x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Cultura

Joan Margarit: "La comunidad que no ha pasado por eso, no entiende lo que sucede en una guerra civil con la lengua"

  • El poeta se convirtió el jueves en el primer autor en catalán en ganar el Premio Cervantes, el más prestigioso de las letras en español
  • El autor de títulos como Estació de França publicó sus primeros libros en castellano y no comenzó a escribir en su lengua materna hasta cerca de los 40 años

Publicada el 16/11/2019 a las 06:00 Actualizada el 15/11/2019 a las 20:51
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

El poeta Joan Margarit posa tras la rueda de prensa que ha ofrecido este jueves en Barcelona tras ser galardonado con el Premio Cervantes 2019.

El poeta Joan Margarit posa tras la rueda de prensa que ha ofrecido este jueves en Barcelona tras ser galardonado con el Premio Cervantes 2019.

EFE
Joan Margarit (Sanaüja, Lleida, 1938) está "encantado de la vida" con el Premio Cervantes, el más prestigioso de las letras en español, que le fue concedido por el Ministerio de Cultura el pasado jueves. Eso, pese a las incesantes llamadas —durante esta conversación telefónica, no deja de oírse ring del otro lado— que, a sus 81 años, le tienen agotado. Y pese a las leves fricciones políticas surgidas en torno a él. El viernes por la mañana contaba en la televisión autonómica TV3 que nadie del Govern le había llamado para felicitarle por ser el primer autor en catalán —él es un escritor bilingüe que escribe en dos idiomas— en recibir el galardón; poco después, el president Quim Torra le telefoneaba y publicaba un tuit celebratorio.

Más allá de la discusión sobre las opiniones políticas de Margarit que el fallo ha generado —aunque ahora prefiere no pronunciarse, en 2010 apoyó el soberanismo desde su pregón de las fiestas de la Mercè—, el poeta y caterático jubilado de Cálculo de Estructuras se muestra particularmente "encantado" con la decisión del jurado, que reconocía su obra por enriquecer "tanto la lengua española como la lengua catalana" y por representar "la pluralidad de la cultura peninsular". "Parece que, en cierta manera, en el territorio de la cultura no nos vamos volviendo más bestias", celebra Margarit. 

Pregunta. ¿Cree que el público que le está conociendo ahora, tras el Cervantes, entiende su relación con las dos lenguas, el castellano y el catalán?

Respuesta. Como ya no hay historias violentas, la gente ha dejado de comprender. La comunidad que no ha pasado por eso, esas dificultades históricas, no entiende lo que sucede en una guerra civil con la lengua. Yo vivo en catalán los primeros años, pero en casa da miedo hablar y todo es silencio en torno a la guerra, un silencio protector, porque a un niño con cuatro años en casa no se le cuentan las cosas. Pero luego cuando te pones a aprender a leer o a escribir, ya no es en catalán, porque se prohíbe enseñar el catalán bajo pena de muerte y el español te lo enseñan a bofetones, aunque de esto no tiene culpa la lengua, claro. Pues esto es difícil de explicar a quien no lo ha vivido. A quién le importa eso, que un poeta catalán o alemán o francés viva una guerra civil y no tenga su lengua. Es que no hay bibliografía de eso, tú buscas sobre eso y no hay nada.

P. A menudo cuenta que la educación no le sirvió precisamente...

R. No, claro que no. El instituto al que fui se llamaba Ausiàs March [poeta medieval valenciano]. Después de pasar seis años allí, seis años en los que no me dieron a leer ni un libro —eso sí, me sabía de memoria las obras de Calderón y de Lope de Vega—, nosotros salimos pensando que el tal Ausiàs March era un escritor ruso. Yo creo que no le cambiaron el nombre porque ellos tampoco sabían quién era.

