X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Cómo lo ve

Enric Juliana: "Cuando oigan a un político decir que va a proclamar la independencia unilateral de Cataluña, no se lo crean"

  • El director de la delegación de La Vanguardia en Madrid cree que, debido al sistema electoral, "la batalla en el independentismo se dirime en Girona y Lleida"
  • Respecto a Salvador Illa entiende que "es el que se ha puesto en cabeza de la corriente de los catalanes que quieren pasar página"
  • Considera que Pablo Iglesias "está más preocupado por mantener una fluida relación con ERC y Junts en el Congreso que por las elecciones"

Publicada el 07/02/2021 a las 06:00

Cómo lo ve... Enric Juliana

El periodista catalán analiza con infoLibre las elecciones en Cataluña que se celebran el próximo domingo.

El veterano periodista catalán (Badalona, 1957) ocupa en la actualidad la dirección adjunta de La Vanguardia, además de ser el máximo responsable del diario en Madrid. Su voz está considerada como uno de los referentes más objetivos e independientes a la hora de analizar el complejo conflicto que se ha vivido en Cataluña en los últimos años. Habitual analista político en diferentes medios de comunicación, ocupa este domingo esta tribuna semanal en infoLibre para analizar de forma monográfica el proceso electoral que culminará el próximo domingo.

Elecciones en Cataluña

"Estas elecciones creo que plantean tres preguntas. La primera es: ¿queremos pasar página o no de estos últimos diez años? En el caso de que la respuesta sea afirmativa, cómo se quiere pasar página o cómo se puede pasar página. La segunda pregunta, que se dirige básicamente al electorado independentista, es: ¿nos apeamos o no nos apeamos? ¿Ponemos un pie en tierra y mantenemos el otro en el sueño de la independencia? Y luego creo que hay una tercera corriente: ¡Abajo la política! Estos diez años han creado muchos óxidos, muchas tensiones en el interior de la sociedad catalana. Y eso se traduce en algunas personas, en segmentos de la sociedad, en un rechazo a la política: ¡No quiero saber nada más! Y en el caso en el que se traduzca en voto vamos a ver quién se lo lleva".

La pugna entre Junts y ERC

"Hay dos vectores principales en estas elecciones que son qué partido se coloca al frente de los que quieren pasar página y qué partido se coloca al frente de los independentistas que dudan entre afirmar muy rotundamente "de aquí no nos apeamos" o algunos que dicen "oye, podríamos modularlo un poco". Los que dicen rotundamente "de aquí no nos apeamos" son Junts per Catalunya. Los que dicen "hombre, seguimos defendiendo la independencia, pero esto habrá que modularlo de alguna manera" son Esquerra Republicana. La batalla entre estos dos partidos en términos puramente electorales se dirime básicamente en las provincias de Girona y Lleida, donde el voto independentista es claramente mayoritario. Y eso explica por qué los tonos de esa pugna, son tonos altos. El empate entre los dos se puede decidir en circunscripciones donde la cultura política está bañada por el independentismo".

El nacionalismo conservador tradicional

"El PDeCAT, que se ha escindido en realidad del movimiento político de Puigdemont, ¿qué resultado va a obtener? Tengo la sospecha que la oposición que representa el PDeCAT, que es compartida por no pocos antiguos votantes de Convergencia, en esta ocasión puede ser absorbida en parte por la candidatura de Salvador Illa. Quien pilota en estos momentos la idea "pasar página" es Illa. Por lo tanto, este electorado de la antigua Convergencia que dice "volvamos un poco al mundo de ayer", en cierta medida, puede ser en parte absorbido por Illa. Luego, diría lo siguiente: Convergencia, el gen convergente, está representado también en Junts per Catalunya de una manera muy intensa. Junts per Catalunya es en términos electorales la variante, la cepa más eficiente del gen convergente".

La evolución de la CUP

"La CUP nació en el municipalismo y tardó en decidir presentarse a unas elecciones al Parlament porque su ámbito de actuación era estrictamente municipal. Dio la sorpresa en un momento dado en el que consiguió algo que Podemos estaba haciendo en el resto de España y que era condensar el malestar de un sector joven de la sociedad, aunque no exclusivamente, con la corrupción, con la degradación institucional. La CUP es un partido netamente independentista, que tiene entre sus electores gente diversa, pero que se nutre de personas relativamente jóvenes, catalanohablantes en su mayoría, y con una notable presencia de las clases medias políticamente radicalizadas. Si Junts per Catalunya y Esquerra Republicana no alcanzan la mayoría pueden conseguirla con la CUP. En este caso, de nuevo, esta pequeña organización política tendría la sartén por el mango en el ámbito independentista".

