X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Librepensadores

Hace tiempo que toca

Mario Diego Rodríguez
Publicada el 23/01/2021 a las 06:00

Los años se siguen y si no son iguales se parecen mucho. En el que nos encontramos actualmente, comenzó más bien peor que terminó el que dejamos atrás. De salvar a la economía a salvar las navidades, pasando por el turismo de verano y otras fiestas, la pandemia sigue sembrando muertos, ola tras ola; nuestro sistema capitalista tan alabado por los adalides del liberalismo, ni siquiera es capaz de, masivamente, fabricar y distribuir las vacunas a tiempo. En lo que se trata de la pandemia, en enero de 2021 estamos peor que en marzo de 2020.

2020 nos deja con casi 3,9 millones de parados, 12 millones de personas bajo el umbral de la pobreza, colas kilométricas a las puertas de los bancos de alimentos, una Sanidad pública exhausta con sus plantillas al borde de la ruptura; mientras, las 23 personas más ricas del Estado español han visto crecer su capital de 19.200 millones de euros. Desde un punto de vista social, 2021 comienza exactamente de la misma manera que terminó el precedente y sin que el Gobierno progresista nos ofrezca ninguna perspectiva seria para que esto cambie de rumbo.

Si la pandemia ha sido un factor de aceleración de la crisis económica, sin embargo, ésta no es la causa. Como tampoco está tan claro, como lo explican los economistas burgueses, qué parte de dicha crisis ha sido provocada por la interrupción forzada de la actividad económica debido a la pandemia y qué parte provocada por el pésimo funcionamiento del capitalismo.

Mientras la pérdida de empleo, la precariedad y el zambullón en la pobreza son el pan de cada día de millones de personas trabajadoras, la fortuna de los multimillonarios europeos se incrementó de un 14%. Y este incremento no se debe únicamente a las fluctuaciones de los valores bursátiles —la ráfaga de fusiones y adquisiciones en el mundo en 2020 alcanzaron 3,6 billones de dólares conforme afirman los especialistas—, sino también a los planes de recuperación puestos en marcha por los diferentes estados y el apoyo de los bancos centrales. En España, la fortuna de los 23 españoles más ricos, según la revista Forbes creció de un 16%, el patrimonio bursátil de alguno de entre ellos osciló en su incremento de entre 40% al 50%.

No será con los presupuestos históricos que entran en vigor este año que el rumbo cambiará. Si excluyésemos las ayudas europeas, al fin y al cabo, de históricos tendrían poco; en ese caso, la suma dedicada al gasto público con respecto a los presupuestos del gobierno del PP en 2014, mejoró de 3.500 millones. Por lo demás, lo esencial de los presupuestos consiste en convertir las ayudas públicas europeas en una inyección de liquidez para las multinacionales: 9.330 millones de euros para repartir entre la Sanidad pública, la Educación y el ingreso mínimo vital; 23.000 millones para infraestructuras, cambio de modelo productivo e investigación y desarrollo (I+D), millones de los que se beneficiará principalmente la patronal.

Sí, olvidaba algunos retoques en la tasa de imposición a los más ricos. ¿Dinero para la creación de grandes empresas públicas? ¿De un banco público Estatal? Ninguna rúbrica en los presupuestos. Por parte de los ministros del PSOE no es sorprendente que no cumplan ni tengan la intención de cumplir con el acuerdo de Gobierno firmado con Unidas-Podemos. ¿Pero estos últimos?

Es verdad, que recientemente, alguno que otro, ha descubierto, según dice Pablo Iglesias, que los poderosos no son tan malos como pensaba sino aún peor y que gobernar no es poseer el poder, con lo cual hacen lo que pueden. Es más, también nos pide de tener en cuenta que la correlación de fuerzas en el gobierno no es favorable a su partido, cierto, pero eso ya lo sabían antes, digo yo. ¿Entonces?

Pues por lo visto, si creemos en lo que Pablo Iglesias dijo a Gonzo: “No promoveremos una crisis de gobierno”, dicho de otra manera y parafraseando a Monedero: “Seguiremos tragando sapos”. “Unidas-Podemos seguirá haciendo lo que pueda en el Gobierno con sus 35 diputados en el Congreso”, —porque, ¿será diferente cuando tengan 70 o 100?— “no hacerlo sería complacer a la derecha” y mejor quedarse porque si UP no cogobernara las cosas serían peor.

En resumidas cuentas, la excusa de todos los partidos reformistas a la izquierda de los socialistas que por una razón u otra cogobernaron o cogobiernan con ellos. No esperemos más, no es “ahora toca”, como dice el eslogan de UGT y CCOO, ya hace tiempo que toca. Que las cosas cambien radicalmente solo depende de nosotros y de nuestra combatividad.

Mario Diego Rodríguez es socio de infoLibre

Más contenidos sobre este tema




4 Comentarios
  • Mario José Mario José 24/01/21 15:41

    Buenas tardes, antes de nada, quisiera daros las gracias por haberme leído y también por vuestros comentarios.
    Angel, no acepto tu pregunta, no porque me molesta sino porque me niego a optar entre la peste y el cáncer. Tampoco la acepto porque los poderosos llevan más de cien años haciéndonos el mismo chantaje. Después de la primera crisis del petróleo y más tarde la saturación de los mercados, las patronales pedían ayudas a sus Estados respectivos so menaza de cerrar las empresas. Y así nos encontramos en la situación actual. “El precio de la electricidad es muy cara, hay que rebajárnosla”, y los gobiernos ceden, incluso los sindicatos piden que se les rebaje el precio. Y como eso en muchas situaciones similares: reducir el pago de las cotizaciones sociales, el alquiler o toda clase de impuestos. En definitiva, estamos pagando para poder trabajar desde los años ochenta.
    No sé a que te refieres cuando hablas de utopía, pero si te refieres a la posibilidad para la clase trabajadora de tomar el poder, no estoy convencido, precisamente, que esto último sea más utópico que lo que propone Larry, poco a poco. En eso también llevamos más de cien años para que algo cambie. Cuando creemos que vamos por el buen camino, de sopetón volvemos 20 años atrás porque las arcas de los poderosos no se llenan al ritmo que a ellos les gustaría. Gracias de nuevo. Buen día

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Larry2 Larry2 23/01/21 20:08

    Mi impresión es que hay que ir poco a poco avanzando. No es fácil, la presión sobre la izquierda de todos los poderes es brutal. Por lo menos seguir consolidando gobiernos de coalición. El poder neoliberal del Psoe es grande, habrá que poner en evidencia su discurso, pero esto es lo que hay. Los votos son así, me gustaría que la izquierda fuera más fuerte, para poder hacer frente a todo esto, multinacionales, corrupción, derecha extrema, derecha neoliberal, y un Psoe al servicio de..  agur.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Angel10 Angel10 23/01/21 17:55

    Y si, hace tiempo que toca, pero debemos ser conscientes de nuestra fuerza y ser pragmáticos sin perder de vista la utopía.

    Ginsberg decía, "El mundo es una montaña de mierda, si queremos moverlo hemos de cogerla a puñados"

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Angel10 Angel10 23/01/21 17:53

    Es prudente no confundir el querer con el poder y en muchos casos lo perfecto es enemigo de lo bueno.

    No quiero ser conformista, pero sin el apoyo de UP estaría gobernando la derecha con el PSOE ¿Crees que sería mejor para lasa clases medias y trabajadoras?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

 
Opinión