P. ¿Por qué empieza a escribir en castellano?

R. Cuando tienes 16 o 17 años y te pones a escribir, y te preguntas cómo lo harás, piensas que has de hacerlo donde tienes más cultura, que es en castellano. Ya ves la cultura que tendríamos... Luego te pasas años preguntándote por qué no puedes decir en el papel lo que tienes en la cabeza. Y en un momento dado te das cuenta de que eso que estabas buscando es tu lengua, tu lengua materna. Pero entonces han pasado 20 años. Porque mis primeros poemas [en catalán], los escribo cuando tengo 37 o 38 años. Pero luego tampoco es eso, porque mis primeros libros en catalán son demasiado entusiasmados, demasiado… Aquello termina con Estació de França, donde decido que esa lengua de cultura también la voy a usar, porque forma parte de mis herramientas. Pero es que para cuando publico ese libro tengo ya 60 años [risas].

P. ¿Cree que fue un tiempo perdido?

R. No, no es tiempo perdido. Eso es como si se acaba tu primer amor porque no os entendéis y luego viene otro. ¿Dirías que ese primero fue tiempo perdido? No lo dirías. No hay tiempo perdido, ese tiempo fue necesario.

No hay ningún gran poeta que haya escrito en una lengua que no sea su lengua materna. No lo hay. Y si lo hay, que me lo digan, porque lo llevo buscando toda la vida. Lo que pasa es que se confunde la prosa y la poesía y se llama todo literatura como si fuera lo mismo. Claro que hay novelistas en francés que son rumanos, pero es que para la prosa solo hace falta saber escribir. No tiene esa relación con la lengua materna.

P. ¿Y piensa en cómo hubiera sido su carrera si hubiera podido desarrollarla completamente en libertad?
 
R. No, porque esa libertad no existirá nunca, no creo que pueda hacerla el hombre. En cuanto a la creación del poema, yo lo he vivido exactamente igual bajo la dictadura que en lo que tú llamas libertad. Lo que hay que encontrar es la libertad dentro de uno, para encontrar sus propias herramientas, que no le van a venir de la comunidad, sino de un espacio propio, de dentro. Siempre ha habido gente que ha escrito en catalán. Es verdad que era difícil, porque fue un proceso muy largo, y quizás no publicarían. Pero nadie te puede prohibir escribir, aunque no publiques. Ni siquiera si te meten en la cárcel y te quitan el papel, porque entonces escribirás de memoria. Como los rusos.

P. ¿Cree que su poesía puede servir para sanar una herida histórica?

R. No hay nada más útil ni nada más a ras de suelo que la poesía. Pero eso no tiene que ver con la poesía social de los cincuenta. Yo soy de los que piensan que los mejores poemas de Blas de Otero son aquellos en los que no habla de política. No va por ahí. ¿Por qué Platón deja fuera de su ciudad ideal al poeta? Porque es el único que puede hacerle sombra. Porque la poesía es lo que más tiene de verdad, y de verdad en la política hay poco. Como decimos en catalán, non hi ha un pam de net, no hay ni un palmo limpio. Eso no quiere decir que yo no tenga opiniones políticas, claro que las tengo, solo que no están ahí ni considero que ese sea mi oficio.

P. El Premio Cervantes quizás haga que lectores latinoamericanos que jamás hayan escuchado el catalán lo lean por primera vez. ¿Cómo se siente con respecto a eso?

R. Bueno, ellos tendrán los poemas en español, que no es una traducción, es una versión. Los poemas nacen siempre en catalán y desde ahí salen las dos versiones, de modo que de tres o cuatro meses, pasan una semana solo en catalán. Por ejemplo, tengo un poemario que en catalán se titula Des d’on tornar a estimar, que literalmente sería Desde dónde volver a amar, que en castellano es muy farragoso, muy enrevesado, y en catalán es de todos los días, digamos. Entonces en español se llama Amar es dónde. No son traducciones.

P. ¿Y cree que pueden generar un acercamiento al catalán?

R. No creo, no creo. No sé si por leer tú un buen poema en castellano traducido del quechua vas a ponerte a aprender quechua, no creo. No es por hacer de menos al quechua, ni al catalán, pero así es la vida.
 
