x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Exposición en el Reina Sofía

La modernidad eterna de Dalí

  • El Museo Reina Sofía consagra una gran retrospectiva al genio de Figueras con más de 200 obras
  • La exposición pasó en noviembre por el Centro Georges Pompidau de París

Francisco Chacón
Publicada el 25/04/2013 a las 17:22 Actualizada el 25/04/2013 a las 17:45
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

'El gran masturbador', cuadro pintado en 1929 por Dalí  mediante la técnica del óleo sobre lienzo.

'El gran masturbador', cuadro pintado en 1929 por Dalí mediante la técnica del óleo sobre lienzo.

El pintor que abogó por la integración del surrealismo en el Partido Comunista se aloja hasta el 2 de septiembre en el Museo Reina Sofía como un inquilino que llama sin avisar, como el estandarte de la modernidad que fue, como el transgresor que anticipó el arte fashion de Andy Warhol, Gilbert & George o Damien Hirst.

Dalí desde el olimpo, 24 años después de su muerte. Dalí a través de una magna exposición que aporta significativas novedades respecto a la que pudo verse en el Centro Pompidou de París meses atrás. Porque la comisaria Montse Aguer opta por enfatizar la dimensión pictórica en consonancia con el entorno que le rodea en el centro dirigido por Manuel Borja-Villel.

Asistimos, cómo no, a todo un festival de savoir faire, con las diversas facetas del irredento artista reflejadas en un montaje espectacular que contextualiza al espectador desde sus primeros autorretratos.

A partir de ahí, un derroche de “imaginación desbordante”, en palabras de la propia Montse Aguer. Obras sobre papel, documentos, esculturas, proyecciones de las películas en las que participó (Recuerda, de Hitchcock; Un perro andaluz y La edad de oro, de Buñuel, etcétera) y, ante todo, un culto nada hagiográfico.

Sus locuras hablan por sí mismas, como La chaqueta afrodisiaca, llena de vasos de peppermint, o la cena audiovisual que montó en pleno Hollywood con el cómico Bob Hope entre sus invitados.

Figuran entre las piezas más destacadas de la muestra se encuentran Figura en una ventana, Autorretrato con L'Humanité, La persistencia de la memoria, Rostro del gran masturbador o Las ovejas.

La retrospectiva está llamada a convertirse en la exposición del año en España, y el Reina Sofía (o, mejor dicho, el Ministerio de Cultura) no ha desaprovechado la oportunidad de incrementar sus precios justo ahora que se prevén largas colas.
Más contenidos sobre este tema
Relacionados




Hazte socio de infolibre

Lo más...
 
Opinión