo.

      Angel10, comprendo su comentario.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      3

      • Isa. Isa. 23/01/21 23:38

        * Reafirmante a posteriori no es producto de cosmética, ni abono vegetal. Es una bosta de tamaño catedral.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        3

  • Grobledam Grobledam 23/01/21 11:42

    Artículo sentido, y con sentido. Excelente.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    4

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 23/01/21 07:35

    Luis Garcîa Montero dio cuenta en una columna "verso libre" como en Collioures unos indepes increpaban a los que habîan venido a homenajear a Antonio Machado. Y segun Iglesias el jefe de esos indepes serîa exiliado de la misma manera que Antonio Machado...

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    4

    • pakomarti pakomarti 23/01/21 13:55

      Excelente articulo.-

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

 
Opinión