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

25 Comentarios
  • Quintín Quintín 17/11/19 04:18

    Mi respetado señor Margarit. Yo, que soy nadie y pariente del tío menos es por lo que le pido disculpas por mi atrevimiento en la felicitación, acéptela. El que los "ilustrísimos" señores gobernantes de su respetado Pueblo no han tenido la gentileza de felicitarlo por el galardón del Cervantes que tan merecidamente se ha merecido. El triunfo alcanzado por un preclaro hijo de Cataluña tenia que haber sido anunciado con redoble de tambor en pueblos y villorios (me he pasado un pelín ) Pero la poca vergüenza de los que manejan el cotarro en su querido y admirado Pueblo y la comparsa que marcha tras él en alabanza continua han colocado a la altura del betún. Salud y suerte

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    1

  • Txorigorri Txorigorri 16/11/19 22:40

    Es curioso observar cómo personas alejadas de la vivencia de la escuela catalana se pronuncian docta y concluyentemente sobre ella.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 9 Respuestas

    6

    3

    • jorgeplaza jorgeplaza 17/11/19 00:01

      No hace falta ni siquiera ser español para saber:

      A) que la lengua materna de la mayoría (por poco, pero mayoría) de los escolares de Cataluña es el español
      B) que la escolarización en la escuela catalana es obligatoria e ineludiblemente en catalán
      C) de A y B hasta los petirrojos deducen que a la mayoría de los escolares catalanes se les obliga a aprender en un idioma distinto del suyo materno
      D) si el señor Margarit considera que el español se lo enseñaron a la fuerza y que eso duele por no ser el idioma de casa y por ser algo impuesto, no se ve por qué los escolares de lengua española de Cataluña van a pensar hoy algo muy distinto del catalán en el que tienen que aprender quieran o no.

      Responder

      Denunciar comentario

      4

      8

    • Damas Damas 16/11/19 23:12

      ¿Y cómo sabe usted, Txorigorri, que esas personas a las que se refiere están "alejadas de la vivencia de la escuela catalana"?

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 7 Respuestas

      3

      5

      • Txorigorri Txorigorri 17/11/19 02:56

        Porque si descartamos la aversión hacia todo lo que huela a catalán y la mala fe, sólo desde la ignorancia se pueden hacer ese tipo de manifestaciones.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 5 Respuestas

        4

        2

        • jorgeplaza jorgeplaza 17/11/19 11:34

          Aversión a todo lo que huela a SEPARATISMO catalán, no tome la parte por el todo. Y fíjese que a las 00:07 yo ya sabía más o menos lo que iba usted a contestar a Damas a las 02:56. Compare lo que le dije yo y lo que dijo usted casi tres horas después. Ustedes los separatistas se repiten más que la morcilla. Y la mala fe que resudan se pone de manifiesto en que jamás argumentan ni contestan a los argumentos: se limitan a repetir, como les ordenan, el argumentario (con prusiana disciplina, eso sí lo reconozco). Le desafío a que conteste con claridad y por derecho:

          ¿Son o no son mayoría los escolares de Cataluña cuya lengua materna es el español?
          ¿Es o no obligatoria la escolarización en catalán de TODOS los escolares de Cataluña con independencia de su lengua materna?
          Por tanto, a la mayoría de los escolares de Cataluña se les obliga a aprender en una lengua distinta de la suya materna: ¿sí o no?
          Y finalmente: la triste situación que tanto hizo sufrir a Margarit (ser obligado a aprender en una lengua extraña) se repite hoy con la mayoría de los escolares de Cataluña. ¿Sí o no?

          Pero usted no va a contestar: eso también lo sé.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 2 Respuestas

          1

          4

          • jorgeplaza jorgeplaza 18/11/19 08:37

            Y, efectivamente, no contestó.

