X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Comunicación política

La guerra de los indultos: malos tiempos para los equidistantes

  • Se trata de un conflicto en el que no hay espacio entre dos únicas posiciones a favor o en contra de que los presos independentistas finalicen su condena
  • Coincide en este caso la judicialización de la política con un evidente caso de politización de la justicia
  • El circo mediático va a vivir en plena convulsión en una batalla en la que la derecha anuncia elevar al máximo la temperatura de la discusión

Publicada el 28/05/2021 a las 06:00

El Gobierno ha decidido poner encima de la mesa uno de los asuntos más polémicos que tenía pendiente de resolución en esta legislatura. Aunque era más que previsible su posición favorable a la concesión de indultos a los presos independentistas catalanes, el interrogante se centraba en cuál iba a ser el momento elegido para intentar llevarla adelante. Esta semana se han desencadenado las primeras hostilidades de una auténtica guerra que, seguramente, se va a convertir en el centro de atención de los medios de comunicación durante las próximas semanas.

Se atisba una guerra cruenta y virulenta que va a tener lugar en diferentes campos de batalla en paralelo. De lo que se tratará al final es de poder establecer cómo queda el mapa político español en términos electorales. Se trata de un choque frontal entre dos posturas irreconciliables situadas en el sí o el no. El espacio intermedio apenas existe. Los españoles acabaremos inevitablemente secundando una de las dos alternativas. Las guerras binarias en las que no hay posibilidad de consenso alguno siempre son las más controvertidas y polémicas. Hasta los comentaristas más expertos en refugiarse en la retórica para no mojarse, lo van a tener difícil en esta ocasión. Malos tiempos para melifluos y equidistantes.

Un calendario limitado y ajustado

Una de las escasas ventajas con las que cuenta Pedro Sánchez es que, en este asunto, al menos puede manejar los tiempos. Según Toni Aira, profesor en la UPF Barcelona School of Management, "el Gobierno ha jugado con los tiempos en una era en la que esto es un campo de minas electoral. Ha esperado a tener Gobierno en Cataluña y al dictamen del Supremo que era prescriptivo. Ahora intentará driblar al máximo las primarias andaluzas". Parece claro que desea quitarse este complicado tema antes de reiniciar la legislatura después del verano. La deseada y previsible finalización de la campaña de vacunación y el arranque de las políticas de reconstrucción económica cabe suponer que coincidirán en el inicio del otoño.

Son dos grandes noticias para un Ejecutivo que no ha tenido un minuto de respiro desde su puesta en marcha. Superar lo antes posible el escollo de los indultos facilitará concentrarse en los grandes asuntos que decidirán la legislatura de cara a las próximas elecciones. Todo parece indicar que se completará en su integridad, por mucho que la oposición desee que no sea así. Tras la pandemia, los indultos centrarán a partir de ahora su intento de tumbar al Gobierno.

Los dos bandos sufrirán daños

A priori, da la sensación de que en este complejo conflicto bélico nadie va a salir indemne. No hay en España una postura clara y abrumadoramente mayoritaria sobre la cuestión. La derecha reforzará su apoyo electoral con una agitada campaña de acoso y derribo que, una vez más, ya ha anunciado. Según el experto en comunicación política Joan López-Alegre, “el PP y Vox deberían huir de todo el argumentario político y judicial y centrarse en la idea fundamental: que la concesión del indulto legitima el discurso independentista y les convierte en ganadores”. La cuestión es si ese reforzamiento de sus seguidores puede alejarle aún más del numeroso electorado que apoya un modelo descentralizado del Estado y que apuesta por el diálogo para la resolución del asunto catalán.

