X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Continuará

Antonio Maestre: “'Succession' es una entrada a los entresijos de la podredumbre del poder”

  • HBO ofrece las dos temporadas de una tragicomedia cruel sobre la sucesión de un imperio mediático mundial
  • La familia protagonista recuerda a la del magnate mundial de los medios de comunicación Rupert Murdoch

Publicada el 11/09/2020 a las 06:00

Antonio Maestre | Continuará

HBO ofrece las dos temporadas de una tragicomedia cruel sobre la sucesión de un imperio mediático mundial.

El periodista Antonio Maestre, autor del libro Franquismo S.A., elige entre sus series favoritas la propuesta de HBO Succession, una tragicomedia descarnada inspirada vagamente en la familia del multimillonario empresario de los medios de comunicación Rupert Murdoch, en el caso de la ficción, la familia Roy.

Succession ha completado dos temporadas de 10 episodios cada una y aunque se anunció el compromiso de hacer una tercera y fue confirmada por uno de sus protagonistas, Brian Cox –que interpreta al despiadado patriarca–, parece que el confinamiento ha aplazado la grabación. De producirse llegaría en 2021. La serie empieza balbuceante, parece que no va a ser muy realista, pero va aumentando su densidad y carga explosiva en cada episodio. Los premios Emmy se lo están reconociendo cada vez más. Armstrong ya fue premiado por el guion en el 2019, pero en el 2020 gran parte de su reparto, la dirección y de nuevo el guion han acaparado nominaciones de unos premios que se entregan el 20 de septiembre.

La narración es una disección demoledora de una familia poderosa. Eso es lo que convence a Antonio Maestre, quien señala: “De Succession lo que me atrae es la capacidad que tiene para mostrar con diálogos cínicos, brillantes en muchos casos, el modo empresarial en el que se desarrollan las familias con tanto poder y con tanto dinero, en este caso de un emporio de la comunicación. Creo que el talento con el que Jesse Armstrong, el creador, logra transmitir como el amor filial en este caso está subyugado a la subsistencia del emporio familiar y en algunas ocasiones como el cabeza de familia no abandona su posición de empresario ni en las reuniones familiares es lo más interesante de toda esta serie. Yo creo que Succession se define como una entrada a los entresijos de la podredumbre del poder”.

“El sucesor solo puede ser aquel capaz de matar al padre”

El guionista Jesse Armstrong, al ser preguntado por el parecido de sus personajes con los Murdoch, tira por elevación y recuerda que hay muchas familias en la propiedad de medios de comunicación y tienen comportamientos parecidos a los descritos en los episodios. Como señala, “solo por citar las principales cadenas televisivas americanas: la CBS pertenece a Viacom, que es una empresa familiar, de los Redstones. NBC es una empresa familiar de la familia Roberts que pertenece a Comcast. ABC, que es Disney, ya no es pero fue una empresa familiar, y sus modos son aún bizantinos como en nuestra serie. Tenemos a la familia Sinclair, que ha comprado la mayoría de las televisiones locales, tenemos la familia Mercer que controla la minería de datos (e invierte en medios de extrema derecha...)”.

Así que la serie muestra más un patrón capitalista que un ejemplo concreto. Ante un cambio en la jefatura de estas compañías se desatan dinámicas muy retorcidas. En el caso concreto de Succession, según Maestre: “Si algo queda en evidencia en la serie es que el sucesor solo puede ser el que sea capaz de matar al padre. No se si en este caso hasta literalmente. A veces a ojos incluso del mismo padre. No voy a hablar del final de la segunda temporada para no desvelar cual es a ojos de Logan Roy, el cabeza de familia, quien puede ser capaz de ser tan despiadado como el. Lo importante es que en la familia Roy la crueldad, incluso con ellos mismos, entre si, es un valor fundamental. Quien sea el mas cruel es el mejor y el mas apto para poder conseguir la herencia de la empresa. Creo que eso es vital en los personajes”.

“Te permite disfrutar de una masacre familiar con una sonrisa”

Los personajes son un completo catálogo de la mezquindad y la estupidez –se trata de una sátira–, a veces dan lástima en su desesperación, pero a ojos de Maestre: “Solo un psicópata puede empatizar con alguno de los personajes y yo creo que es lo maravilloso de esta serie, te permite disfrutar de una masacre familiar con una sonrisa a veces cínica y a veces entusiasmada porque estás observando de manera placentera como se despedazan padres e hijos, la frialdad con la madre, los navajeos entre hermanos, sin sentir la mas mínima conmiseración y casi paladeando la siguiente venganza. Para el espectador es como ser un tribuno en el circo romano. Ves la sangre sin sentir remordimiento alguno”.

De las distintas relaciones entre personajes que se dan en la serie, para muchos la predilecta es la de Greg y Tom. Maestre coincide con ellos: “El personaje de Greg Hirsch y su relación con el marido de Siobhan es mi favorita. Creo que asumes que es la relación entre dos trepas, de diferente condición, que al sentirse en ese segundo círculo de relación con el patriarca –no son familiares directos, uno es sobrino y el otro yerno–, saben que serán los primeros en ser masticados cuando vengan mal dadas, y sientes que hay algo de conexión entre ellos, se comprenden. Son patéticos, pero es un patetismo divertido, como carnaza para la serie”.

“En España se pueden identificar similitudes a pesar de los matices culturales”

A parte del valor universal de la serie, su argumento apela especialmente a Antonio Maestre por su campo de estudi

o. Como admite: “Si la serie me apasiona es, entre otras cosas, porque mi trabajo periodístico está muy ligado a la investigación de este tipo de sagas familiares, en mi caso vinculadas al franquismo, porque llevan años operando en los despachos del IBEX. En mi libro Franquismo S.A. hablo de ello. De hecho, en la investigación para el libro pude descubrir como el funcionamiento de las grandes familias empresariales tiene asociado unos comportamientos que se advierten en Succession. El poder, el dinero y esa forma que tienen de relacionarse permite identificar esas similitudes a pesar de los pequeños matices culturales que nos diferencian con Estados Unidos. La diferencia fundamental es que en España casi ninguno se ha hecho a si mismo y si representaría mas la generación de los que lo han heredado todo”.

Según Maestre, los mecanismos de las grandes empresas familiares no son puntuales, se repiten: “Si hay poder, yo creo que las familias actúan de igual manera. Los comportamientos familiares y luchas de poder en España dan para una serie muy parecida. A la colombiana fue El patrón del mal que es mas chusca y de peor factura, no tiene tanta brillantez en el diálogo, pero tenemos mimbres en España, eso sí”.

Y se remite a un ejemplo concreto: “Los hermanos Santiago y Emilio Ybarra podrían ser los Roy. Son los herederos del emporio de su padre, que murió en la guerra civil apoyando al bando fascista, dueños del BBVA y de importantes industrias vascas. Se han matado entre ellos hasta después de muertos. Son los más importantes empresarios del clan Neguri. En esta familia tienes de todo, una matriarca, a la que llaman la Lola, la que llevó la cabeza de familia desde la desaparición de su marido en la guerra, dos hermanos con un colmillo retorcido para los negocios, disputas familiares, intereses del clan en medios de comunicación, en este caso el grupo Vocento, querellas entre la familia por la herencia para que no se la quede la mujer de uno de los hermanos, que es una mujer venezolana, que podría ser perfectamente Marcy, la esposa del patriarca Logan… La verdad es que no hace falta guionizarlo demasiado, tenemos de todo”.

Succession está producida por la estrella de la comedia Will Ferrell y el guionista Adam McKay, colegas desde que coincidieron en el programa de humor clásico de la televisión estadounidense, Saturday Night Live. Juntos han desarrollado entre otros proyectos la película La gran apuesta, que analizaba la crisis financiera mundial de 2008 y El vicio del poder, donde se desmenuzaban los motivos corruptos que llevaron al vicepresidente de Estados Unidos, Dick Cheney a instigar la guerra de Irak tras el 11-S.

Ese equipo americano se puso así al frente de este proyecto, creado por un británico aún más corrosivo que ellos, el ya mencionado Jesse Armstrom. Se trata de un experto guionista de series y películas, entre las que se encuentra In The Loop, que también trata la frivolidad con la que se comienzan las guerras, en este caso satirizando sobre el papel de americanos y británicos en la creación de conflictos. Entre los hitos de Armstrong como escritor de cine y televisión, a menudo en equipo, destaca Four Lions, donde se burlaban de un comando yihadista compuesto por bobos y patosos o su colaboración con Armando Lanucci en la salvaje sátira política The Thick of It, serie aún ausente de cualquier plataforma en España por desgracia, y la citada In The Loop. Armstrong fue el primer guionista invitado que escribió un episodio de Black Mirror tras el creador de la serie, Charlie Brooker. Y, a pesar de su intento de generalizar sobre las familias que han inspirado esta serie, entre sus guiones no desarrollados guardaba uno sobre Rupert Murdoch.

Más contenidos sobre este tema




4 Comentarios
  • Isabelle006# Isabelle006# 14/09/20 21:41

    Esta semana terminé de verla en HBO, es buenísima.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • JOECAR JOECAR 12/09/20 00:08

    No he visto mucho de la serie pero engancha y deja descarnadamente al aire las relaciones de poder de todos los miembros con "el fin justifica los medios" de Niccolo Machiavelli, situandome en la Florencia del siglo XV.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Atea Atea 11/09/20 14:39

    Una serie fantástica.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • PEPECHARITO PEPECHARITO 11/09/20 09:26

    Totalmente de acuerdo con Antonio Maestre, la serie es apasionante. Yo destacaría LA AUSENCIA ABSOLUTA DE TERNURA en cada de uno de los personajes.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

 
Opinión