X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Abusos

Los profesores de la Universidad de Sevilla piden el cese del decano de Educación por defender al catedrático abusador

  • La Junta de Personal de Personal de Docente e Investigador acuerda una declaración que lamenta el "encubrimiento" de las humillaciones a las subordinadas del catedrático
  • Denuncia una "deficiente actuación" de los rectores

Publicada 13/01/2017 a las 13:55 Actualizada 13/01/2017 a las 15:36    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 11

El rector de la Universidad de Sevilla, Miguel Ángel Castro, momentos antes de comparecer ante los medios para informar de la suspensión del catedrático Santiago Romero.

El rector de la Universidad de Sevilla, Miguel Ángel Castro.

La sentencia por abusos sexuales y lesiones psíquicas en la Universidad de Sevilla, que ha destapado un poder omnímodo de un catedrático que humillaba a sus subordinadas sin que nadie alzara la voz, está generando una onda expansiva en la mayor institución académica de Andalucía. Y ahora son los propios profesores e investigadores de la Hispalense los que quieren que los responsables institucionales durante los años de calvario de las víctimas paguen un precio.

La Junta de Personal Docente e Investigador de la Universidad de Sevilla ha aprobado una dura declaración conjunta. Al igual que hizo el rector, Miguel Ángel Castro, los profesores piden "perdón" a las tres víctimas de los abusos de Santiago Romero, el catedrático y ex decano de la Facultad de Educación que convirtió su experiencia en la Universidad en un infierno. Pero además apuntan alto en la exigencia de responsabilidades.

En la declaración, suscita también por el comité de empresa de los profesores e investigadores, denuncian una "deficiente actuación" de tres sucesivos rectores, a los que exigen "responsabilidades"; afirman que la inacción fue total hasta que los sindicatos se movieron; lamentan la desprotección de las tres profesoras atacadas durante todo el tiempo que duró el proceso judicial; exigen la apertura de unainvestigación interna. Y, como colofón, piden al actual rector que cese al decano de la Facultad de Educación y sucesor de Romero, Juan Manuel de Pablos Pons, por no haber defendido convenientemente a las víctimas. infoLibre ha solicitado una valoración al decano, que aún no ha dado respuesta.

"Desde el actual Decanato de la Facultad de Educación y desde la actual dirección del Departamento de Educación Física y Deporte no se ofreció el apoyo necesario a las víctimas e incluso se promovió la defensa del abusador", afirma el texto.
"Lamentamos el encubrimiento, el silencio y el apoyo que el abusador ha estado recibiendo durante años de algún personal de su Facultad, cuando se era consciente de sus prácticas despóticas y abusivas", señala la declaración conjunta, que exige responsabilidadesal director del Servicio de Prevención, "al no recomendar la aplicación de las medidas cautelares necesarias"

El juzgado de lo penal 2 de Sevilla, en una sentencia de 29 de diciembre, condenó a Santiago Romero, de 67 años, a siete años de prisión por delitos de abuso sexual y lesiones psicológicas cometidos entre 2006 y 2010. Romero fue decano entre 1997 y 2009. El fallo –que no es firme– impone además una indemnización de 110.000 euros para las víctimas, con la Universidad de Sevilla como responsable civil subsidiaria. El condenado, según la sentencia, humillaba y acosaba a las víctimas, haciéndose valer de su poder sobre ellas y sus carreras, que quedaron destrozadas. Las profesoras denunciaron los hechos ante la Universidad, que abrió un expediente y lo cerró al judicializarse el caso.

"Cuando se tomaron medidas cautelares no fueron las adecuadas, ya que no se suspendió al abusador de empleo y sueldo (como se exigió reiteradamente desde las denunciantes y los sindicatos), y se trasladó a las valientes compañeras, víctimas de los abusos, a otras universidades. Además, se le concedió un año sabático al abusador y se dividió el Departamento de Educación Física y Deporte (donde se produjeron los abusos) en dos subdepartamentos (A y B), de manera que el abusador siguió manteniendo su posición de poder y campando a sus anchas por nuestra Universidad", explica la declaración conjunta, que añade: "Aunque separaron el horario de clases de la compañera víctima que siguió trabajando en nuestra Universidad y el del acosador, en turno de mañana y tarde, esto no impedía, como sucedió en ocasiones, que pudieran encontrarse por los espacios comunes". Los profesores y representantes sindicales piden que Romero sea expulsado de la Universidad. Ahora está suspendido y tiene prohibida la entrada, pero percibe el 75% de su sueldo tiene opciones de regresar.

"Exigimos responsabilidades a todos los gestores implicados de nuestra Universidad", señala la declaración, que denuncia que "no se tomó ninguna medida hasta que se convocaron dos concentraciones y se hicieron públicos varios comunicados sindicales exigiendo medidas cautelares para evitar que continuaran los abusos en nuestra Universidad, protegiendo así a las denunciantes y a otras personas que pudiesen estar padeciendo la misma situación". El sindicato protagonista de aquellas movilizaciones fue el SAT.

Un homenaje a las víctimas

"El rector debe reconocer públicamente que los anteriores rectores entre 2010 y 2016 y sus equipos de Gobierno se equivocaron y no actuaron con la debida diligencia y contundencia", recoge la declaración. Los rectores han sido: Miguel Florencio (1996-2008), durante cuyo mandato empezaron los abusos pero sin que hubiera aún denuncia, por lo que queda fuera de la exigencia de responsabilidades; Joaquín Luque (2008-2012), contra el que las víctimas dirigen sus críticas más duras; Antonio Ramírez de Arellano (2012-2015), actual consejero de Economía socialista, del que las profesoras que denuncian abuso afirman que actuó mucho mejor que sus antecesores; y Miguel Ángel Castro, el actual. La declaración reclama un homenaje a las tres víctimas "por su contribución a la igualdad y la lucha contra los abusos y por una Universidad más democrática y justa", así como una mejora del protocolo anti-acoso.

