X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Teatro

La "democracia comprada" de la 'Orestíada'

  • Luis García Montero firma una versión del texto de Esquilo dirigida por José Carlos Plaza para el Festival de Mérida, donde no se representaba desde hace una década
  • "La historia de la lucha contra la injusticia y el poder, y el testimonio de las víctimas, es un relato que viene de muy lejos", dice el poeta

Publicada 05/07/2017 a las 06:00 Actualizada 05/07/2017 a las 16:50    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 3

Ricardo Gómez y Roberto Álvarez en la 'Orestíada' de José Carlos Plaza con versión de Luis García Montero.

Ricardo Gómez y Roberto Álvarez en la 'Orestíada' de José Carlos Plaza con versión de Luis García Montero.

JERO MORALES (FESTIVAL DE MÉRIDA)
"No hace falta forzar mucho el texto para actualizarlo. Cada sociedad elabora los clásicos de acuerdo con su ideología, sus avances y sus problemas." El poeta Luis García Montero habla por teléfono, controlando los nervios, a pocas horas del estreno de la Orestíada en el Festival de Mérida este miércoles. Ha dedicado los últimos meses a la trilogía de Esquilo, la única que se conserva completa de todo el teatro griego, y habla con cautela. Es la primera vez que se enfrenta a los clásicos en escena, y lo hace inaugurando el certamen que los lleva cada verano desde hace 63 al teatro romano de la ciudad extremeña. La propuesta le venía del director José Carlos Plaza, habitual del espacio y cercano al poeta, que ha contado con actores como Ricardo Gómez, Amaia Salamanca, Ana Wagener y Roberto Álvarez

Si le hacemos caso, su versión del texto dice más sobre el mundo en que se representa que sobre aquel en que fue escrita. Sí, la Orestíada siempre hablará de los Atridas, una familia ilustre marcada por la muerte y la venganza. Siempre contará la muerte de Agamenón a manos de su esposa, Clitemnestra, rota por el sacrificio que este decidió hacer de su hija Ifigenia. Y la decisión de los hermanos Orestes y Electra de asesinar, a su vez, a Clitemnestra, tan madre de ambos como asesina del padre. Y del juicio a Orestes, representación de la justicia entre iguales pero también del orden establecido por los dioses. Pero, ¿a qué se le dará más peso? ¿Quién será el héroe? ¿De quién se prescindirá en la adaptación?

Los títulos de las tres partes elegidos por García Montero son reveladores: la primera parte mantiene el de "Agamenón"; la segunda parte cambia "Las coéforas" por "Orestes", para mayor claridad; y la tercera deja de ser "Las euménides" para llamarse "La democracia". "La Orestíada se ha visto como un paso de la venganza a la justicia", explica García Montero. El pueblo griego se eleva sobre la Ley del Talión para instaurar un tribunal de hombres que juzgan a sus iguales. Pero esta concepción tiene su trampa. "Para defender a Orestes, los dioses sobornan al coro", señala el poeta, "y le invitan a participar y a olvidarse de sus derechos en nombre del bienestar y del dinero". La conexión con la actualidad era sencilla: "En nuestro mundo eso tiene que ver con la renuncia de valores en nombre del mercado, y sobre una crisis democrática donde el poder engaña al pueblo y donde el poder es manipulado por corrientes que pueden ser muy calculadas".

La puesta a punto del texto tiene más que ver con el fondo que con la forma. "Tuvimos claro que no íbamos a tomar el camino fácil: eso de vestir a Agamenón de vaquero o ponerle una metralleta a Orestes no tenía mucho sentido", bromea García Montero. Lo que sí hizo para desbrozar el texto y pasar de las siete horas originales a dos, más soportables para el espectador que reposa sobre las duras gradas del anfiteatro, fue suprimir "lo coyuntural a la Grecia clásica": "Las alusiones culturalistas o mitológicas, las descripciones...". Quedaba solo "la esencia de la reflexión" y los ojos del espectador, que trasladan la obra a los parámetros éticos del siglo XXI. 

Cuando la Orestíada pasó por última vez en el Festival de Mérida, en 2007, la versión de la compañía Alquibla Teatro, dirigida por Antonio Saura, prescindía de la participación de los dioses "porque hoy la fuerza divina ha sido desterrada del universo". La de García Montero y Plaza los recupera como figuras que se esconden detrás de la justicia, ya que Atenea y Apolo interceden en favor de Orestes. "Es una democracia comprada", dice el autor, "que tiene mucho que ver con la prepotencia del lujo y del clientelismo". La obra de Esquilo nos hace reflexionar sobre "cómo todos protestamos mucho cuando se ponen en duda nuestros derechos como consumidores, pero al mismo tiempo estamos dispuestos a olvidar la solidaridad y los derechos de los demás". 

Es frecuente también en las adaptaciones escénicas contemporáneas prescindir del coro, un personaje que no forma parte de la tradición teatral más reciente y cuya función, explicativa, no suele ser necesaria para el público actual. No lo hace esta versión. No solo se mantiene el coro, sino que los actores que lo componen igualan en número a los que interpretan a los personajes principales. "Me preguntaron", recuerda el poeta, "si se trataba de llevar al teatro clásico el 15-M. Yo les comenté que desde luego el 15-M fue una necesidad, para denunciar un asunto de injusticia, y que estuve allí, pero que el 15-M no se inventó nada". El coro es aquí, como era en la Grecia clásica, un trasunto del pueblo. Un pueblo que tiene voz, incluso una voz furiosa, pero al que poderes superiores tratan de manera a su antojo. 

¿Y qué hay del problema irresoluble que propone Esquilo? Clitemnestra venga la memoria de su hija, sacrificada despóticamente por su padre para calmar a los dioses. ¿Está Clitemnestra haciendo justicia o violando las leyes? "Sin duda, hoy un personaje como Clitemnestra es mucho más simpático que uno como Agamenón", apunta García Montero. Pero lo mismo podría preguntarse de Orestes: si el crimen de Clitemnestra parece justo, el de Orestes no lo sería; y si el de Orestes se considera necesario, ¿por qué no lo fue el de Clitemnestra?

El poeta se ha permitido un epílogo que no existe en la versión original y que viene a proponer una salida al dilema irresoluble propuesto por Esquilo. "Yo me he atrevido a proponer un diálogo entre el fantasma de Clitemnestra y Orestes. En la obra, el autor avisa ya de que cargamos con nuestros fantasmas", dice. De esta forma, la versión cambia "la venganza por los cuidados" y opone "valores humanos extremos frente a la extrema violencia". La presencia de Clitemnestra alivia la culpa del hijo, y "el amor de una madre abre un horizonte que acaba haciendo posible un futuro feliz en la plaza, a las puertas de palacio". En diez años, quizás, la Orestíada tome nuevos matices en el escenario de Mérida. 
 
LA AUTORA Correo Electrónico


Hazte socio de infolibre



3 Comentarios
  • nmuchnik nmuchnik 06/07/17 10:45

    Luis, donde se puede comprar tu texto, Ya que dudo mucho poder ira a ver la obra al teatro.
    Me interesa mucho. Nicole Muchnik.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • irreligionproletaria irreligionproletaria 05/07/17 22:22

    Carros de boñigas para que sea un gran éxito. Para los actores, para Luis y para José Carlos, los mejores deseos. Abrazos largos a toda la Compañía.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    1

    • irreligionproletaria irreligionproletaria 07/07/17 21:21

      PD. Hoy 7, he leido la crónica de www.hoy.es. detallando el estreno.
      Mas de 2000 espectadores, son un éxito para un obra clásica, dura y extensa, como 'Orestiada'.
      FELICIDADES a toda la Compañía, a José Carlos -nos tiene habituados al éxito seguro- y, para el debutante García Montero, en esta adaptación.
      Abrazos largos a todos, especialmente a l@s actrices/actores, por la responsabilidad de la representación. Lamentablemente, no podré asistir en esta ocasión.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

Lo más...
 
Opinión
  • Desde la tramoya Luis Arroyo Luis Arroyo

    Cataluña: el camarote de los hermanos Marx

    Quizá Mas y sus ventrílocuos, ERC y la CUP, pensaron hace años que lograrían tener masa crítica suficiente para promover una insurrección ciudadana histórica. Pero lo cierto es que no lo han logrado.
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    En busca de un modelo para decir adiós

    Si está contando los días y las horas que faltan para el 1 de octubre, o es de los optimistas que esperan algún tipo de milagro el día 2, es posible que sufra una decepción mayúscula. Esto no ha hecho más que empezar.
  • Telepolítica José Miguel Contreras José Miguel Contreras

    Renuncio a mi derecho a decidir

    En España, desde la vuelta de la democracia en 1977, no habíamos padecido una avería en nuestra maquinaria democrática como la que afrontamos en torno al problema catalán.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre