Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Librepensadores

Amores de niño

Publicada el 09/05/2021 a las 06:00

Cuando vi la llamada entrante en mi móvil de "Pablo de Valvanera", el hijo de mi querida amiga, supe que después de tanto tiempo, no podía ser nada más que lo que yo, desde ese mismo tiempo me temía.

Mi queridísima amiga se había ido a descansar a sus 90 años, pero ya sabía que siempre estará en mi mente, en mi corazón y en los recuerdos de mi niñez, que he dejado en un libro de recuerdos. Siempre se ha dicho que las personas no morirán mientras haya quien las recuerde y ella estará por muchos años en esos escritos, mientras haya alguien que los lea.

En ese momento pasaron por mi mente los entrañables recuerdos en una humilde casa de vecinos de un humilde barrio de Córdoba, en aquellos años 50.

Es curioso, cómo una breve noticia puede atraer de golpe tantas imágenes a la mente, aunque en este caso estén facilitadas, al tenerlos documentadas con relatos entrañables, con fotografías con palabras y muchas reales que tantas personas aportaron, de haberlas recopilado, ordenado y contrastado con tantas vecinas y vecinos, dedicándole mucho trabajo y más cariño a mi primer libro de recuerdos.

Aquella joven y linda vecina, la mejor amiga de mi querida madre, a sus 26 años fue mi amor platónico de los 14 años, esos amores que jamás se olvidan y que siempre parece que fue ayer.

Cuando hace 16 años, en el 2005, fui personalmente a su pueblo en Ciudad Real, a llevarle el libro de recuerdos de aquella época, se llevó un inmensa sorpresa y alegría y descubrió lo que siempre había sido un secreto de aquel niño que empezaba a ser adolescente. A continuación, el poema "Amores de niño" que, con una pincelada de humor, resume lo que fueron aquellos tiempos y en aquellas casas de vecinos y pude entregárselo a mi querida amiga después de 40 años, de aquel amor platónico de niño, que con el tiempo se quedó́ en verdadero respeto y cariño fraternal para siempre:

Amores de niño

Medio en broma medio en veras
a mi madre una vecina comentaba
porque siempre con las niñas yo jugaba
persiguiéndolas por todas las aceras.

Paquita, parece que tu Juanillo
aunque corre más deprisa que las balas
al final va a salirte modistillo.
¡Solo juega alrededor de las chavalas!

Lo que ellas no podían imaginar
en aquellos duros años de posguerra
era que el chaval pudiera estar
tan salido como en celo está una perra.

Me gustaba la de enfrente, la de arriba y la del lado
y aquella buena vecina, aunque ya se había casado.

Y una calurosa siesta simulando que dormía
pude ver aquella joven al lado en el comedor
que silenciosa a mi madre una opinión le pedía
por saber cómo le estaba un bonito bañador.

Aunque a ellas parecía escandaloso
pues picante resaltaba su esplendor
yo recuerdo que, aunque todavía mocoso
me ponía como una moto y me subía “el color”.

Desde aquel mismo momento de ella me enamoré
con los amores de niño que muy celoso guardé
y recuerdo la ocasión que la acompañé a Antequera
cómo me sentí mayor y lo disfruté a su vera.

Fue mi platónico amor, mi querida Valvanera.


Juan Priego Romero es socio de infoLibre

Más contenidos sobre este tema




2 Comentarios
  • Aljime Aljime 10/05/21 02:55

    Amigo Juan, gracias por compartir tan simpáticamente tus entrañables recuerdos vividos en nuestro barrio natal.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Angel10 Angel10 09/05/21 12:18

    Recordar es vivir y los buenos recuerdos son instantes de felicidad

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

 
Opinión