La verdad de la vía unilateral

"Voy a ser un poco incorrecto. Nunca interpreten literalmente lo que hoy están diciendo los líderes políticos catalanes, todos en su conjunto y de una manera muy especial los líderes independentistas. Hay que archivar o suspender momentáneamente la comprensión literal de sus palabras. Están hablando en términos emocionales básicamente. La política hoy, nos guste más o nos guste menos, es muy hiperbólica. Lo es también en el resto de España, pero en el caso de Cataluña puede alcanzar incluso niveles un poco grotescos. Cuando oigan a un político catalán, a un político independentista, decir "¡Vamos a proclamar la independencia unilateral de Cataluña!", no se lo crean. Está hablando para su público, está hablando para un público muy sentimentalizado que no quiere pensar que está derrotado, que todo lo que se ha hecho durante estos diez años no ha servido para nada. Esta es la clave".

Las posibilidades reales de Illa

"Illa representa en estos momentos el "pasemos página". En diciembre de 2017, con el artículo 155 aplicándose en Cataluña, con unas elecciones convocadas por el Gobierno de España, con los políticos catalanes recién ingresados en la prisión, con Puigdemont y otros antiguos consejeros en Bélgica, la tensión era extraordinaria y allí hubo dos posiciones. Por un lado, el "esto hay que frenarlo como sea", posición que encarnaba Ciudadanos, y "hay que resistir", posición que al final representó con ventaja Puigdemont. Bueno, ahora ya no es "hay que parar esto como sea", porque esto en realidad está parado. Ahora, Illa es el que se ha puesto en cabeza de la corriente de los catalanes que quieren "pasar página''. Mi impresión es que va a haber una transferencia de antiguos votantes de Ciudadanos hacia la candidatura de Illa importante y hay que ver también qué ocurre en el ámbito del PP".

El papel de En Comú Podem

"En Comú Podem es el partido de la alcaldesa de Barcelona y de Pablo Iglesias. Su posición es "nosotros queremos un gobierno de izquierdas en Cataluña", por lo tanto una alianza que incluya al Partido Socialista y Esquerra Republicana. El problema que tiene esta propuesta es que las otras dos partes no la aceptan en estos momentos. Pero, de nuevo, cuidado con tomarse al pie de la letra siempre lo que se está diciendo en campaña. Luego, me da la impresión de que Pablo Iglesias está más preocupado por mantener una fluida relación con Esquerra Republicana, y si pudiese ser con Junts per Catalunya, en el Congreso de los Diputados, porque eso da pie a la existencia de un bloque parlamentario que balancea al PSOE, como se vio en la votación de los Presupuestos. Quizá esté más preocupado por eso que por el resultado electoral de los Comunes".

El reto de Ciudadanos

"Ciudadanos está en una posición muy, muy difícil. Ciudadanos, en 2017, consiguió un resultado extraordinario en las elecciones porque fue capaz de recoger buena parte del voto de los catalanes que decían "¡Paremos esto!", después de unos meses de extraordinaria tensión. Y eso le supuso un volumen de voto de más de un millón de personas. Por primera vez, un partido no independentista, no nacionalista, se situaba en primera posición en las elecciones al Parlament. Ese capital lo han dilapidado. Primero, renunciaron a ir a la investidura a la que tenían derecho. Lo hicieron porque en aquel momento a Albert Rivera no le interesaba que la palabra "derrota" quedase asociada a su partido. Luego, abandonaron paulatinamente la política catalana. Ciudadanos traspasó su capital político, que estaba en Barcelona, a Madrid, en la aventura de Rivera, que sabemos que acaba muy mal, de intentar suplantar al PP".

El riesgo del PP

"El Partido Popular en estas elecciones arriesga mucho. Un mal resultado en Cataluña creo que tendría consecuencias en la política española. El PP viene ya de siempre de posiciones débiles en el Parlament de Cataluña, pero esta vez puede verse superado por Vox. Decía antes, hay en Cataluña tres pulsiones principales. Una de ellas es la de ¡Ya no quiero saber nada más de la política! ¡Abajo todos! Esa posición se traduce en una mayor abstención, pero también se traducirá en voto. Y quien tiene el mayor capazo para recoger ese impulso, esa sensación de rechazo, es Vox. Por lo tanto, la posibilidad de que Vox supere en votos al Partido Popular en estos momentos me parece verosímil. Habrá que ver el resultado. Si ello ocurre, no cabe duda de que eso va a tener una incidencia importante en la política general española y puede significar un serio problema para Pablo Casado".

