x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Comunitat Valenciana

El Tribunal de Cuentas declara al exconsejero valenciano Blasco responsable de malversar 1,6 millones

  • Junto a él han sido declarados otros ex altos cargos de la Generalitat y empresarios, que deberán responder solidariamente del dinero malversado
  • En cuestión están las subvenciones que la Generalitat Valenciana concedió a la Fundación Cyes para proyectos de cooperación en Nicaragua

infoLibre
Publicada el 16/11/2015 a las 17:12 Actualizada el 17/11/2015 a las 18:39
Rafael Blasco, un virtuoso del clientelismo político

El exconseller de Solidaridad y Ciudadanía, Rafael Blasco, en el banquillo de los acusados.

JUAN CARLOS CARDENAS
El Tribunal de Cuentas ha decidido estimar la demanda interpuesta por la Generalitat Valenciana y ha declarado al exconsejero de Solidaridad y Ciudadanía, Rafael Blasco, como uno de los responsables de haber malversado más de 1,6 millones de euros de la región a través de las subvenciones concedidas a la Fundación Cyes.

Junto a él responde del mismo delito tres ex altos cargos de su departamento (Alexandre Catalá, Marc Llinares y Tina Sanjuán), el empresario César Augusto Tauroni y el presidente de la Fundación Cyes, Marcial López. Todos ellos deberán responder solidariamente del dinero malversado.

Así consta en una resolución de este órgano, con fecha del 12 de noviembre, en la que acuerda también declarar a la Fundación Cyes y a la entidad Sociedad Gestiones e Iniciativas Arcmed como responsables contables subsidiarios de la malversación contable.

El Consell reclamaba hasta 1.951.290 euros –intereses incluidos– a Blasco y a los condenados en una de las piezas del caso Cooperación, la relativa a las ayudas a la Fundación Cyes por proyectos en Nicaragua, un dinero que se destinó en su mayor parte a la compra de tres inmuebles y de un garaje en la ciudad de Valencia. Los condenados se encuentran ya cumpliendo prisión, tras confirmar el Tribunal Supremo la sentencia en la parte penal, que en el caso de Blasco fue de ocho años de cárcel.
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión