x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Prepublicación

'El agente oscuro'

Publicada el 08/06/2019 a las 06:00 Actualizada el 08/06/2019 a las 12:21
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

infoLibre publica un extracto de El agente oscuro, el relato anónimo de un espía reclutado y formado por el Centro Superior de Información de la Defensa (el CESID, predecesor del CNI), un libro publicado por Galaxia Gutenberg con prólogo del periodista Ignacio Cembrero, especializado en el Magreb y Oriente Próximo. El autor del texto no es un funcionario, sino un confidente que acabó especializándose en islamismo e infiltrándose en ciertas comunidades para detectar casos de radicalización. El propio volumen advierte que, para protegerse, el autor ha modificado algunos nombres, fechas y localizaciones de los hechos que describe, pero el propio Cembrero, que le ha tenido como fuente, da fe de su labor como agente encubierto. 

______


No recuerdo en qué momento de mi vida me di cuenta de que ciertos episodios ocultos, en los que había participado directa o indirectamente, merecían ser contados o escritos; a partir de entonces fui poco a poco hilando el relato que sigue y construyendo, con el recuerdo preciso de quien tuvo que memorizar tal vez demasiados detalles, una zona necesariamente en sombra de la historia del espionaje contemporáneo institucional y de base de este complejo país que es España.

Tundra no fue mi auténtico alias; pero podía haberlo sido. Aun con esa licencia y otras que me he permitido con determinados nombres y lugares, es más que previsible que algunos responsables del viejo Centro Superior de Información de la Defensa (CESID) y los últimos controladores y enlaces que tuve en el moderno y pretencioso Centro Nacional de Inteligencia (CNI) me identifiquen plenamente. También asumo que me reconocerán algunos de quienes fueron mis objetivos durante esos años, claramente referidos y retratados en esta narración, y hasta algunos de los responsables de las organizaciones en las que trabajé infiltrado. Sólo admitiendo este necesario inconveniente y sopesando sus posibles consecuencias ha podido escribirse y publicarse el comprometido relato que sigue. Sin embargo, he tomado precauciones literarias cuando se trataba de ambientes más recientes de radicalismo y terrorismo de apellido islámico. En estos, sobre todo, y en algunos otros de los episodios que siguen, los nombres de ciertos protagonistas, las fechas exactas de los hechos y los escenarios espaciales han sido intencionadamente omitidos o alterados para camuflar la identidad del autor de la narración, de Tundra. Ello no afecta en absoluto a la esencia de la historia, y el lector pronto entenderá que ese enmascaramiento era absolutamente imprescindible en algunos de los relatos.

Hoy tengo mi propio negocio de importación y venta en una ciudad española en la que nunca desarrollé labores de información para nadie. Ya no trabajo ni colaboro con ninguna agencia de inteligencia ni deseo volver a tener contacto alguno con ese mundo subterráneo. Llevo eso que se conoce como una vida discreta. Salvo mi esposa, ya al corriente de todo, el resto de mi familia y mis amigos continúan ignorando la realidad de mi vida laboral. Mi aspecto exterior tampoco tiene nada que ver con el que fue. Por todo eso creo que, aunque llegaran a conocerse mi nombre y apellidos, comunes ambos en nuestros censos, no le será fácil a nadie hacer averiguaciones sobre mi paradero y situación actuales.

Esta que sigue, le pese a quien le pese y lo niegue quien lo niegue, es la historia del trabajo de campo ordinario de un servicio de inteligencia secreto y eficaz como el español. Es la historia, en clave reality show, de Tundra, un informador reclutado por el Centro y convertido en agente oscuro, un peón al que se entrenó y formó para que pudiera infiltrarse a sueldo en ambientes grises, clandestinos o marginales.

En todo este tiempo he sabido de muchos hombres y mujeres de todas las edades que siguen trabajando a diario y arriesgando su estabilidad social y familiar, cuando no su salud y hasta sus vidas, para informar al Gobierno de España de todo aquello que puede suponer una amenaza para la seguridad, la paz, la economía de la nación, la defensa, la estabilidad política... De casi ninguno jamás se sabrá nada. A todos ellos y a su ingrato oficio está dedicado este relato.

Estas páginas narran la historia de Tundra, tal y como la he ido recordando: es la crónica del día a día de un espía atónito, perplejo ante la gravedad de muchas de las cosas que sucedían en su entorno y que nunca fueron del conocimiento de la opinión pública.
 
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.