x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Festival de Cannes

Bárbara Lennie: "Farhadi es uno de los directores mas obsesivos con los que he trabajado"

  • La actriz llega a Cannes con dos títulos, Todos lo saben, del cineasta iraní, que abrió el festival, y Petra, de Jaime Rosales, presentada en una sección paralela
  • Estuvo en Berlín con La enfermedad del domingo y antes de acabar el año otro certamen internacional estrenará El reino, de Rodrigo Sorogoyen

Noticine.com | infoLibre
Publicada el 11/05/2018 a las 12:37 Actualizada el 11/05/2018 a las 13:47
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

La actriz española Bárbara Lennie posa durante la presentación de la película 'Todos lo saben' en la 71 edición del Festival de Cannes.

La actriz española Bárbara Lennie, durante la presentación de 'Todos lo saben' en la 71ª edición del Festival de Cannes.

EFE
Si hay una actriz española que no ha parado de trabajar en las últimas temporadas, y en proyectos muy diferentes, pero todos seductores, esa ha sido Bárbara Lennie (Madrid, 1984). Este año llega a Cannes con dos títulos, Todos lo saben, el filme del iraní Asghar Farhadi que abrió el festival, y Petra, de Jaime Rosales, presentada en la Quincena de Realizadores. Pero también estuvo en Berlín con La enfermedad del domingo y antes de acabar el año algún otro certamen internacional estrenará El reino, de Rodrigo Sorogoyen.

Pregunta. Pocos actores o actrices pueden hacer doblete como usted en Cannes.

Respuesta. Estoy feliz de estar aquí y con estos dos proyectos de los que me siento tan orgullosa. Es mi primera vez en este festival y la verdad es que me ha parecido una presentación importante. Lo estoy disfrutando y aprovechando desde que puse un pie en el aeropuerto de Niza.

P. ¡Menudo año el suyo! Dos películas aquí en Cannes, una en Berlín y seguro que otra en Venecia, Toronto o San Sebastián... ¿Es este su mejor momento?

R. Sí, El Reino irá seguramente a San Sebastián. Bueno, es un momento dulce que tiene que ver con años previos de trabajo, y hay veces que hay suerte y las cosas salen bien. Es recoger frutos de todo eso, de años de esfuerzo que han sido bastante intensos. Además, he estado todo este tiempo trabajando con directores que de alguna manera unos han ido llamando a los otros. Y ahora me siento en un momento en el que tengo la suerte de poder decidir lo que quiero hacer, me puedo plantear si quiero trabajar y dónde. De alguna manera sí es un momento importante en mi carrera.

P. ¿Cree que el trabajo con Farhadi en Todos lo saben puede abrirle más puertas internacionales? ¿Le interesaría? ¿Piensa en Hollywood?

R. Me encantaría. No lo tengo como objetivo, ni es mi sueño por encima de todo. Yo vivo en España, donde hay una cinematografía maravillosa con directores igual de maravillosos, pero no es como Francia. Es mucho más complicado acceder a la industria europea o americana, por lo cual una película como la de Asghar, que se va a ver por el mundo, con estrellas como Penélope [Cruz], Javier [Bardem], [Ricardo] Darín... Soy consciente de que es una ventana para acceder a otras cinematografías que de otra manera serían inaccesibles.

P. ¿A pesar de la diferencia de idiomas?

R. Ya he trabajado para Pascal Rambert en francés [en La clausura del amor]. Pero aunque no hable tu idioma, se percibe de alguna manera. Con Asghar teníamos siempre un traductor. Él habla inglés, pero se cansa. Así que es curioso cómo alguien que está tan lejos de tu idiosincrasia es capaz de darte notas cuidando tanto todos los detalles. Ha hecho un trabajo increíble. Han sido cinco años con este proyecto. Cada mañana venía con todo el texto aprendido. Lo escuchaba en español y si le parecía te cambiaba alguna palabra. Es uno de los directores mas obsesivos con los que he trabajado nunca, con lo cual, aunque no hablaba español, era como si lo supiera. Ha sido impresionante trabajar con alguien tan talentoso.

P. Jaime Rosales también explico que para rodar Petra hizo un trabajo exhaustivo.

R. Sí. Son locos. [Risas.] Jaime también es un obsesivo compulsivo, como casi todos los directores buenos. Creo que ser director conlleva a obsesionarte con tu propia obra y pasar por encima de casi todo para conseguir lo que quieres, siendo respetuosos. Con Jaime estuvimos trabajando varias semanas, sentados en la mesa, leyendo e improvisando, acercándonos al guion de una manera muy minuciosa, y después, en el rodaje, tratando de olvidar todo lo que habíamos hecho para que en cada secuencia hubiese algo nuevo e imprevisto. En el rodaje no estaba permitido el guion. No nos dejaba pronunciar la frase como estaba escrita, porque a él le gusta improvisar en cada toma. Coge tus palabras y las hace suyas, y las pone en su propio lenguaje.

P. Qué coincidencia estar en Cannes con dos películas tan diferentes pero que hablan de los mismos temas: la familia, los secretos, la culpa, el dolor...

R. Sí, ambas hablan de las dificultades y también de las cosas maravillosas que tiene la familia, por concepto. Y el peso de los secretos y de la identidad. La figura de las madres, presentes o ausentes, igual que los padres. Son temas universales que han estado desde el inicio de las narrativas y que nos siguen interesando. Como material dramático es inagotable.

P. ¿En qué se basó para componer el personaje de Petra, que es tan poderoso que carga con el peso de la película?

R.
Petra lo que tiene es una inquietud vital que no la deja vivir tranquila y que tiene que ver con su origen, por no saber de dónde viene exactamente. Yo vengo de una familia argentina, tengo una tía desaparecida, mis padres son exiliados políticos, con lo cual el tema de la identidad y de mantener secretos para intentar sobrevivir me ha acompañado bastante. Es algo que conozco de cerca, y después me he basado mucho en lo que era el guion como tal. Estaba muy bien escrito. Y cuando es así, te da casi todo lo que necesitas.

P. La película tiene estructura de tragedia griega, pero Petra le pone toques de humor...

R.
Está bien que veas a Petra como un aire fresco, porque es un personaje que quiere arrojar luz después de tanta oscuridad, y con tantas personas que están a su alrededor, que están muy metidas en la mentira y el horror. Es una familia pudiente, famosa,son artistas... pero están podridos. Y ella entra allí para buscar una verdad.

P. ¿Se identifica con Petra?

R. Seguramente en algunas cosas sí. Es un personaje muy coherente con lo que quiere, se va proponiendo cosas y las cumple. Es coherente con lo que siente. Decide dejar de pintar y no pinta más. Y en eso me siento muy identificada. Escucho bastante mis instintos. En ese sentido soy bastante kamikaze, a veces para bien, otras para mal, como Petra.

P. Se habla mucho sobre la distinta óptica de las mujeres haciendo cine. Sin embargo, últimamente, usted ha hecho varias películas de directores hombres, como Petra o antes Una especie de familia y La enfermedad del domingo, con fuertes personajes femeninos. ¿Cree que una mujer directora entiende mejor esos personajes?

R.
En mi carrera solo he trabajado con una mujer en María y los demás y sí que se nota la diferencia, pero es porque somos diferentes. La manera de estar en un set, la posición de poder que tiene el director, sus vínculos, todo es muy diferente. Pero también he tenido la suerte de trabajar con directores que han sido muy cómplices.

P. En Petra la cámara se desplaza entre los personajes dejando vacío, como si el entorno fuera un personaje más. ¿Eso estaba en el guión?

R. Fue una locura. A veces tardábamos cinco y seis horas hasta que Jaime encontrara cómo se iba a rodar la secuencia. Esto hacia que a veces la dinámica del rodaje fuera muy pesada, porque eran tiempos eternos y estar esperando es lo mas agotador que hay. Pero luego lo bonito era que hasta cuando él decía “corte”, tu eras la dueña de la acción. Cuando tenían que pasar ciertas cosas tu sabías que tenías que ir por esos lugares y, de alguna manera, ser un poco actriz y directora, porque también te deja más capacidad para decidir cómo va a ser la secuencia. Tienes una continuidad emocional y de tiempo, que por lo general en el cine se ve afectada.

P. ¿Cómo ve la situación del cine en España?

R.
En España es muy complicado hacer películas. Hay como una dicotomía entre el talento y los medios de producción, de distribución de las películas, el apoyo que hay por parte del Gobierno. Es muy evidente la diferencia. Pero creo que estamos viviendo un momento de transformación donde cada vez las películas van más enfocadas a las plataformas digitales.

P. También le interesa el teatro. No sé si le queda tiempo...

R. Sí, de hecho acabo de hacer una obra teatro que terminó hace un mes [El tratamiento, de Pablo Remón] y espero tener un proyecto muy grande para fines de año, pero todavía no está cerrado. Llevo dos años sin descansar, por lo que me voy a tomar ahora un poco de respiro para luego ver dónde mirar, porque uno a veces entra en una dinámica de trabajo que es agotadora.

P. ¿Le gustaría participar en alguna serie televisiva de las que ahora están tan en auge?

R. Sí, me encantaría. Hay mucha gente talentosa trabajando en ellas. Además te permite viajar por el mundo, son muy bien distribuidas. También me gustaría ponerme detrás de la cámara y lo vengo diciendo desde hace mucho. Pero necesito el tiempo para pensar en ello y ponerme a escribir. Por ahora quiero dedicarme este año a aprender idiomas, viajar y conocer gente de otros lugares del mundo.

© Daniela Creamer (Cannes)—NOTICINE.com
 
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.