x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




postales desde el exilio

“Me llegan por WhatsApp trocitos de cómo van creciendo mis primos y envejeciendo mis abuelas”

  • Elena Sansigre, de 25 años, lleva dos viviendo en Londres
  • Tras un trabajo precario consiguió un contrato indefinido en una 'startup' de ventas de entradas en la que entró de becaria

Publicada el 03/08/2014 a las 06:00 Actualizada el 02/08/2014 a las 17:29
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Elena Sansigre.

Elena Sansigre.

El de 2014 será el segundo verano que Elena Sansigre (25 años) pasará en Londres, adonde se marchó en septiembre de 2012. Tras licenciarse en Periodismo y hacer un máster en Comunicación Cultural, con alguna estancia fuera de España de por medio, en Madrid compaginaba varios trabajillos a tiempo parcial en los que le pagaban fatal –en uno de ellos todavía le deben alrededor de 1.000 euros que da por perdidos–, así que se hartó. "Tenía muchas ganas de probar suerte en Londres y buscar trabajo en su escena cultural", señala. Allí también se reunió con su pareja. No era la primera vez que se marchaba al extranjero (fue erasmus en Alemania y regresó a Berlín tras acabar la primera fases de sus estudios), así que no le costó demasiado hacer las maletas. "Siento que, en Europa y con las aerolíneas de bajo coste, hoy estás aquí y mañana allí", señala. 

Tras pasar por un empleo precario en una tienda de ropa consiguió un contrato indefinido en el departamento de atención al cliente de una startup de venta de entradas por internet en la que entró como becaria. Asegura que lo que se le hace más cuesta arriba de estar fuera "no es ni el clima ni el jamón serrano", sino la espontaneidad que hay en España cuando se socializa. "En Londres hay toda una estructura: está el afterwork, tomar unas copas, hacer una fiesta en casa, planear toda la tarde-noche en torno a un evento concreto... Echo de menos salir de trabajar y no planear cada paso de mi tiempo libre", asevera.

También, claro está, perderse el día a día de su familia y amigos. "Me van llegando por email, WhatsApp o Skype trocitos de cómo van creciendo mis primos, envejeciendo mis abuelas...". Y otras cosas: comprar gazpacho en el supermercado o poder nombrar a Martes y Trece en una conversación. "Tus amigos y compañeros de trabajo no entienden tus referencias culturales y sociales, así que mucha espontaneidad se pierde".

Dice no sentirse una exiliada económica. "Conozco a gente que sí se ha venido por necesidad y sé que lo pasa peor porque, en realidad, no quieren estar lejos de casa. Y lo entiendo perfectamente porque Londres es una ciudad bastante dura. Aquí todo consiste en sobrevivir, en vez de empezar una nueva vida", destaca. Y aunque sí se plantea regresar a España, teme "no encajar en una oficina española, en los horarios, en la manera de vida". "A medida que pasa el tiempo me siento más distanciada de España y la idea de volver a trabajar ahí se me hace imposible".

Aunque le toca trabajar, también tendrá tiempo para disfrutar del verano londinense. "La ciudad se transforma en verano. Aprovechan muy bien el tiempo y el espacio, y la gente está de mejor humor, aunque todavía no se lleva mucho eso de irte con una litrona al parque y, simplemente, pasar toda la noche por la calle. Agosto de 2013 lo pasé entero en España con mi pareja, que es de aquí: lo que más le gustó es el uso que le damos a la calle. Aunque es cierto que eran vacaciones y tendemos a idealizarlo todo". 
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

6 Comentarios
  • tartessos tartessos 03/08/14 23:54

    Mi solidridad contigo , se lo duro que es estar fuera de lo que crees tu tierra (Madrastra). Pero hay que vivir y somos ciudadanos del mundo, que se enteren todos, el mundo es de todos, si hay puedes sobrevivir hazlo y no mires atrás, la vida hay que vivirla al día sea donde sea.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Inmaculada Inmaculada 03/08/14 17:58

    Londres esta a la vuelta de la esquina, que me dirías si como yo tu madre te despidiera a tu viaje a Australia sin billete de vuelta, porque no te llega y tienes 22 años?, y una carrera universitaria Pues ya me dirás de como me va a ver envejecer mi hijo, por Skype?, tengo 58 años.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • ctd ctd 03/08/14 20:27

      No creo que esto sea una cuestión de "y yo más". La pobre chica tiene todo el derecho a sentir añoranza esté a 1.000 o a 10.000 km. Para explicar su situación, ha de pedir respuestas o lanzar agravios a otra gente. Con todo el respeto se lo digo.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • Unoqueno Unoqueno 03/08/14 19:36

      Siempre que tienes que salir de tu casa a buscarte la vida fuera es duro, no lo niego, pero al igual que tu, no siento mucha pena por los que han podido quedarse en Europa. Vivo en Sudamerica y estando aquí no he podido ir al funeral de mi abuela y no pude ver nacer a la hija de mi hermana. No es lo mismo un billete de 50-60€, que te los gastas y ya, que un billete de 1000-1200€ que necesitas varios años para ahorrarlo... con suerte

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Isadora Isadora 03/08/14 15:52

    Dentro de todas las cosas regulares o malas que tenemos en España, hay una que la hace única, es la gente, claro que no toda, pero si mucha. Despues está el sol, en mi tierra demasiado y desperdiciado como el viento que nos acompaña todo el año. Y la familia, la familia es impagable, en fin no me extraña que la gente tenga nostalgia

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Alfar Alfar 02/08/14 23:08

    Ojala que puedas  volver pronto y vivir en presencia lo que vives en whatssap. Buena suerte.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.