Vox en el Parlament

"La presencia de Vox en el Parlament vendría a significar una ampliación del espectro. El Parlament de Cataluña es la cámara parlamentaria en España que tiene una mayor representación de partidos distintos, lo cual nos da una idea de la situación. Hay en el interior de la sociedad catalana muchos matices. No es fácil simplificarla. Si Vox entra en el Parlament y nadie desaparece, habrá uno más. Quiere decir que se añadirá un matiz más a un Parlament que, de alguna manera y salvando todas las distancias, yo siempre he creído que cada vez se asemeja más al Parlamento Israelí, en el que en estos momentos me parece que hay más de 12 partidos representados. En un parlamento tan fragmentado, a veces una oscilación de dos o tres escaños en una dirección o en otra puede ser absolutamente decisiva. Y eso también explica la pugnacidad de algunas zonas de debate político".

Efectos en la política española

"En estas elecciones, posiblemente, su significación política principal se dirima por un escaso número de escaños. Si se diese la circunstancia de que el independentismo perdiese la mayoría absoluta, circunstancia que en mi opinión es muy difícil que se produzca, estaríamos ante un vuelco extraordinario. En el supuesto de que se revalide la mayoría absoluta del bloque independentista, habrá que ver también por cuántos escaños y habrá que ver cuál de las dos formaciones principales del independentismo queda en primer lugar. Desde hace días, tengo el pálpito de que estas elecciones catalanas le van a complicar más la vida política a Pedro Sánchez y al Gobierno de España y, a la vez, puede que abran alguna perspectiva de futuro aunque no se sepa ver en el primer momento".

La trascendencia del resultado del 14F

"Me da la impresión de que, ante estas elecciones, en algunos circuitos de opinión españoles se ha generado la siguiente idea: "¡Esta vez lo arreglamos!". Lo siento mucho, pero creo que esa opinión habría que corregirla. La cuestión de Cataluña es una cuestión compleja, no es un invento. Esto viene de lejos. El encaje de la nación catalana en el Estado español es una historia que recorre el siglo XX. Ha habido momentos que se ha estado cerca de un equilibrio medianamente satisfactorio, pero los equilibrios se han ido rompiendo por diversos factores y con niveles de responsabilidad muy repartidos. Aconsejaría a todo el mundo que se fuese mentalizando a que la cuestión catalana, después del 14 de febrero, seguirá abierta. Seguramente con acentuaciones algo modificadas, con protagonismos que habrán cambiado y con perspectivas de futuro quizá nuevas, pero los milagros, en este caso, creo que no existen".

Más contenidos sobre este tema




45 Comentarios
  • Grever Grever 09/02/21 11:50

    ¡Que difícil! No el artículo pues me añade algo de luz a la complicación de la política catalana. Espero que el Sr. Juliana siga opinando en Infolibre.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Paco b. Molina Paco b. Molina 09/02/21 10:20

    Eric Juliana vuelve una y otra vez a utilizar un término tan etéreo como indefinido, “la cuestión catalana” este término sirve para un roto y para un descosido, pero nunca nos han explicado exactamente qué significa, eso si, con él se mete mucho miedo, es como “el coco”. al que todos temen, pero nadie ha visto. La novedad es que ahora, Enric nos dice que "Cuando oigan a un político decir que va a proclamar la independencia unilateral de Cataluña, no se lo crean" y esto si que es bueno, porque desde hace ya bastantes años, habían olvidado lo de La Vanguardia Española, flirteando abiertamente con el nacionalismo, y no quisiera pensar yo, que era por agradecimiento a esas generosas subvenciones que han tenido y tienen actualmente del gobern de la Generalitat. En fin Enric Juliana, quien te ha visto y quien te ve.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    2

  • Mitia Mitia 09/02/21 02:45

    Los catalanes llevan desde 1714 en pugna contra el centralismo español, eso so mas de 300 años y al paso que va, si todavia existe la Humanidad, dentro de 300 años la cosa estara igual.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Maestro Galiano Maestro Galiano 08/02/21 10:29

    A veces, la fuerza moral nacida de la ejemplaridad constituye el liderazgo más eficaz para dirigir a los pueblos y conducirlos por una senda de progreso y paz social. La disputa política a nivel mundial está presidida por una auténtica panda de mediocres fracasados en lo personal, sin título de ejemplaridad ni pasado, ni presente, ni futuro. La razón de su posición se basa más bien en la solución de su pan de cada día. Ello trasladado a nuestra sociedad hispánica, tiene reflejos que perturban la mente y vacían el espíritu. Es patético ver los discursos de Junqueras, Casado, Iglesias, Sanchez, García Egea, Puigdemont, Ribera-Arrimadas y sobre todo del mediocre Carles Riera, extraño personaje que agarra el discurso de la izquierda para destruir la izquierda y que más se parece a los personajes libertarios de los años 30 del siglo pasado. En esta perspectiva analizar lo que pasa en el ensoñamiento catalán, preñado de sentimentalismos, lágrimas, historias inventadas, razas, flautistas de Hamelin que llevan a los infantes al precipicio bajo la flauta cómico trágica de un aparecido como Rufian, constituye la mejor representación de un pueblo imposible que nada en la desventura de su propia existencia bajo el carácter de su singular individualismo. Todos nos acordamos con añoranza de nuestra infancia y niñez, nuestros pueblos y paisajes preñados de tiempos mejores, pero los recuerdos constituyen a veces la peor de las mentiras y ello jamás pueden ser condicionantes del futuro y mucho menos fuente de exclusividades, supremacías, insolidaridades y mentiras crueles preñadas de teoría política a lo Sabino Arana y su hijo predilecto autotitulado de izquierdas, Arnaldo Otegui. Estamos necesitados de mucha más Europa, más contacto externo a la aldea y más inteligencia política con algunos matices de realismo y pérdida de ensoñaciones patrias que jamás han traído la paz a los grupos humanos, sino más bien la guerra y el enfrentamiento.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    7

    14

    • cexar cexar 08/02/21 15:27

      Nos rascan un poco y nos sale rápido la tribu que llevamos dentro.
      Una lastima, el nacionalismo (de cualquier signo) es un cáncer para la sociedad.
      Salud y República,

      Responder

      Denunciar comentario

      2

      8

    • Grobledam Grobledam 08/02/21 11:06

      Excelente comentario.

      Responder

      Denunciar comentario

      3

      8

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 07/02/21 20:29

    Enric quedate en infoLibre, se paga poco pero como nos divertimos!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    6

    5

    • Ozaez Ortega Ozaez Ortega 08/02/21 07:10

      No te vayas tu tambien !!

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      3

      2

      • @tierry_precioso @tierry_precioso 08/02/21 08:08

        Buen lunes Ozaez!

        Responder

        Denunciar comentario

        1

        2

      • @tierry_precioso @tierry_precioso 08/02/21 08:08

        Buen lunes Ozaez!

        Responder

        Denunciar comentario

        1

        0

  • Jotaechada Jotaechada 07/02/21 16:32

    ¡Sabio y bienintencionado Enric Juliana! Gracias. Probablemente acierte en sus pronósticos el analista catalán, dada la amplia y profunda información en que se basa. A mí me sabe a poco, pero por suerte estoy curado de espantos y desilusiones: el independentismo esconde sus raíces en sentimientos mezquinos y patológicos de un orgullo cegador que impide ver la realidad verdadera, o sea QUE NADIE ES MÁS QUE NADIE, que incapacita para apreciar al vecino y gozar de las ventajas de estar juntos. Pienso en António Machado y en tantos otros perdedores, fracasados en su proyecto noble de unión de  los pueblos ibéricos. “Fue en España donde aprendí que se puede tener razón y ser derrotado” (Albert Camus). A lo mejor, esta vez, me equivoco.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    3

    19

    • alcornoque alcornoque 07/02/21 19:44

      La unión de los pueblos ibéricos es un proyecto noble y muy apreciable, pero no puede hacerse "por cojones" y basada el el "¡a por ellos, oé!". Ojalá fuese de otra manera, de forma democrática.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 3 Respuestas

      6

      7

      • Antonio Basanta Antonio Basanta 08/02/21 13:07

        ¿Me puede explicar de manera inteligible que es eso de la unión de los pueblos ibéricos? ¿Desde cuando existen los pueblos ibéricos? ¿Quiénes son los pueblos ibéricos?¿Como diferencia usted que una persona pertenece a un pueblo ibérico o a otro? ¿Dónde mete usted la realidad, esta sí realidad real, de que La soberanía de España reside en el pueblo español, principal articulo de la Constitución? ¿es que la democracia no existe en España y usted cuenta un cuento de la unidad de los pueblos ibéricos? ¿Qué parte de los pueblos ibéricos es el pueblo español soberano según la Constitución? Yo que soy de Vallecas ¿De qué pueblo ibérico soy? Una persona de l'Hospitalet de padre del mismo sitio y madre gaditana ¿De qué pueblo ibérico es? Yo creo que usted debería responder a estas preguntas echándole la misma fantasía e invento de eso de la Unidad de los pueblos Ibéricos. No estaría mal que usted bajara un pelín a la realidad de los Estados democráticos europeos y no fantasear con tonterías infantiles.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        3

        7

        • Rafitas Rafitas 08/02/21 18:26

          No se trata de lo que a usted le gustaría. Pero los sentimientos son así. Y el sentimiento de nación no está unicamente en los que tienen los ocho apellidos catalanes, sino en los vallecanos y gaditanos que se han incirporado sentimentalmente al país (y no por un síndrome de Estocolmo, precisamente)

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          9

          0

          • Antonio Basanta Antonio Basanta 08/02/21 20:31

            Preguntas ¿Qué es un sentimiento de nación? Se pueden tener sentimientos amorosos, poéticos, musicales, etc Pero ¿Sentimiento de nación? Si hay un sentimiento de nación lo tendrían que tener todos los hombres, ser un sentimiento universal. ¿Lo tienen todos los hombres? Yo creo que la inmensa minoría y además no saben explicarlo Otras preguntas ¿Cómo sabe usted que los vallecanos que viven en Cataluña tienen o pueden tener sentimiento de nación?¿De que nación, de la vallecana, de la catalana, de la Española o de todas o de ninguna? Es que usted lo que explica es como una religión monoteísta o fanática de que o crees en ella o te hacen creer a la fuerza. Es como cuando de pequeño te explicaban en la religión cristiana que Dios era uno y trino. Había gente que se lo creía, aunque fuera incapaz de explicarlo y había una minoría que era capaz de intentar forzarte a que lo creyeras e incluso a utilizar la violencia para que lo creyeras. Pues igual usted y el sentimiento de nación. No se si usted es capaz de matar por ello, o si es capaz que un Estado obligue a la fuerza a sus ciudadanos que tenga sentimiento de Nación. Simplemente es una mediocridad absurda. Porque además las democracias modernas, es decir las democracias, no se basan en conceptos sentimentales, sino en conceptos propios de la razón y así los Estados serian constructos históricos en los que viven una serie de individuos, a los que llamamos ciudadanos y todos ellos son libres e iguales en derechos y libertades y no puede haber un ciudadano que pueda decidir por el conjunto de ellos, ni una parte de ese Estado donde se puedan ejercer derechos sobre los territorios que no pertenezcan al conjunto de todos los ciudadanos libres e iguales, es decir al Estado democrático. La concepción romántica de la nación, basada en sentimientos es la principal causante de los mayores crímenes de la humanidad, por encima de las religiones. Y así el nacionalismo siempre es criminal. Es la razón quien ha dado paso a los Estados como norma utilitaria de convivencia de ciudadanos que han vivido juntos, hayan tenidos sus disputas o sus amores.

            Responder

            Denunciar comentario

            1

            6

  • JOECAR JOECAR 07/02/21 15:06

    Muy buen articulo, que pone sobre la mesa los ingredientes para preparar la escudella catalana del 14F. Siguiendo la idea que nos da Juliana, creo que las máximas de cada partido se empezarán a decantar en los últimos días de campaña y al estilo de las elecciones a la Knesset (buena similitud), serán un aviso para los pactos. Illa con su "pasemos pagina" está claro para mi que irá con hay que modular el independentismo de ERC, SUMANDOSE ECP con "queremos un gobierno de izquierdas". En todo caso pienso que si no hay poca participación por miedo al COVID19, estas elecciones pasarán a la historia como las de ADIOS AL INDEPENDENTISMO UNILATERAL.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    5

  • BardenF BardenF 07/02/21 14:38

    Hay que dar un paso valiente hacia adelante -hacia la República - y apoyar el voto independentista. La lucha de los catalanes es tambien por nuestra causa y hay que agradecerlo en vez de criticarlos. Lo que pase allí será tambien nuestro futuro, por una república justa y en contra de una monarquía que surrgió del franquismo y no ha dejado de ser corrupta. Despues ya tendremos opciones de votar izquierda o derecha. Pero hay que dar este paso. Gracias Cat por vuestra valentía.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 5 Respuestas

    21

    12

    • milvus milvus 07/02/21 18:50

      Lo intentaste, BardenF.cat, pero se te ve el plumero.

