x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Energía

El TC declara inconstitucional la ley catalana que prohíbe el ‘fracking’

  • El tribunal sostiene que este ámbito es competencia del Estado y que la norma prohibía su práctica incluso aunque se cumplan los requisitos
  • El Gobierno central había recurrido esta ley

infoLibre
Publicada el 25/04/2016 a las 17:07 Actualizada el 26/04/2016 a las 18:47
Protestas contra la fractura hidráulica

Protestas contra la fractura hidráulica

EUROPA PRESS
El Pleno del Tribunal Constitucional (TC) ha declarado inconstitucional la ley catalana que prohíbe el uso del fracking al entender que invade competencias del Estado. Por lo tanto, estima parcialmente un recurso de inconstitucionalidad del Gobierno central contra la ley de medidas fiscales, administrativas, financieras y del sector público de Cataluña de 2014, según informó este lunes el TC y recoge Europa Press.

El Constitucional concluye que la autorización de la fractura hidráulica con sujeción a requisitos técnicos y a la previa declaración de su impacto medioambiental son requisitos que establece el Estado, tanto por sus competencias en planificación económica como de régimen minero y energético, así como de protección del medio ambiente.

Según la legislación estatal, el fracking puede usarse siempre que el proyecto cumpla determinados requisitos técnicos y medioambientales, mientras que la ley catalana lo prohíbe "con carácter absoluto en el territorio de Cataluña siempre que su utilización concierna cualquier ámbito competencial de la Generalitat".

Establecimientos comerciales

Otra disposición de la ley de medidas fiscales, administrativas, financieras y del sector público de Cataluña que declara inconstitucional es la que prohíbe establecimientos comerciales de 800 metros cuadrados o más fuera de las tramas urbanas consolidadas.

El TC argumenta que esta prohibición debe estar justificada "en razones imperiosas de interés general", pero asegura que la ley catalana no alude a ningún motivo para limitar tan fuertemente la implantación de estos establecimientos.
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión