x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Política

Sánchez se hace fuerte en Ferraz

  • El probable adelanto electoral en Cataluña y las negociaciones para la Mesa del Congreso ayudan al líder socialista a resistir el asalto de Susana Díaz
  • “Está fuerte, no tiene nada que perder y va a ir a por todas”, afirman en su entorno

Cristina S. Barbarroja (Ctxt)
Publicada el 07/01/2016 a las 06:00
Susana Díaz y Pedro Sánchez.

Susana Díaz y Pedro Sánchez.

LUIS GRAÑENA
Estamos mejor que estábamos la noche del 20D”. La frase, de un colaborador del secretario general de los socialistas, resume los ánimos en Ferraz 70, antes sede del PSOE y hoy búnker de su dirección. Aquella noche, según el recuento electoral evidenció que “la cosa estaba entre PP y PSOE” –como anunciaba eufórico el secretario de Organización, César Luena–, Pedro Sánchez respiró tranquilo. No se había producido el sorpasso de Podemos que él mismo había ligado a su continuidad al frente del partido. Hoy aquella amenaza se ha convertido en la única esperanza del líder del PSOE para no engrosar la lista de los desempleados por pésimo resultado electoral. Y, a pesar de las maniobras de buena parte del partido, Sánchez, atrincherado en la cuarta planta de Ferraz, vuelve a respirar.

Está fuerte, no tiene nada que perder y va a ir a por todas”, afirman en su entorno, cada vez más confiados en el éxito de la única estrategia que podría evitarle ser devorado por sus compañeros. La misma que se diseñó, sin tener en cuenta a los barones territoriales, el 21D: una propuesta de acuerdo para la regeneración democrática con la izquierda, pero también con Ciudadanos. “Estamos en la táctica que manejábamos la noche electoral, aunque el escenario está cambiando a nuestro favor”. Entienden los de Sánchez que a los de Albert Rivera no les interesa el adelanto electoral y en sus cálculos cuentan, como mínimo, con la abstención naranja. Consideran además en Ferraz que, tras las declaraciones de Pablo Iglesias el domingo ante su consejo ciudadano, Podemos ha entendido el daño que le produciría rechazar el intento de formar un “gobierno del cambio” y van a emplearse a fondo en esa veta para forzar el acuerdo.

De hecho, el acercamiento entre el PSOE y los de Iglesias parece estar produciéndose ya en las negociaciones para la constitución de la Mesa del Congreso. Se espera que el lunes 11 de enero la Ejecutiva socialista proponga a su candidato para la Presidencia de la Cámara Baja, quizás Patxi López. Aunque tras la primera ronda de contactos, el negociador socialista, Antonio Hernando, negaba el martes 5 de enero que haya nombres encima de la mesa, sí reconocía que, “a pesar de los problemas reglamentarios, no se ha tomado ninguna decisión” sobre la posibilidad de aceptar la demanda de Podemos de contar con cuatro grupos parlamentarios. ¿Presidencia a cambio de representación territorial? Los berenjena solo admitían la cordialidad de las conversaciones, encabezadas por Carolina Bescansa, y que seguirán el jueves 7.

Pero más allá de las cuestiones de gobernabilidad, en el búnker de Sánchez añaden una tercera circunstancia que jugaría a su favor: el rechazo de la CUP a la investidura de Artur Mas y la probable convocatoria electoral de las catalanas en marzo. Para empezar porque se aleja el “fantasma” del interés general como argumento de la derecha, pero no sólo de la derecha, para promover la abstención socialista a una investidura de Rajoy (piensan en Ferraz que la estrategia de Susana Díaz pasa por una legislatura corta del PP que le dé tiempo a afianzar su candidatura a la Presidencia del Gobierno). Pero también porque las nuevas elecciones catalanas obligarían a frenar las prisas de La Sultana y sus acólitos territoriales en la renovación de la dirección del PSOE.