Por parte del Gobierno y sus socios, resulta evidente que lo que nos espera va a hacerles ganar adeptos en algunos territorios y en sectores progresistas partidarios de la distensión. A cambio, corren el peligro de perder conexión con electores posicionados contra el independentismo y que viven en territorios donde esta convicción está ampliamente extendida. De aquí pueden derivarse consecuencias políticas como un posible adelanto de las elecciones en Andalucía si el PP observa que los sondeos le son favorables. Este es el motivo por el que los socialistas han acelerado el proceso de primarias para elegir la cabeza de cartel en Andalucía. Después de lo sucedido en Madrid, no desean que les vuelvan a pillar unas elecciones sin un candidato consolidado y competitivo.

La batalla política

El enfrentamiento partidista ya ha arrancado. No se ha hecho esperar. Se ha iniciado al máximo nivel de temperatura posible, tal y como acostumbra a hacer la derecha en estos tiempos. La hipérbole se ha adueñado desde el primer día de una discusión que se va a alargar varias semanas. Una dificultad con la que va a contar la oposición va a ser la de cómo secuenciar una batalla en la que va a intentar que la temperatura no baje nunca del nivel de ignición. No va a haber un minuto de respiro en el Parlamento, en la actividad partidista y en la agitación callejera. Este conflicto vuelve a revitalizar el Trío de Colón que implica que PP, Vox y lo que queda de Ciudadanos van a luchar por liderar la representación máxima del duelo y la indignación. Habrá que tener paciencia.

En esta ocasión, el Gobierno va a poder contar con un amplio apoyo de los partidos periféricos. La avalancha no va a decaer en ningún momento, pero al menos contará con significativas voces diversas que le evitarán tener que afrontar en solitario toda la confrontación. Queda por ver cómo se acomodan los partidos independentistas en esta coyuntura. En principio, parecen haber adoptado un discurso calmado de aceptación del indulto y la exigencia de la amnistía. Participarán de forma activa en la polémica nacional. Siempre aportan lo imprevisible. Curiosamente, lo han convertido en previsible.

El entramado jurídico

La oposición ya ha hecho pública su voluntad de judicializar el conflicto. Se han anunciado todo tipo de recursos que acabarán por redirigir las decisiones políticas al ámbito de la Justicia. Es decir, vamos a vivir de manera muy intensa un nuevo episodio de judicialización de la política que va a ocupar una amplia cobertura mediática. Las interpretaciones y reinterpretaciones legales van a inundar el debate en estas próximas semanas.

Hay además una importante complicación añadida. Simultáneamente a la judicialización de la política en el debate nacional, vamos a vivir una intensa discusión sobre la politización de la justicia. El hecho de que los órganos judiciales implicados en esta materia tengan un marcado sesgo conservador, que ayer explicaba con detalle Ignacio Escolar, no se puede ignorar. Este conflicto va a enlazar directamente con la negativa reiterada del Partido Popular a la renovación de los órganos judiciales.

La eclosión mediática

Los principales argumentos de la discusión están ya encima de la mesa. Todos ellos pueden ser retorcidos y manipulados, tal y como ha explicado Daniel Basteiro. El circo mediático tiene asegurada la prolongación de su actividad hasta las vacaciones. Los indultos implican la confluencia de los principales asuntos que suelen ser de su agrado. Se trata de un conflicto que implica absoluta polarización. En consecuencia, los debates volverán a crecer en intensidad. La competencia será doble entre los dos bandos enfrentados, pero también internamente dentro de cada bloque por ver quién asume mayor protagonismo.

Como viene siendo habitual, la deriva emocional promete enfangar cualquier intento de debate sosegado y constructivo. Se trata de un territorio de discusión muy propicio al recurso emocional. Por un lado, la buenista y constructiva defensa de la concordia, el perdón y el reencuentro. Enfrente, la completa negritud: la amenaza socialcomunista, el amparo del independentismo y, en definitiva, la mayor amenaza de la historia a la unidad de España y a sus principios morales. No habrá límite para la exageración. Empieza el espectáculo.

