x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Festival de San Sebastián

El cineasta japonés Hirozaku Koreeda recibe el Premio Donostia entre lágrimas: "Este público es un aliciente para hacer películas"

  • Nada más salir al escenario, el cineasta ha recibido una ovación de más de dos minutos
  • "Mi carrera está todavía a la mitad, pero soy consciente de que este premio no me lo volverán a dar en mi vida", ha bromeado

Publicada el 24/09/2018 a las 11:11 Actualizada el 24/09/2018 a las 12:21
El cineasta japonés Hirokazu Koreeda.

El cineasta japonés Hirokazu Koreeda.

Europa Press
El cineasta japonés Hirokazu Koreeda ha recibido este domingo 23 de septiembre en el Teatro Victoria Eugenia el segundo Premio Donostia de la 66 edición del Festival de Cine de San Sebastián entre lágrimas y agradeciendo tanto al público como al propio certamen "ser un aliciente para hacer películas", informa Europa Press.

"Me parecen muy amables y la reacción del público en este festival es uno de los alicientes para seguir haciendo películas", ha señalado Koreeda, quien ha recibido el galardón de manos del director del festival de Cannes, Tierry Frémaux.

Nada más salir al escenario, el cineasta ha recibido una ovación de más de dos minutos y ha comenzado a llorar hasta el final de su discurso.

Koreeda ha tenido un recuerdo para la actriz japonesa Kirin Kiki, que estuvo hace dos años con él presentando After the storm –y también participa en su reciente Un asunto de familia– y falleció hace una semana. "Es un momento emotivo pero también muy triste", ha señalado.

El director, primer cineasta asiático reconocido con este galardón honorífico, ha admitido que todavía le parece "muy temprano" para recibir un premio como el Donostia, pero supone "una emoción" que le deja "sin habla". "Mi carrera está todavía a la mitad, pero soy consciente de que este premio no me lo volverán a dar en mi vida", ha bromeado.

"Es un festival al que me han invitado muchas veces y siempre me han tratado muy bien: cada vez que vuelvo a Japón hablo muy bien de San Sebastián a todo mi equipo y cada vez son mas los que quieren acompañarme", ha reconocido. Koreeda ha estado también acompañado en el escenario por el actor Lily Franky, quien le ha dado un pañuelo para secarse las lágrimas.

El acto ha estado presentado por el director del certamen. José Luis Rebordinos, quien ha defendido que el cine del autor japonés "ha ganado" al certamen por dos razones. "Es un cine que apela al corazón pero también es una persona muy humilde al que consideramos un amigo", ha señalado.

Por su parte, Fremáux ha recordado que se trata de una celebración para "uno de los directores más importantes de hoy, de la historial del cine japonés y mundial". Fremaux ha destacado que se estrenó en su cargo con una película de Koreeda en el 2001 y ha defendido que "nunca es demasiado temprano para decir a los directores que son demasiado importantes".

"No hay que esperar a tenerlos viejos y que estén a punto de morir, ha señalado, para posteriormente calificar a Koreeda como "el hijo de Ozu". Este premio Donostia se creó para "reconocer a los amigos del festival, al margen del glamour" y ya el año pasado premió a Agnès Varda poco antes de recibir un Oscar honorífico –en este año, Koreeda ha ganado la Palma de Oro de Cannes–.
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión