x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Festivales

Cien horas de cine en el sofá de casa

  • El Atlántida Film Fest celebra su cuarta edición y se consolida como festival de cine online
  • Este año presentan 47 películas, quince de ellas de estreno en España

Publicada el 11/04/2014 a las 13:14 Actualizada el 17/04/2015 a las 14:56
Fotograma de 'La main dans la main', de Valérie Donzelli, que se presenta en la sección Atlas del festival.

Fotograma de 'La main dans la main', de Valérie Donzelli, que se presenta en la sección Atlas del festival.

Michel Gondry, Xavier Dolan, Valérie Donzelli y Sion Sono. Lo último en cine de autor, en su vertiente más convencional o transgresora, y que se ha paseado por festivales patrios e internacionales. Este es el menú que presenta la cuarta edición del Atlántida Film Fest, un festival de cine online a través de la plataforma Filmin que va arañando espectadores poco a poco y consolidándose como una de las opciones más competentes de los festivales en streaming. El truco: seleccionar un cartel que pueda interesar a diferentes tipos de público. “Intentamos programar cine independiente atractivo, que no sea excesivamente radical. Tenemos desde el documental más político hasta películas con vocación más juvenil”, asegura Jaume Ripoll, director del festival y cofundador de Filmin. Así, entre toda la oferta, se puede encontrar el documental que dirigió Errol Morris sobre el exsecretario de defensa estadounidense, Donald Rumsfeld, The Unknown Known (EEUU, 2013), o la película The Kings of Summer de Jordan Vogt-Roberts (EEUU, 2013), que cuenta la historia de tres jóvenes que deciden vivir un verano según sus propias normas y que recuerda a la entrañable Cuenta conmigo de Rob Reiner. 



Este año, y hasta el 27 de abril, presentan 47 películas, entre ellas, 15 novedades para la cartelera española. Se reparten en tres secciones: Oficial, con las que concurren al premio a Mejor Película; Atlas, una selección de películas aclamadas en festivales internacionales; y el Ciclo Reflejos, con documentales sobre diferentes aspectos de la industria cinematográfica. Inauguró el cartel El desconocido del lago, de Alan Guiraudie (Francia, 2013), que se llevó el premio a mejor director en Cannes, en la sección Un Certain Regard. A mejor película optan largometrajes nacionales y latinoamericanos que no han conseguido distribución comercial tras su paso por otros festivales como el de Málaga, Gijón, La Habana o Buenos Aires. El jurado está compuesto por los realizadores Kike Maíllo y Mar Coll, el director del festival de Sitges, Ángel Sala, la directora literaria de Reservoir Books, Mónica Carmona y el director de la revista Fotogramas, Toni Ulled.

“Una de nuestras intenciones es darles difusión a este tipo de películas, que se encuentren con su público”, comenta Ripoll. Otra, sería la de actuar de trampolín para que los filmes de su cartel consigan un contrato con una distribuidora en España. El año pasado, Los ilusos, de Jonás Trueba, la película escogida para la clausura del evento, Post-Tenebras Lux, del mexicano Carlos Reygadas y The We and the I, de Michel Gondry, aprovecharon el empujón que les dio el Atlántida para llegar a las salas de cine de todo el país.

Es un festival que tiene todos los ingredientes de uno convencional, pero sin el escenario ni la espectacularidad de la alfombra roja. “¿Para qué otro festival físico?”, se pregunta Jaume Ripoll. La cuestión es “presentarse como una alternativa”, que sean los espectadores los que celebren el festival en su casa. Para ello, ofrecen dos modalidades de suscripción: cinco películas por 10€ y 20 por 30€. “Antes, teníamos abono para el festival completo, pero hemos decidido cambiar porque los precios que se ofrecen son muy bajos. Hay películas que están en taquilla en EEUU y a la vez en el cartel del festival”, explica Jaume.

Entre sus favoritas, destaca At Berkeley (EEUU y Francia, 2013) un documental dirigido por Frederick Wiseman sobre la vida académica en la prestigiosa universidad estadounidense; y Tom at the farm (Canadá, 2013), de Xavier Dolan. El director de Los amores imaginarios vuelve con la historia de un joven que al asistir al funeral de su amante, descubre que la familia de éste no era consciente de su homosexualidad y tiene que hacerse pasar por su mejor amigo. Entre el cartel, también destaca Main dans la main (Francia, 2012) de Valérie Donzelli, que presenta una peculiar historia de amor entre dos bailarines, y Michel Gondry con Is the man who is tall happy? (2013), una conversación, con partes de animación, entre el director de cine y Noam Chomsky. En el Ciclo Reflejos, se puede ver cómo fue el último rodaje de Jesús “Jess” Franco en el documental de Naxo Fiol A ritmo de Jess (España, 2013) y un ensayo documental sobre la figura de Luis Buñuel en En ningún lugar (Reino Unido, 2014), dirigido por Laurence Garret.
Más contenidos sobre este tema




1 Comentarios
  • este este 12/04/14 15:59

    Un Festival es un lugar de encuentro, es salir de casa y encontrarse con gente. Es una celebración, y tal vez el debate y la reflexión, el encuentro con realizadores y realizadoras... ¿Donde está el "Festival" quedandose en casa viendo películas proyectadas contra la pared? No lo veo... encuentro el termino "Festival" en este caso desafortunado, casi molesto. El título bien lo dice, Cien horas de cine en el sofá de casa.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

 
Opinión