Más contenidos sobre este tema




16 Comentarios
  • BardenFrente BardenFrente 30/05/21 12:58

    El indulto pretende humillar a los que hayan osado poner en duda la eterna y divina unidad de la monarquía española. Como no han cometido delito alguno, lo suyo es amnistía y reparación. Y derogar la ley inquisitoria nacionalista por la que han sido juzgados.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    2

  • Pez Pez 29/05/21 15:35

    En cuanto antes los indulten, mejor. Queda mucha legislatura todavía y el trio de Colón no creo que suscite aplauso generalizado. Ante cualquier comentario, Tejero, Tejero y Tejero. Como un espejo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • luzin luzin 28/05/21 21:33

    Si la campaña a favor de los indultos va de que si el fascismo, que si el trio de Colón, que si el franquismo... no va a colar ... Tenéis que argumentar por qué son beneficiosos ... lo cual es difícil

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    4

    1

    • Dver Dver 30/05/21 15:16

      No luzin. Argumentar por qué es beneficioso es fácil. Quién te debe un favor, te debe la vida. ¿Quécoño pueden hacer los independentistas contra quién les perdona? Y eso dejando aparte cuestiones morales com las que hay en el epitafio de Manuel Azaña: Paz, piedad y perdón. Lo puso en su tumba el Presidente de un Gobierno de España que sufrió un golpe de estado y le montaron una guerra, y que fue perseguido para fusilarle y tuvo que buscar refugio fuera de su país.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      1

      1

      • Pez Pez 04/06/21 17:37

        Piedad... parece una palabra pasada de moda, cuando es una de las más humanas y bellas.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • fergalaxio fergalaxio 28/05/21 15:12

    Me temo que la mayor parte de la gente no entiende qué ganamos con los indultos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    4

    2

    • Pez Pez 29/05/21 15:48

      La gente entiende más de lo que los medios y los exaltados suponen. La cuestión de la independencia de Cataluña no sólo es un tema muy sensible para los catalanes; también otros españoles la viven con sentimientos encontrados y profundos. Primero piensan en los catalanes que no quieren irse, en no dejarles solos. eso que quede claro. Y luego piensan en los otros, en los que sueñan un futuro propio y reservado con tristeza, porque a nadie le gusta que no le quieran, que quieran irse, y qué se le va a hacer...todo puede entenderse, es una raíz vieja ese sentimiento independentista.. En cualquier caso, nadie quiere que la situación se complique y los más patriotas, o mejor dicho, los que son españoles casi por herencia, los que viven aquí y tienen ese sentimiento de amor a lo cercano, a la tierra conocida, pues menos desean que las cosas se pong.an feas, pues es fácil imaginar que traerán sufrimiento y... violencia. Los indultos sí pueden ayudar y representarnos a todos; son millones los catalanes que lo quieren y desde cuándo hemos dejado de querernos. Casi que paro ya, que dan ganas de tirarse a la lirica para salir de estos sentimientos embrollados.

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      0

  • hayundi hayundi 28/05/21 12:36

    Mas allá de que sea justo, o no, el conceder el indulto, el caso es que esa supuesta concesión puede tener un alto coste político para el PSOE. Supongo que ya lo habrán contemplado. Veremos si corren el riesgo.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    2

  • Jigsaw Lo Jigsaw Lo 28/05/21 10:42

    Si se conceden los indultos a los 12 presos políticos catalanes.

    al día siguiente, España se romperá, porque esos políticos "demoniacos" al frente de ejércitos armados compuestos de rusos y venezolanos, atacaran Plasencia y Segovia y Soria e incluso si es posible Albacete también, con el fin de anexionárselas y destruir España.

    Sin embargo si NO se conceden los Indultos a los presos políticos, los tres millones y medio de Soberanistas Catalanes, aprenderemos la lección, nos deprimiremos mucho, y humildemente juraremos fidelidad a la bandera española, los toros, la Guardia Civil, y hasta a los callos con garbanzos.
    Asi es que, ESPAÑOLES, " ganar la guerra" de los indultos es crucial, toda vuestra vida y la de vuestros hijos depende de si permitís que "los demonios" indepes. anden sueltos por la calle o puedan abrazar a sus hijos y trasmitirles el veneno soberanista.