      Responder

      Denunciar comentario

      7

      4

    • Antonio Basanta Antonio Basanta 07/02/21 16:31

      La lucha de los catalanes de derechas (ERC) y de extrema derecha (JUnts) no es mi causa. Los xenófobos como Puigdemont y Torra no son mi causa ni de ningun ciudadano de bien. Los segregadores de la clase media alta y señoritos que viven del preces no son mi causa. La lucha de los catalanes tiene que ser en primer lugar contra los depredadores insolidarios secesionistas y luego junto los demás españoles por una sociedad mejor, mas justa, mas solidaria con las partes mas necesitadas de la sociedad y contra los extractores y castas sean secesionistas o no lo sean. Pero por ahora hay que intentar sacar de la preponderancia esos señoritos secesionistas, tan peligrosos para la igualdad y la solidaridad. No intente comer el coco confundiendo a los poderosos xenófobos secesionistas con el `pueblo catalán ni español. Los catalanes son infinitamente mejores que los secesionistas que les oprimen a la mayoría de ellos sobre todo a los trabajadores y clases pobres de Cataluña.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 3 Respuestas

      11

      19

      • alcornoque alcornoque 07/02/21 19:36

        ¿No serán los "depredadores insolidarios" los que se dedican a inocular el odio entre españoles?
        ¿No serán los "depredadores insolidarios" los que enfrentan a los catalanes con el resto de los españoles, y viceversa, para tratar de sacar réditos electorales en el resto de España porque en Cataluña y el País Vasco son minoría?

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        7

        9

        • Antonio Basanta Antonio Basanta 08/02/21 13:23

          En su primera pregunta tiene usted la primera respuesta. En Efecto, los depredadores insolidarios secesionistas son los que se dedican a inocular el odio entre españoles de unos nacidos en Cataluña y otros nacidos en otras partes de España, todos ellos españoles, libres e iguales. Veo que lo ha entendido correctamente.
          En su segunda pregunta de acuerdo en que los depredadores insolidarios secesionistas se dedican a inocular el odio entre catalanes y españoles, pero también entre los catalanes secesionistas contra los otros catalanes no secesionistas, o catalanes-españoles-europeos y les insultan y les llaman unionistas o españoles o vendidos o botiflers o extranjeros o ladrones. Pero da la casualidad que los secesionistas insolidarios predominantes pertenecen a las clases altas y medio altas de Cataluña y los insultados son predominantemente de las clases bajas y clases medio-bajas.
          Le reconozco que no todos los depredadores insolidarios son los secesionistas pero reconózcame usted que en Cataluña casi todos, o por lo menos los mas importantes, depredadores insolidarios son secesionistas. Y eso es lo que he querido marcar.
          Los puestos en las altas instituciones públicas se les dan a los secesionistas y, los jovenes secesionistas, tienen aspiraciones de que les coloquen a ellos, mientras que están vedados las personas no secesionistas. Y los catalanoespañoles, o bien se callan y se esconden o no suben en universidades, direcciones de la Generalitat, cargos de empresas publicas, etc porque esos puestos "son para los de aquí" dicen los depredadores insolidarios secesionistas, entendiendo por "los de aquí" no los catalanes que tengan mérito pero que opinan , sino los secesionistas aunque no lo tengan.

          Responder

          Denunciar comentario

          2

          11

        • Grobledam Grobledam 07/02/21 20:08

          Los españoles catalanes que no quieren una Cataluña separada de España no son minoría. Tantas veces mientan Vds, tantas veces habrá que corregirles y denunciarles.

          Responder

          Denunciar comentario

          5

          16

  • unlector unlector 07/02/21 12:24

    Catalunya está dividida por el independentismo pero no hay, digamos, odio entre las partes. Simplemente una parte trata de convencer a la otra fraternalmente, incluso en tertulias familiares de sobremesa. Que quizá no acaban siempre bien, pero precisamente porque se trata de convencer al otro de 'lo mejor' para el país.

    Pero como suban VOX y el PP, harán los indecible por sembrar ODIO y enfrentar una mitad con la otra a muerte. Lo mismo que han hecho siempre entre el resto de España y Catalunya.
    Su "a por ellos" de siempre.
    Vendrán a meter RUIDO sin importarles un bledo ni Catalunya ni los catalanes.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    9

    18

    • milvus milvus 07/02/21 18:46

      ¡Que Santa Lucía te conserve la vista!, aunque creo que ni tú te crees lo que escribes.

