x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
postales desde el exilio

“La razón principal que me llevó a emigrar fue la crisis”

  • Santiago Uría, de 26 años, lleva 21 meses en Ciudad de México
  • Aunque le gustaría regresar, por el momento, ni se lo plantea

Publicada el 11/08/2014 a las 06:00
Santiago Uría.

Santiago Uría.

Tras acabar un máster en Literatura Europea vio que las oportunidades en España eran "las de siempre": hostelería o cualquier trabajillo mal pagado. Así que Santiago Uría, que ahora tiene 26 años, se decidió a hacer las maletas y marcharse a Ciudad de México, donde tenía un amigo y le parecía que las perspectivas eran mejores. De eso han pasado ya 21 meses. Y un periplo administrativo que no imaginaba cuando se decidió por emigrar. 

"Justo reformaron las leyes migratorias cuando llegué –el Gobierno de Peña Nieto se acercó al modelo norteamericano-europeo, explica–, así que la cosa se puso bastante cuesta arriba. No obstante, al final, y con mucha paciencia, conseguí el visado de trabajo. Y bueno, desde entonces me empezó a ir mucho mejor". No obstante, admite que sin el apoyo económico de su familia no le habría sido permanecer en México el tiempo suficiente para obtener el visado. "En ese sentido tuve facilidades, aunque la razón principal que me llevó a emigrar fue, efectivamente, la crisis económica", señala.

Por eso dice que sí, que "en parte" sí se considera un exiliado económico. "De haber sido otra la situación quizá lo hubiera intentado antes en España", dice. Y aunque le gustaría regresar, por el momento, ni se lo plantea. "Sé que todavía me quedan algunos años fuera. En cualquier caso, el primer paso será volver a Europa, y luego ya veremos lo que pasa". 

Para él, lo más duro de estar en América es la lejanía, no poder ver tanto como le gustaría a su familia y sus mejores amigos. Además, le es imposible volver a España más de una vez al año. Cuando lo consigue, dice, es con bastante esfuerzo. "La clave es hacerse una vida fuera. Por supuesto, la morriña siempre aparece de vez en cuando. Y aunque tengas la cabeza aquí tu pensamiento siempre está allí", explica.

Este verano también lo pasará a más de 9.000 kilómetros de España, pero eso no es algo que le moleste demasiado. "El verano es la estación lluviosa en México, tampoco es la época más calurosa del año. De hecho por eso me gusta bastante el verano en México; aunque no se parezca demasiado al verano de Castilla o Andalucía. La ciudad se queda más tranquila y llueve puntualmente todas las tardes". La única desventaja, señala, es que la lluvia forma atascos inmensos.

Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión