x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Los estrenos de la semana

‘El amor es más fuerte que las bombas’: La guerra íntima

  • Joachim Trier retrata en El amor es más fuerte que las bombas las heridas de una familia tocada por el duelo
  • En la española Cien años de perdón, Daniel Calparsoro revisita las películas de atracos con Luis Tosar, Rodrigo de la Serna y Raúl Arévalo

infoLibre
Publicada el 04/03/2016 a las 09:52 Actualizada el 04/03/2016 a las 10:37
Secuencia de 'El amor es más fuerte que las bombas'.

Secuencia de 'El amor es más fuerte que las bombas'.

El amor es más fuerte que las bombas (Louder than bombs en el inglés original, como aquel disco recopilatorio de The Smiths) puede sonar a declaración manida y algo cursi. Nada más lejos de la intención del director Joachim Trier, autor de Oslo, 31 de agosto, en este drama familiar que gira en torno al duelo. El filme —con guion del cineasta junto a Eskil Vogt, su colaborador habitual y artífice de Blind— retrata a una familia reunida de nuevo tras la muerte de la madre, fotógrafa de guerra, a la que se homenajea con una exposición.

Un marido y padre (Gabriel Byrne) que trata de lidiar con el vacío, un adolescente (Devin Druid) voluntariamente desconectado de las personas que le rodean y otro hijo (Jesse Eisenberg) que estrena paternidad casi al mismo tiempo que orfandad. Todos tratan de aceptar la posibilidad de que su madre (Isabelle Huppert), que resistió a los horrores de la guerra, hubiera decidido quitarse la vida en un pretendido accidente de tráfico. Trier —familiar de Lars— mantiene un cierto tono nódico en su película más internacional hasta la fecha, para evidenciar los campos de batalla que residen en cada vida común. 



Seis hombres enmascarados irrumpen en la sede de un banco, en una lluvioso día, en Valencia. El atraco debería ser limpio, pero nada sale como había sido planeado. En Cien años de perdón, un ejemplo más del solvente cine de acción producido en los últimos años en España, Daniel Calparsoro utiliza las premisas clásicas de las películas de ladrones —con una buena panda de ellos, interpretados por Luis Tosar, Rodrigo de la Serna...— para hacer una reflexión sobre la relación entre capital y política. El lector sabrá por dónde van los tiros si recuerda el refrán: "Quien roba a un ladrón...". 



Más estrenos

13 minutos para matar a Hitler —de Oliver Hirschbiegel, director de El hundimiento— recupera la figura de Georg Elser, el carpintero suabo que estuvo a punto de cambiar la historia atentando contra el Führer en 1939, poco después del comienzo de la II Guerra Mundial, con una bomba fabricada por él mismo. El documental Janis, de Amy Berg, sigue los pasos de la cantante estadounidense desde sus comienzos al estrellato, poniendo el foco en su creación, y no en su trágica muerte. 

[Lee aquí nuestro reportaje sobre 13 minutos para matar a Hitler. Consulta la entrada de Roxy Blog sobre Janis]


Más contenidos sobre este tema




 
Opinión