x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Cultura

El noviembre de 2019 de 'Blade Runner' ya no es el futuro sino el presente: ¿en qué ha acertado o fallado la película?

  • Una ciudad asolada por un clima hostil, androides con aspecto humano y colonias humanas en el espacio exterior... la mayoría de los elementos que muestra el largometraje no forman parte de nuestro día a día
  • La cinta de culto de Ridley Scott adaptaba libremente la novela ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? de Philip K. Dick y llegó a los cines en 1982

infoLibre
Publicada el 04/11/2019 a las 11:35 Actualizada el 04/11/2019 a las 12:45
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Póster original de la película 'Blade Runner'

Póster original de la película 'Blade Runner'

Europa Press
En 1982 llegó a los cines una de las películas más recordadas y aclamadas de los años 80, Blade Runner. La cinta de culto de Ridley Scott adaptaba libremente la novela ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? de Philip K. Dick y mostraba una visión futurista de la Tierra en el noviembre del año 2019. Pues bien, ese momento ya no es el futuro sino el presente y toca preguntarse... ¿en qué ha acertado el aplaudido largometraje?

El filme escrito por Hampton Fancher y David Peoples retrata una versión distópica e industrial de Los Ángeles, ciudad asolada por un clima hostil, androides con aspecto humano y personas que viven en colonias en el espacio exterior. Y a decir verdad... la mayor parte de los elementos que mostró la película protagonizada por Harrison Ford y Sean Young no han sido muy acertados.

Por ello, Europa Press hace un repaso de aquellas predicciones que Blade Runner ha acertado, como también en las que ha fallado.

Los replicantes



Rick Deckard, el personaje de Harrison Ford, tiene como misión rastrear replicantes rebeldes, androides que finge ser seres humanos, para retirarlos (asesinarlos). Dichos robots posean una inteligencia excepcional y son tan reales, que a las autoridades les cuesta distinguir si son personas o no. De ahí que sean preguntas sobre la reacción emocional, la única forma de diferenciarlos.

Aunque los investigadores están intentando crear androides realistas, incluso con animales como aparecen en Blade Runner, lo cierto es que se está muy lejos de alcanzar el grado de sofisticación mostrado en la película.

Coches voladores

En la película, Deckard se sube a un "Spinner", un coche de policía que es capaz de volar como un avión y planear verticalmente como un helicóptero. Un coche volador es el sueño típico de las películas futuristas, como sucedió con Regreso al futuro. Aunque ha habido algunos prototipos (uno japonés que quiere debutar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020), de momento, las ruedas siguen atadas al asfalto.

Vallas publicitarias digitales

En Los Ángeles de Blade Runner los carteles digitales aparecen varias veces en rascacielos y demás edificios, con anuncios de varias marcas como Coca Cola. En este caso, la película acertó, actualmente lugares como Times Square en Nueva York, Piccadilly Circus en Londres o la Gran Vía en Madrid muestran vistosos anuncios en pantallas LED, muchos de ellos en movimiento, como en la cinta de Ridley Scott.

Un clima miserable

La meteorología en Blade Runner muestra un clima hostil, plúmbeo y oscuro. Tanto la novela de Dick como la película de Scott sugieren que Los Ángeles estén entre tinieblas se debe a la contaminación industrial y las consecuencias radioactivas de una gran guerra nuclear.

Cierto es que la Tierra está viviendo un drama medioambiental, que es el cambio climático, pero las consecuencias de esto difieren enormemente de lo mostrado en el filme. Al estar ambientada en Los Ángeles, hubiera sido más acertado un clima árido, con una sociedad devastada por los incendios, más cercana a Mad Max. Por otro lado, no habría tampoco consecuencias radioactivas (eso es fruto de que la obra se hizo durante la Guerra Fría) sino catástrofes naturales como huracanes, tifones, olas de calor o intensas nevadas.

Colonias humanas en el exterior



En el filme se hace referencia a las colonias de humanos que se han marchado para tener "la oportunidad de comenzar de nuevo en una tierra dorada de ocasiones y aventuras". Aunque existan multimillonarios como Elon Musk o Richard Branson que están buscando la forma de ir al espacio, de momento parece que el destino de la Humanidad, independientemente de la clase social, está unido a la Tierra.

Las marcas que existen en 2019

En los anuncios que se ven en Blade Runner aparecen varias marcas muy famosas en ese tiempo. Desafortunadamente, varias de ellas no existen en 2019 o han sido absorbidas por otra compañía. Es el caso de RCA, que pertenece actualmente a Sony Entertainment, o Bell Telephne Company, que ahora es AT&T, la empresa de videojuegos Atari, que ahora está bajo la marca Infogrames.

Por el lado contrario, la película acertó con la longevidad de Coca Cola, Cuisinart, Budweiser o Tsingtao.

Dominio cultural de Japón



En el filme puede verse cómo la sociedad estadounidense está fuertemente influenciada por la cultura japonesa, al verse varios referentes de la sociedad nipona en Los Ángeles. Esto puede ser un guiño al rápido crecimiento del país del Sol Naciente, puesto que en los años 80 era la segunda potencia mundial y acechaba peligrosamente a la economía de Estados Unidos como líder mundial.

Quizás lo más acertado hubiera sido poner referencias culturales de China. En el año 2019, la segunda potencia mundial es el gigante asiático y su amenaza a la economía estadounidense es muy superior a la de Japón, al tener 1,13 billones de dólares en títulos de deuda del país norteamericano, bastante más que los 1,09 billones que tiene Japón.

Hablar con los ordenadores

En Blade Runner puede verse a Deckard dándole órdenes verbales a un ordenador para que amplíe una fotografía. Efectivamente, la tecnología de reconocimiento de voz es una realidad extendida en nuestro presente y no es raro hacerle pregunta a Alexa de Amazon, a Siri de Apple o a Aura de Movistar. Existen asistentes voz en lugares tan curiosos como el cuarto de baño de una casa.

Videoconferencias

Puede verse al protagonista de la película haciendo una videollamada y sí, esto actualmente puede hacerse (desde hace un buen tiempo, de hecho). Sin embargo, la gran diferencia es que no es necesario utilizar una cabina telefónica. Es más, un error de la cinta de Ridley Scott es que no supo predecir el auge de la telefonía móvil y los smartphones, además, ¿quién usa actualmente una cabina telefónica, cuando están en vías de desmantelamiento?

Fumar en espacios cerrados

Ridley Scott no supo predecir la lucha antitabaco. Al inicio de la película puede verse a un agente que busca replicantes fumar durante la realización de la prueba, llenando la sala de humo. En 2019 eso está estrictamente prohibido en muchos países, incluido Estados Unidos. Esto, actualmente, le da al filme un toque vintage más que futurista.

Estética noir y punk

El tema de la moda es más abstracto pero lo que es cierto es que las hombreras que aparecen en la cinta no han vuelto a estar moda (y nadie quiere tampoco que vuelvan). Es verdad que las gabardinas o los abrigos de piel hinchada son atemporales, pero están lejos de ser el último grito en cuestión de ropa de temporada de otoño-invierno.
Más contenidos sobre este tema
Etiquetas




Hazte socio de infolibre

1 Comentarios
  • Grever Grever 04/11/19 21:21

    Lo cierto es que es de las pocas películas que veo una y otra vez. Como profecía me parece más acertada 1984.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.