La declaración concluye con la solicitud de reintegración a la carrera de funcionaria en la Universidad de Sevilla de Encarnación Santamaría, profesora de la Facultad de Medicina, que fue "expulsada de forma totalmente irregular, hace ahora más de 9 años, cuando se encontraba afectada por una crisis de ansiedad y estrés, resultado del ambiente en su puesto de trabajo", según la declaración.

"A esta profesora no se tardó en expulsarla de la institución y de su condición de funcionaria por una resolución rectoral firmada de forma precipitada (72 horas después de que la profesora pidiese un cambio de plaza), y sin razón fundada alguna", señala el texto. Este caso, según la declaración, implicaría un posible agravio comparativo con el de Romero, que nunca fue expulsado. "Esto sí que es asimetría", dice la declaración conjunta, rescatando las palabras del actual rector, Miguel Ángel Castro, que afirmó que la Universidad había tratado con "simetría" al abusador y a sus víctimas.


Hazte socio de infolibre



11 Comentarios
  • JUAN_C JUAN_C 14/01/17 13:02

    Dos cosas.... el defensor del abusador ¿a la p... calle! y dos, los que piden la dimisión ahora ¿por qué no corrieron a apoyar a las victimas y montar el chocho en el rectorado?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • korrosivo korrosivo 14/01/17 12:40

    Lo que me tiene perplejo es que estemos aún en el nivel de "pedir el cese" de quien no tomó medidas preventivas contra el abusador, a sabiendas de lo que estaba sucediendo. ¡Qué coño pedir! Ya deberían los profesores haberse plantado y negarse a dar clase mientras ese indecente no dimita irrevocablemente. ¿Y la justicia? ¿Dónde coño está la justicia? ¿Y el Ministerio, para qué sirve? ¿Es que no puede uno empezar un puto finde sin subierse por las paredes de pura indignación? ¡País de mierdas!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    0

    0

    • AML AML 14/01/17 13:25

      La puta crisis creada inteligentemente, ha convertido los lobos en ovejas. Se respira el miedo a quedarse en la calle, la seguridad de que los de arriba nunca van a ser castigados y que ese castigo caerá sobre los débiles (bastantes ejemplos tenemos). Para los que no se hayan convertido en ovejas todavía, se ha creado la ley mordaza. La gente mira hacia otro lado, como en Alemania  antes de la guerra.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      0

      0

      • M.T M.T 14/01/17 15:17

        A Juan C, Korrosivo y AML con toda la admiración por mi parte ya que tan bien habéis utilizado las'p', 'c' y 'ch' desde la justificada infignación junto al genio e ingenio, mi felicitación e indignación compartida junto a esa ironía tan sutil en la descalificación del susodicho y sus adláteres. Bie podían proneros para un jurado popular y se las viera el fulanito ante vosotros. Un saludo, si me lo permiten.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        0

        • AML AML 14/01/17 17:21

          Permitido, agradecido y correspondido.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

  • M.T M.T 14/01/17 10:53

    Sigo insistiendo en la necesidad de establecer una comisión observadora de abusos en las Facultades ( a la vista está que se dan desde lo que sale a la luz) y que los servicios jurídicos de la Universidad sean diligentes a la hora de asesorar y tomar medidas cuando aparezca la queja. Saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • RFripp RFripp 14/01/17 09:47

    Me parece bien, Pero quien le explica o de que les vale a las víctimas eso de   " mas vale tarde que nunca " . Les hemos fallado totalmente. El silencio complice y cobarde es lo mas preocupante.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • AML AML 14/01/17 10:22

      Los encubridores son actores necesarios para que se perpetre el delito y se perpetúe en el tiempo. El decano tiene responsabilidad penal y es indigno de mantenerse en el puesto.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Merm Merm 14/01/17 09:01

    Yo también estaba pensando lo mismo, vaya panda de cobardes impresentables.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Bacante Bacante 13/01/17 15:56

    Como dice Damas,  más vale tarde,  pero menuda cuadrilla de cobardes impresentables 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Damas Damas 13/01/17 15:42

    En principio, y sin entrar a valorar los detalles últimos, respecto a esta petición de cese, lo que primero que se me ocurre es: ¡Más vale tarde que nunca!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    La Internacional del Odio

    La mayoría de los atentados yihadistas en Europa los han cometido ciudadanos europeos. Las propuestas de cerrar las fronteras son inútiles. Es un hagamos algo porque no sabemos qué hacer. Son inútiles porque los terroristas no vienen de fuera, están dentro, han nacido aquí.
  • En Transición Cristina Monge Cristina Monge

    Sin garantías no hay democracia

    La democracia, compleja y resbaladiza como ella sola, puede nombrarse y apellidarse de muchas maneras, pero todas tienen un elemento común: la articulación de un sistema de poderes y contrapoderes que actúan como garantía.
  • Cobarde con causa Juan Herrera Juan Herrera

    El wéstern, género de Trump

    El día que Trump, Kim-Jong-un o Maduro no hacen un duelo de pistoleros tuiteros, en el telediario hay un sheriff corrupto o un juez prevaricador.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre