x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Música

El ‘nuevo’ Paul McCartney suena... como siempre

  • El millonario ex 'beatle' publica 'New' a sus 71 años
  • Entre los productores del disco, destacan Mark Ronson (ex colaborador de Amy Winehouse) y Giles Martin, hijo del 'patriarca' del gremio George Martin

FRANCISCO CHACÓN
Publicada el 15/10/2013 a las 14:02 Actualizada el 15/10/2013 a las 14:20
El 'exbeatle' Paul McCartney saca nuevo disco en solitario: 'New'.

El 'exbeatle' Paul McCartney saca nuevo disco en solitario: 'New'.

Parece un sarcasmo que el nuevo álbum de Paul McCartney se titule New. Porque la sensación de déjà vu prende en cuanto suenan las primeras notas de Save us, una de las canciones más salvables de un disco producido por Mark Ronson, Paul Epworth, Ethan Johns y Giles Martin, hijo del legendario George Martin, el considerado como quinto ex beatle.



A sus 71 años, este gentleman se aferra a su bajo y a su guitarra como si quisiera negarse al paso del tiempo, pero apenas acierta en su retorno un año después de la colección de versiones de standards del jazz Kisses on the bottom y transcurridos seis de aquel no menos irregular (y olvidable) Memory almost full.

Por qué sir Paul McCartney persevera en lanzar grabaciones mediocres parece otro sarcasmo en su dilatada trayectoria, especialmente cuando los espectadores de sus conciertos no muestran auténtico entusiasmo hasta que aborda los clásicos de los Fab Four de Liverpool, como pudo comprobarse en la clausura de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 al interpretar Hey Jude.

Pero ahí continúa impertérrito, sin percibir que la mejor solución en su regreso habría sido rendirse definitivamente a la frescura swing de Mark Ronson, ex productor de Amy Winehouse, Kaiser Chiefs, Robbie Williams, Lilly Allen o Duran Duran. Por el contrario, su pop con vocación cristalina se pierde en devaneos insulsos.

"Muchos de los temas de este disco son muy variados y no necesariamente de un estilo con el que se me asocia. No quise que sonara todo igual", ha explicado el ex líder de Wings, ahora capaz de defender a Justin Bieber, One Direction y Miley Cyrus porque la histeria colectiva que provocan le recuerda al furor por los Beatles en su día. Cosas de este integrante del top ten de los cantantes más ricos del mundo.

En cualquier caso, su tirón popular se mantiene intacto, y este viernes 18 de octubre protagoniza una firma de discos (y quién sabe si miniconcierto) en el renovado HMV Store de Oxford Street, en el corazón de Londres. Promoción in extremis para el recién publicado álbum (Universal lo ha puesto en circulación este mismo martes, día 15), que arranca con unas ventas iniciales más que discretas. Nada extraño tratándose de una megaestrella más asidua últimamente a la crónica rosa que a la prensa musical.
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión