X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Librepensadores

'Regere imperio populos'

Manuel Jiménez Friaza
Publicada el 06/05/2021 a las 06:00

A Hitler no hay que ponerle cuernos y rabo, ni contentarnos con repetir los memes (anti)nazis, pensando que con ese exorcismo banal eludimos su perversa influencia y su reencarnación en cualesquiera otros políticos enloquecidos. Hay que recordar sus palabras brutales, como hacía Aimé Césaire en su "Discurso sobre el colonialismo".

"Nosotros aspiramos no a la igualdad sino a la dominación. El país de raza extranjera deberá convertirse en un país de siervos, de jornaleros agrícolas o de trabajadores industriales. No se trata de suprimir las desigualdades entre los hombres, sino de ampliarlas y hacer de ellas una ley".

Hitler no fue una anomalía aberrante, estaba allí, al final del camino del colonialismo, en la reserva activa, para cuando su presencia se convirtiera en "necesidad histórica". El colonialismo nace de la necesidad insaciable de nuestra economía/mundo de obtener recursos naturales y mano de obra esclava o semiesclava, para que la acumulación de capital y la circulación infinita de mercancías y personas permitiera que la cuota de beneficio de los capitales no dejara de crecer.

Este proceso suponía una ampliación de la "acumulación primitiva", una globalización de la plusvalía, en términos estrictos, que no ha cesado aún. Tampoco la dolorosa violencia, privada e institucional, cotidiana o bélica, con que se ha producido desde los orígenes de nuestro mundo. Así pues, hablar de neocolonialismo, como se suele hacer, es una redundancia innecesaria: adaptándose ejemplarmente, con su ingente máquina propagandística, a los procesos de descolonización, los imperios coloniales rampantes mantienen vigente su bulímica rapiña, que amenaza con engullir el planeta todo. Por eso se vuelven a oír, con toda naturalidad, justificaciones darwinistas como las de Renan, que citaba también nuestro admirado Césaire: "Una raza de trabajadores del campo, los negros; sed con ellos bondadosos y humanos y todo estará en orden; una raza de amos y soldados, la raza europea…".

Tiranuelos como Modi, Orban, Erdogan, Jinping, Duterte, o Bolsonaro estaban ya allí esperando la llamada, al final del camino. Han desenterrado las infames viejas palabras de menosprecio y odio, los rancios discursos que, pudorosamente permanecían larvados y ocultos en el silencio de la vergüenza, ya desaparecida en la obscenidad contemporánea. Nuestro olvido y carácter acomodaticio, nuestra desatención suicida frotaron el frasco de los deseos de las castas de amos y soldados e hicieron aflorar el pestilente elixir que envenena, otra vez, los aires del mundo.


Manuel Jiménez Friaza es socio de infoLibre

Más contenidos sobre este tema
Etiquetas




3 Comentarios
  • Angel10 Angel10 06/05/21 18:32

    Hace 100 años se pensaba que la educación nos haría libres, ahora la generación mas formada de la historia de España está idiotizada con estupideces.

    Los pobre votan a favor de las cosas de los ricos, porque piensan que un día quizás ellos también sean ricos, ¿Cabe mayor estupidez?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • diego lopez diego lopez 06/05/21 09:47

    Ayer contesté un comentario no sé si decir ingenuo, porque se horrorizaba de que tras la matanza que provocó la pandemia en Madrid Ayuso casi lograse mayoría absoluta.
    ¿Qué nos importa dónde y cómo se hace la ropa barata que compramos en C&A, H&M, Zara, Primark...?, ¿qué nos importa de dónde viene si tenemos alguien que cuida de nuestros mayores o limpia nuestras casas por cuatro euros sin contrato y sin asegurar?, ¿qué nos importa quién reparte los productos que compramos online y en qué condiciones trabaja?, ¿qué nos importa cómo se produce el café que compramos?.
    Y podemos seguir con más y más y más. Quienes no les importa nada también votan.
    Salud y República

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • t.santiuste t.santiuste 06/05/21 09:23

    Escalofriante. ¿Tanto como nuestra tenencia suicida al olvido y la consideración?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

Lo más...
 
Opinión