    Si les dejáis salir, Junqueras, Forcadell, Cuixar y los demas os quitaran vuestras casas, vuestros trabajos, vuestro dinero, y lo peor, os obligaran a hablarle a vuestros hijos en catalanufo y a comer escudella o pantumaquet...

    ¡¡ a las armas, patriotas, defender el Acueducto de Segovia, la catedral de Burgos, la Alambra, y el Bernabeu, para que los catalanes no se lo anexionen !! .

    hasta la victoria siempre.......Patria o muerte, venceremos ...........

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    7

    11

    • Juan Delmundo Juan Delmundo 28/05/21 12:28

      Si va de koña, es muy gracioso este comentario.

      Si va en serio, es impropio que el autor se dedique a leer artículos en Infolibre.

      Yo me lo he tomado a "koña" y me he reído un rato.
      Sinceramente creo que es una broma con mucho sarcasmo. Tal vez mi "inocencia" me lo haga ver así. (Mi pareja se llama "Inocencia") (jajajajaja)

      Salud,,,,, por si acaso.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      0

      6

      • Jigsaw Lo Jigsaw Lo 28/05/21 14:06

        querido Juan, si no fuera pura ironia y "caricatura" seria una estupidez supina.

        es solo un intento de caricaturizar, ese dramatismo que los ultras patrióticos otorgan a un hecho tan sencillo como que a un señor lo manden a su casa con su familia, y convertirlo en La defensa a muerte de la Patria...
        gracias por tu amable comentario
        y jamas pierdas la Inocencia, a ninguna de las dos, ni a la de tu carácter ni a tu legitima señora.
        saludos
        salut i rep.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        9

        • jmolina jmolina 28/05/21 23:58

          Tan sencillo como mandar a un señor a su casa. Estupendo, vamos a mandar a su casa a los de "la manada" que son buena gente. En mi humilde opinión, no soy experto en leyes, la sentencia del Proces es excesiva, pero que se cometieron delitos en todo el proceso de celebración del referendum es innegable. En cuanto a los Jordis, antes de que se subieran el el Jeep a pedir la disolución de la manifestación habría que recordar que ellos mismos la convocaron para impedir una actuación de la policia judicial ordenada por un juez.

          Responder

          Denunciar comentario

          4

          3

  • Armandobis Armandobis 28/05/21 10:18

    Tal y como está planteada la guerra, ¿Qué es lo que probablemente pasará? Imaginemos.
    El gobierno concede los indultos. Los presos independentistas salen de la cárcel. VOX y el PP recurren y el Tribunal Supremo estima el recurso. Los condenados vuelven a la Cárcel. y ¿Después?

    Pues después se repetirá la historia. En su día el pueblo de Cataluña aprobó el Estatuto, el PP lo recurrió, el Tribunal Constitucional anuló varios artículos, por cierto vigentes en Valencia y Andalucía, y el independentismo en Cataluña subió del 18 al 48%.
    Hoy Rajoy dice que no volvería a recurrir el Estatuto aprobado en referendun.

    No es difícil prever la contestación a la pregunta que nos hacíamos antes. Después parte de los catalanes que hoy votan al PSOE, a los Comunes e incluso a Ciudadanos se pasaran al independentismo porque con la justicia, mejor diríamos con la injusticia, de este país lo mejor es irse. Ciudadanos no nacionalistas catalanes, se pasarían al independentismo, como ya pasó.

    Y es que la GRAN PREGUNTA que habría que hacer es la siguiente: ¿Qué proponen los que están contra los indultos para solucionar el problema político catalán? ¿Qué hará Casado cuando llegue al poder? ¿Lo que hizo Rajoy? ¿Nada?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    17

    • Antonio Basanta Antonio Basanta 28/05/21 12:30

      Armando, el problema no fue el recurso del PP, que en cualquier otra comunidad autónoma no tendría importancia po0litica, sino técnica. El problema es que el PP hizo una movilización extremista, a lo VOX, ahora contra el Estatuto. Hizo mesas petitorias, hizo proclamas en los Ayuntamientos (como ahora va a hacer Casado) exacerbando el odio a esa parte tan querida de España que es Cataluña: Fue el odio que extendió Rajoy y el PP para destruir al gobierno de Zapatero e intentar ganar las elecciones lo que jodió todo ¿Cuándo se jodió Cataluña como diria Vargas Llosa respecto a Perú? Pues se jodió cuando el PP inflamó de odio las relaciones con Cataluña para ganar las elecciones en España y así sacar el rédito que todos los populistas buscan con los enemigos, interiores o externos: Incluso la medida mas extrema que promovió Rajoy y el PP: Hacer un referendum en toda España para votar. Era un populismo tan extremo que incluso era un atentado a la Constitución Española, del mismo calibre que el referendum de Puigdemont. Ni se puede hacer un referéndum en toda España para debatir el estatuto de Cataluña, ni se puede hacer un referendum en Cataluña para debatir la pertenencia a España. Son dos atentados terribles contra la democracia y la Constitución. El estatuto de una autonomia se aprueba por 2/3 de sus representantes, en ningun caso por mayoría absoluta sino por dos tercios, y se somete a referendum solo en esa autonomia y luego lo aprueba o modifica el Estado convirtiéndolo en una ley orgánica. Por eso le digo que no fue el recurso sino la movilización populista de la derecha reaccionaria española, la que envenenó las cosas a la que siguió en Cataluña el nacionalpopulismo secesionista que envenenó las cosas en Cataluña con el ninguneo a la mitad de los catalanes a las que pretendía convertir en ciudadanos de segunda clase.

      Responder

      Denunciar comentario

      2

      11

  • Juan Delmundo Juan Delmundo 28/05/21 09:35

    Yo creo que en lugar de "Empieza el espectáculo", sería más coherente algo así como "Continúa el espectáculo"; porque eso es lo que mejor define al funcionamiento de la política y de la absoluta mayoría de los medios de comunicación: UN ESPECTÁCULO. Mucho mayor que lo fue el circo cuando yo solo era un niño; salvo que aquel espectáculo transmitía mucha ilusión, al menos a los infantiles.
    Los payasos nos hacían reír, las fieras nos emocionaban y nos ponían en máxima tensión, los malabaristas nos abrían las puertas de la admiración y los trapecistas iluminaban nuestros ojos con aquellas magníficas figuras voladoras.
    Pero ahora "el circo político y mediático" se ha convertido en la desagradable preocupación de muchos ciudadanos (españoles o no). ¡Este circo, además de resultar carísimo, no nos causa más que cabreos a diario e incremento constante de cualquier posibilidad de convivencia pacífica entre pensadores diferentes.
    De la justicia prefiero no hablar hoy. Siempre fueron de tendencia conservadora y, pienso, que lo seguirán siendo mientras existan o, al menos, hasta que los códigos penales se configuren en un software y las demandas judiciales sean tabuladas, resultando juzgados por una IA (Inteligencia Artificial); que no????,, ¡al tiempo! ...
    Para los desmemoriados solo una cita: Si aceptamos que el 18 de Julio de 1936 hubo un golpe de estado en España, ¿recuerda alguien si fue juzgado alguno de aquellos golpistas?
    Se lo digo yo: ¡ Se indultaron ellos mismos ganando aquella fatídica guerra! .
    No cometamos los mismos errores, por favor. Sobretodo aquellos que pueden costar vidas y penas humanas.
    Aprendamos a ¡VIVIR y, sobre todo, a DEJAR VIVIR!

    Salud.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    12

  • jorgeplaza jorgeplaza 28/05/21 07:48

    Espero que esta frase del artículo "Se atisba una guerra cruenta" se corresponda con esta otra "La hipérbole se ha adueñado desde el primer día de una discusión..." porque si lo de la guerra (¡cruenta, además!) no es una hipérbole, estamos apañados.

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    5

 
Opinión