El laberinto del calendario

La fecha del Congreso Federal ordinario es la fecha de caducidad de Sánchez al frente del PSOE, si un acuerdo de investidura no lo remedia. Él y su ejecutiva lo saben, como lo saben los susanistas, partidarios de colocar a la trianera al frente de la secretaria general. Los primeros (Ferraz y las federaciones de Madrid, Euskadi, Baleares o La Rioja) apuestan por posponer el congreso hasta la primavera. Los segundos (Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha, Asturias o Aragón), más poderosos en número de militantes, están en el “cuando toca”, es decir: ¡ya!. Y luego está el PSC que, de confirmarse el adelanto electoral, exigirá la paz interna y el retraso del congreso para que el partido se vuelque sin fisuras en la candidatura socialista a la Generalitat.

Es al Comité Federal al que corresponde la convocatoria del congreso, pero es a Sánchez a quien compete la convocatoria del Comité Federal. Y en ese trabalenguas estatutario se desarrolla un laberíntico calendario que debería empezar a contar en la próxima reunión de la Ejecutiva, prevista para el lunes 11 de enero. Los partidarios de Susana Díaz esperan que ese día la dirección del PSOE fije la fecha del nuevo Comité y avanzan que “ya están recogidas las firmas necesarias” para forzar la convocatoria en caso de negativa de Ferraz.

Convoque quien convoque, a partir del mandato del Comité habrán de transcurrir 60 días para la celebración del congreso. Es decir que, aunque triunfara la agenda de quienes quieren desalojar cuanto antes a Sánchez, la reunión para la renovación del PSOE no se celebraría hasta mediados de marzo. O sea: coincidiendo con la nueva convocatoria electoral en Cataluña, si Mas o Junts pel Sí no lo remedian. Ya se sabe que es en tiempo de elecciones cuando los socialistas se disciplinan y aparcan diferencias. Otro argumento a favor del indoblegable Pedro Sánchez y el optimista búnker de Ferraz, donde cada día se ve más posible una victoria frente a las aspiraciones de La Sultana.

Lee este artículo en Ctxt


Ctxt 
Más contenidos sobre este tema




6 Comentarios
  • Felipe Vl_timo Felipe Vl_timo 07/01/16 17:34

    El PSOE tiene que elegir entre el suicidio que propone Susana Dïaz o gobernar con Pedro Sänchez durante al menos dos años de bonanza económica segura. Si se repiten las elecciones, el PSOE terminaría apoyando a un gobierno del PP para tapar todo tipo de corrupción, pero en un periodo en el que el PSOE no podría ni liderar el gobierno (sería del PP), ni liderar la oposición (se vería que apoyan al gobierno). Sería un suicidio seguro para las siguientes elecciones y condenaría al PSOE a ocho años en la oposición.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • cepeda cepeda 08/01/16 11:06

      Eso de los dos años de bonanza económica segura... de dónde se la saca?. Quién puede asegurar eso hoy por hoy?. Yo diría que con la actual situación política en España, en Europa y en el mundo que nos rodea.... 2016 tiene la pinta de ser un año muuuy problemático. Para el verano ya tendremos pistas más que suficientes...

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Herodoto Herodoto 07/01/16 13:59

    Que jueguen con fuego y puede que le hagan compañía a sus colegas griegos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Bacante Bacante 07/01/16 13:10

    Dí que si, Sánchez, con un puñetazo sobre la mesa y una buena retahíla de tacos carpetovetónicos. No sólo a ti te tocan las narices, puesto que nos las están tocando a cuantos salimos a votar y nos interesamos en los debates. Ya está bien de marear la perdiz. Y la charlatana, a casita  que llueve. Ya tarda. Tiene a un 60% de jóvenes andaluces en paro, ¡qué vergüenza!, mientras ella juega a guerritas y a traiciones de partido. Es una irresponsable,  ella y cuantos la jalean. He dicho. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • huesitos huesitos 07/01/16 10:29

    La Sultana es una Merkel-González?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • sant sant 07/01/16 09:25

    Está el PSOE como para que haya mas enredadores profesionales.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

 
Opinión