x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Industria cinematográfica

El cine español alcanza el 19% de cuota por recaudación

  • El sector no consigue repetir el éxito de 2014 (25,5%), apoyado en parte gran medida sobre la taquilla de Ocho apellidos vascos
  • Los productores fallan por poco en sus cálculos: en verano confiaban en las grandes producciones del otoño para superar el 20%

C. M.
LA AUTORA
Publicada el 22/12/2015 a las 14:22 Actualizada el 22/12/2015 a las 15:19
Imagen de la película 'Ocho apellidos catalanes'.

Imagen de la película 'Ocho apellidos catalanes', la más taquillera del año.

EP
Los productores lo intuían: sería difícil que el cine español repitiera el dato histórico de 2014, cuando copó el 25,5% de la cuota de recaudación total, firmando el mejor año de su historia. Aún así, Antonio Resines seguró en junio, durante el balance de mitad de año, que no sería "descabellado" superar el 20% de cuota de mercado. Los cálculos fallaron ligeramente: en 2015, el cine español acumuló el 18,9% de la recaudación con más de 100 millones de euros, según datos de la consultora Rentrak facilitados por la federación de productores.

La industria confiaba en que las grandes producciones del otoño salvaran un año que empezó algo oscuro, cerrando el primer semestre con una cuota de mercado un 60% más baja que en el mismo período de 2014. Regresión y Ocho apellidos catalanes han hecho su parte, pero no lo suficiente como para alcanzar el efecto Ocho apellidos vascos, que en 2014 asumió el 43% de la recaudación total del cine español. La película de Emilio Martínez Lázaro, revelación del pasado ejercicio, es responsable en gran medida del dato histórico de 2014.  "[El filme] es un elemento que desvirtúa todo el estudio", confesó en julio Arturo Guillén, responsable de Rentrak en Europa, Oriente Medio y África.

El dato supone, sin embargo, que 2015 es el tercer mejor año para la industria, tras el del pasado ejercicio y el de 2012 (19,5%). Hay que atribuir el éxito a las cinco películas españolas que se sitúan entre las 20 más taquilleras del año. Ocho apellidos catalanes acumula 28,3 millones de euros en sus cuatro semanas de exhibición, que le han hecho la película más taquillera del año. No alcanza, por ahora, el éxito comercial de su predecesora, que acumuló 55,10 millones de euros y 9 millones de espectadores. Atrapa la bandera (estrenada en verano) es, con 11 millones de euros, la segunda película española más taquillera. Perdiendo el norte llevó a las salas a 1,6 millones de espectadores, Regresión (llegó a las salas en octubre) atrapó a 1,42 millones y Ahora o nunca, a 1,41. 


“El cine español ha vuelto a conectar con el público. Se nota un cambio de percepción por ver cine y por ver cine español", ha asegurado Ramon Colom, presidente de FAPAE, la federación de productores. De hecho, la asociación confía aún en que los próximos estrenos de Palmeras en la nieve e Incidencias dejen la taquilla algo por encima del 19% antes de que acabe el año. La mejora general de la recaudación que ha aumentado un 8% en el total de los filmes exhibidos (españoles y extranjeros) y el estreno de un taquillazo como es el nuevo capítulo de La guerra de las galaxias, Star Wars. El despertar de la fuerza (que alcanzó en su primer fin de semana los 8,4 millones de euros), hace más difícil que la balanza se incline hacia el cine patrio. Pero la industria no pierde la ocasión de dar buenas noticias tras años de pérdidas de negocio
Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión