X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Librepensadores

Los precios de los alquileres

Publicada el 23/03/2021 a las 06:00

Se está tratando de resucitar la política franquista de fijar por ley los precios de los arrendamientos de viviendas. Como nací en 1932, he sido testigo de las vicisitudes del inquilinato y tiemblo al pensar que pueda resucitar la solución franquista para alojar a los pobres.

Al terminar la Guerra Civil, llevábamos más de tres años con las constructoras paradas o al ralentí. Mi padre construyó, junto con tres socios, una fábrica de ladrillos en Illescas y tuvieron que suspender pagos porque nadie compraba ladrillos. Tras la victoria de Franco, los centenares de miles de recluidos en campos de concentración o presos en las cáceles no podían socorrer a sus familias que habían quedado en la calle. Y también entre los vencedores había muchos que no pudieron ser alojados.

La solución fue cristiana: la caridad de los propietarios de viviendas. Porque, a pesar de los incrementos que regularmente se aplicaban a las rentas, los mismos iban muy por detrás de la subida del coste de la vida y del precio de real de mantenimiento de la vivienda, con lo que paulatinamente fueron vendiéndose en pérdida a sus inquilinos. Porque el drama español es que los salarios bajos y los trabajos temporales o eventuales no alcanzaban ni siquiera para pagar los costes mínimos ni las reparaciones necesarias. Yo no niego que a las grandes inmobiliarias y a los alquileres turísticos haya que meterles mano. Pero no se debería repetir la condena a muerte de los arrendamientos de vivienda.

Porque en el franquismo llegó un momento en que solo se construían viviendas de protección oficial y prácticamente dejaron de construirse viviendas de renta libre.

Tras el plan de estabilización de 1959, la Ley de Propiedad Horizontal de 1960 condenó a muerte la construcción de casas en alquiler libre. Quien quería una vivienda y sus condiciones económicas no le daban acceso a una de protección oficial, que la comprase en el mercado libre. Los bancos se forraban con los intereses hipotecarios.

Volver ahora a recorrer las mismas etapas, tiene un segundo peligro. Por razones obvias muchos padres viven con sus hijos y muchos hijos en el domicilio de los padres y para procurarse unos ahorrillos arriendan la vivienda que dejan libre; muchos emigrantes alquilan su vivienda en España soñando con su retorno y muchos pequeño-burgueses como yo han comprado una segunda vivienda pensando en aumentar la pensión de jubilación. No somos los más indicados para hacer obras de caridad, aunque con ello ganásemos el cielo.

Antonio Rato es socio de infoLibre

Más contenidos sobre este tema




7 Comentarios
  • Jubilator65 Jubilator65 23/03/21 20:00

    Lo que se quiere hacer ahora no tiene nada que ver con la antigua ley de arrendamientos urbanos, que se reformó si mal no recuerdo en 1994, pues esa ley dejaba la vivienda en manos de los arrendatarios, que podían dejársela a sus hijos tcon el mismo arrendamiento, y no estipulaba incremento del alquiler por lo que pasaban decenios pagando lo mismo, no se va a volver a eso, ni es lo que pretende UP

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    0

  • elcapitantan elcapitantan 23/03/21 13:13

    (cont) Con el "socialista Boyer", ministro de Felipe Gonzalez, comenzó un alza imparable del precio de los alquileres por parte de sus propietarios que hizo cada vez más negativo alquilar y la población optó por la compra al ver que el precio del alquiler era prácticamente el mismo que la mensualidad de una hipoteca. Les suena, verdad?.
    Es decir, con esa ley, se dirigió a la poblacion (como borregos al matadero) hacia la compra de pisos donde los grandes empresarios ya estaban posicionados para ello. Aqui se ve claramente la influencia de decisiones politicas en la economia privada del pais.
    Esta fué la Primera Burbuja Inmobiliaria española de la Democracia provocada por el Gobierno que se dice socialista.
    El resto ya es conocido por todos, Aznar siguió y empeoro la politica de vivienda para los compradores y la gente desesperada volvio al alquiler.
    Y hoy no se puede ya ni comprar ni alquilar. Y el ministro Abalos pretende subvencionar con nuestro dinero a los tenedores de pisos, sean abuelos jubilados que disfrutan de un piso propio y otro u otros para alquilar, cuando los jovenes no tienen ni uno para vivir, o grandes fondos buitre. Siempre la misma basura del PSOE-PP.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Angel10 Angel10 23/03/21 13:03

    Es curioso, pero entre la limitación de los alquileres y la construcción de viviendas protegidas, todas aquellas que llevaban el yugo y las flechas en una plaquita, el franquismo tubo una política de vivienda mas social que la democracia. Deberíamos reflexionar sobre ello.

    Sobre lo que dice el autor del artículo, comprendo que algunos propietarios de las viviendas que se llamaron de "renta antigua" fueron los que acabaron pagando parte de esa política social franquista y por supuesto no debía haber sido así, las políticas sociales hay que pagarlas con los impuestos progresivos de todos los ciudadanos.

    De los grandes tenedores de viviendas, creo que hay poco bueno que decir, ni entonces, ni ahora.

    Los gobiernos deberían gobernar para la mayoría y la mayoría son las clases medias y trabajadoras.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • elcapitantan elcapitantan 23/03/21 13:02

    Comparar la España de la posguerra inmediata, con el parque inmobiliario destruido por la guerra y el boicot extrajero a la España de Franco, con el inmenso exceso de construcción de la España actual en manos de bancos y especuladores, no soporta la minima lectura.
    En aquellos años "nadie compraba ladrillos" dice el articulista de casi 90 años. Por supuesto las familias intentaban comprar PAN, algo que no siempre conseguian. Y la solucion NO fue cristiana ni mucho menos, la solucion fue, para los represaliados, apiñarse abuelos, tios, padres e hijos en miseras cochiqueras para intentar sobrevivir (vease la pelicula "El pisito" que describe fielmente el problema de falta de vivienda aun ya entrados los años 50) mientras el poco cemento que entraba en el pais se utilizaba para construir pisos para los militares y falangistas "valerosos".
    En los años 60, con el plan de estabilizacion,de los llamados Lopeces (Lopez Rodo, Lopez Bravo y Lopez de Letona) y con la entrada de divisas provenientes de la emigracion masiva (más de 2 millones en una España de 30 millones de habitantes)y el dinero proveniente del turismo europeo por los precios baratisimos de España y del exodo del campo a las ciudades, se comenzó la construccion masiva de pisos baratos y de apartamentos turistticos a mansalva y sin ningun tipo de control de costas. Ese ha sido el modelo seguido desde entonces (años 60) por los empresarios españoles en general.
    Ya en democracia, en los años 80, con el PSOE en el poder y con la inmensa mayoria de la poblacion viviendo de alquiler con precios controlados y asequibles, el ministro liberal Boyer saca el inolvidable Decreto Boyer por la que los propietarios y arrendadores de viviendas y locales podían alquilar sus inmuebles con total libertad, sin tener que pasar por que la duración de los contratos se fuera indefinidamente prorrogando en el tiempo hasta agotar las subrogaciones legales por fallecimiento del inquilino. La prórroga forzosa de los contratos, establecida desde años atrás en las leyes especiales de arrendamientos urbanos, quedaba de este modo suprimida de un plumazo. (cont)

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • senenoa senenoa 23/03/21 10:27

    Ni es la misma realidad ni es el mismo problema. Ahora se trata de limitar, por ley, las subidas especulativas de los alquileres en determinadas zonas tensionadas; nada que ver con la falta de viviendas del franquismo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Sady Sady 23/03/21 10:26

    Yo alquilé un piso y a los tres años, en los que ni una sola vez me retrasé en el pago, me subieron el precio un 24%.¿No son hechos como este dignos de "meter mano"?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Canija Canija 23/03/21 08:16

    Perdone, no se trata de que los arrendatarios hagan obras de caridad sino de poner un precio justo a un bien absolutamente necesario. Es absolutamente injusto que aprovechándose de que la gente necesita una vivienda se les ponga precios desorbitados en muchas ocasiones por cuchitriles inhabitables o aunque estén habitables . Una cosa es la inversión y otra muy distinta la especulación 

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    3

Lo más...
 
Opinión