      Responder

      Denunciar comentario

      3

      4

  • Grobledam Grobledam 07/02/21 12:16

    La importancia del secesionismo en España es una ficción llevada a cabo gracias al duelo a cara de perro que desde siempre se ha dado en este país entre el progresismo (ilustrado/liberal/de clase: socialista/comunista/anarquista) según la época histórica en la que fijemos el punto de mira y de otro lado la cancurdia del Dios/patria/fueros y rey, más o menos mezclada con una burguesía de cortas miras que han provocado cuatro guerras totales entre españoles en las que los extranjeros han metido baza normalmente favoreciendo a la parte reaccionaria.
    El secesionismo siempre ha estado al lado del grupo de los fueros, salvo en el inmenso error del duelo comunismo/anarquismo fundamentalmente desarrollado en Cataluña y Aragón y que -a la postre- acabó ayudando a la victoria militar de la cancurdia (Todavía quedan restos de ese inmenso error de la izquierda en el apoyo al secesionismo en los territorios forales).
    Como he dicho antes, el enfrentamiento a cara de perro de las dos Españas ha permitido la supervivencia de unas mini-españas que jugando la baza del apoyo a uno u otro (más a otro que a uno, por eso el dinero y la riqueza están donde están) y barriendo siempre pa'dentro han naturalizado sus discursos penetrando e influenciando en la evolución política del Estado español hasta el punto de convencer a todo el mundo de que sin ellos el Estado entraría en fallo sistémico....y ahí estamos, viviendo una mentira democrática del tamaño de un elefante, donde unas minorías muy minoritarias hacen y deshacen a su antojo (busquen en internet "la dictadura de las minorías"), mientras la inmensa mayoría se dedica a acuchillarse metódicamente en las trincheras, incluido el Parlamento, el Gobierno, la Judicatura, el IBEX35 y las barras de bar.
    El día que tengamos la suerte de que esas dos Españas caigan en la cuenta del absurdo atrabiliario que pintó Goya en el "duelo a garrotazos", las cifras electorales cantarán; la negociación se impondrá; la lógica de las praxis política, económica e institucional nacional e internacional abandonará la incoherencia persistente y el secesionismo ocupará el lugar que le corresponde: minoritario y cada vez menos respetable. ¿O seguimos...?.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 6 Respuestas

    2

    26

    • luzin luzin 07/02/21 18:04

      Pienso que esas dos Españas murieron. A partir de los 60 ya el plan es claro: integración en las sociedades democráticas de mercado capitalista pletórico. España no es hoy muy diferente de el resto de naciones que forman el arco de la OCDE.

      De hecho el proyecto nacionalista vasco y catalán, el gallego existe pero más débil, no buscan nada diferente, piensan en crear sus estados e integrarse en ese "bloque". Por supuesto que las fuentes de ese nacionalismo beben en las turbias aguas del idealismo alemán donde los virus xenófobos y racistas encuentran el caldo adecuado para su multiplicación.

      Hoy, mayoritariamente, todos queremos formar parte de esas sociedades opulentas donde la verdadera democracia se ejerce en esos megacentros comerciales que nos ofrecen todo tipo de mercancias. De hecho, la propia política está transformándose en una mercancía sujeta a la leyes capitalistas y como producto se vende como la mercadotecnia. Ahora socialismo, liberalismo, ... se venden y se publicitan como la pasta de dientes o el Corte Inglés o Ikea: "pensamos en tí" y "la República Independiente de mi casa".

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 4 Respuestas

      5

      4

      • Grobledam Grobledam 07/02/21 20:00

        Lamento -Luzin- no estar de acuerdo con Vd en esta ocasión. El hecho de que no haya un Pacto de Estado entre los grandes partidos en el Parlamento español, cuando más se necesita por la emergencia sanitaria, la crisis económica anquilosada y el desmantelamiento del Estado por el cantonalismo secesionista, refuerzan mi hipótesis hasta la evidencia.
        Observe, por contra, como en los ricos territorios forales el Acuerdo de "su" Estado se da entre todos los partidos secesionistas con pactos anti-natura entre partidos de extrema izquierda que se autodenominan marxistas (je, je), liberales, social-cristianos, derecha burguesa de toda la vida e incluso nuevos partidos de corte xenófobo y populismo trumpista. ¡Todos a una!.
        Mientras....ni siquiera en esos territorios donde los votantes unionistas están siendo sojuzgados e incluso -hace no mucho- asesinados de tiro en la nuca, los partidos constitucionalistas fueron y/o son incapaces de llegar a un acuerdo que proteja a sus propios votantes y el imperio de la ley.
        No Luzin, desafortunadamente esas dos Españas no desaparecieron en los años 60, están muy vivas, incluso con asonadas carlistoides a la vieja usanza, modernizadas en sus métodos propagandísticos y técnicas de "Guerra Hibrida". (claro, ya no tienen ejércitos al uso), pero aún disponen de minorias fervientemente convencidas, medios de difusión, contactos internacionales y dinero suficiente para liarla de nuevo.
        Los patrioteros de uno y otro lado llevan afilando sus armas bastante tiempo....y el Estado actual, como las monarquías o repúblicas anteriores les deja hacer.
        Lástima, la carne de cañón será la de siempre. "Españolito que vienes al mundo, te guarde Dios; una de las dos Españas ha de helarte el corazón"; incluidos -por supuesto- los españolitos secesionistas, que también y siempre se han llevado las suyas. Es lo que tiene el nacionalismo patrioteril.
        Luzin, examine el caso de los "territorios forales" en la parte que les corresponde de Francia. ¿Observa Vd alguna diferencia?. Pues eso.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 3 Respuestas

        1

        9

        • luzin luzin 07/02/21 21:35

          Pero cuando tuvieron que aprobar el 155 si se pusieron de acuerdo. Y sobre todo defienden este sistema político partitocrático donde se reparten por turnos el poder. Evidentemente mi afirmación no es total, las partes de la historia las arrastramos y los ejemplos que usted cita están bien traídos. Es como afirmar que nuestros sistema político es completamente oligárquico, no es así, pero tampoco es completamente democrático. Esto ya quedó claramente definido por Aristóteles.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 2 Respuestas

          4

          2

          • Grobledam Grobledam 08/02/21 11:54

            Cierto y en lo de la Partitocracia le doy toda la razón.
            Yo no creo que los españoles tengan un gen distinto que les haga liarse a garrotazos con el vecino a la menor de cambio. Es más, mi larga experiencia viajera por el país (un regalo de la vida) me llevó a concluir lo contrario: es/o somos unos pueblos especialmente receptivos con el extraño. De qué iban a venir a este país casi el doble de turistas que habitantes hay si se les escupiera por la calle; cosa que por cierto está sucediendo últimamente en algún territorio y -en parte no les quito razón-. De qué iban a haber entrado cerca de 20 millones de emigrantes al país y no reventar sus costuras. No me puedo imaginar algo similar con los bárbaros del norte.
            No, el problema de este país está en el encuentro con su historia; una historia que nos han contado desde fuera y que es una mentira como un piano y en el caso de los territorios forales la mentira es del tamaño de un portaaviones. Una mentira que inducía a pensar que en la península ibérica no ha habido nunca fraternidad, ni cohesión, ni un proyecto común; que cada pueblo ha ido por su lado y donde no se ha respetado jamás la idiosincrasia del vecino; ¡mentira enorme!, y la variedad actual de costumbres, lenguas y tradiciones en tan escaso territorio da prueba de ello. Ay si los jacobinos hubieran plantaron sus reales por estos lares, iba a quedar de la nación de naciones lo que yo me sé. Miren al país vecino del norte, o un poco más arriba y se darán cuenta de que el muerto nos lo han endosado a nosotros mientras que lo mataron ellos con sus cazas de brujas, sus noches de cuchillos largos y cristales rotos. Los caminos reales por el centro de Europa o el de "tierra adentro" en Norteamérica llevaron el Renacimiento, el Barroco, la música, la cultura y también los Tercios para meter en cintura a los Príncipes de la Guerra medievales y nosotros nos creímos y nos creemos que somos el engendro del mal, un pueblo "bárbaro"que huele a ajo que apesta.
            Y nos lo creímos y lo seguimos creyendo y claro lo más fácil es deducir que "yo no soy de esos", soy europeo y España no es Europa. Analicen la historia y obtendrán la respuesta verdadera. Casi, la contraria.

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 1 Respuestas

            0

            6

            • luzin luzin 08/02/21 16:17

              Comparto absolutamente su último comentario.

              Responder

              Denunciar comentario

              0

              2

    • peruntros peruntros 07/02/21 12:27

      ¡ fantástico comentario !

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      4



Lo más...
 
Opinión