            Responder

            Denunciar comentario

            1

            1

          • Damas Damas 17/11/19 12:00

            Lo de "tomar la parte por el todo" casi siempre activa una alarme en mi mente, pero cuando supongo que aún utilizándose inconscientemente (una forma de hablar), pero a la vez se está contribuyendo a difundir un recurso torticero e intencionado de otros, la alarma es doble.

            Responder

            Denunciar comentario

            1

            2

        • Damas Damas 17/11/19 10:45

          Txorigorrí, entiendo que hablar de "la ignorancia" de otras personas supone que usted se ve como conocedor de -lo que es- la vivencia de la escuela catalana, lo que me parece sólo entendible en base a algún tipo de estudio, informe sobre ese aspecto, nada que ver con vivir en Cataluña y opinar eso sin más, en mi opinión, no pasaría de ser una visión parcial de algo. También me parece muy atrevido hablar de lo que conocen otros sin ninguna información sobre esos otros.

          Por aquello del plural que utiliza, y como solo puedo hablar por mí con conocimiento, le comento, que ni tengo "aversión hacia todo lo que huela a catalán" no tengo aversión hacia nadie de mi familia, y alli han nacido unas y viven otr@s de mi familia; y sobre "mala fe": pues, qué decirle, considero que no suelo tenerla, pero esto sí que lo sitúo en lo opinable.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          2

          4

          • Damas Damas 17/11/19 11:49

            no tengo (rectifico "ni")-

            Responder

            Denunciar comentario

            2

            0

      • jorgeplaza jorgeplaza 17/11/19 00:07

        Porque solo así se puede entender que se opongan a un régimen escolar tan obviamente magnífico. Es un argumento típico de separatistas y afines.

        Responder

        Denunciar comentario

        2

        3

  • Grobledam Grobledam 16/11/19 11:11

    Yo no creo que los Güell, Ferrer Salat, March, Bosch, Ferré y otros apellidos catalanes de familias pudientes de clases

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 5 Respuestas

    1

    2

    • Grobledam Grobledam 16/11/19 11:56

      Perdón, se me escapó el dedo y mandé el mensaje incompleto.
      Quería decir que:
      Yo no creo que los Güell, Ferrer Salat, March, Bosch, Ferré y otros apellidos catalanes de familias pudientes de clases altas tuvieran ningún problema en hablar en catalán en sus casas o fuera de ellas, ni tuvieran que cerrar sus ventanas para que no se pudieran oír sus conversaciones.
      En cuanto al tema de la enseñanza en el idioma oficial fue una opción política que era y es habitual en Europa y EEUU y nadie se mesa los cabellos por ello: La lengua oficial es la lengua común y mayoritaria y las demás no están prohibidas, pero tampoco subvencionadas. Más o menos lo que ha querido decir la ministra Celáa con su apostilla al tema de la religión católica.
      Por ejemplo: ¿hablamos del español en los EEUU? o ¿del catalán y el vascuence en Francia?.
      No sé si es políticamente correcto insinuar lo que insinúa Margarit recién recibido el premio más importante de la lengua escrita en español, que no es un premio nacional ni constitucional, por eso lo reciben escritores de otras naciones que escriben en dicha lengua aunque, por supuesto, pudieran manejar perfectamente otro idioma o incluso ser bilingües y no creo que se les ocurriera decir cómo ha dejado dicho Margarit que "el castellano se lo enseñaron a tortazos"; aunque sólo fuera por educación, buena educación.
      En este tema, como en otros que fomentaron la afamada "leyenda negra" creo que es aplicable y viene a cuento el famoso refrán castellano de "además de ..... pago la cama".
      Me imagino.....bueno no, es inimaginable.... pero, no obstante me imagino que pasaría si el Goncourt se otorgara a un escritor o escritora por su producción literaria en Bretón, Corso, Provenzal o.....Catalán y comentara que el francés se lo enseñaron a garrotazos, partiendo de que allí, no como aquí, no existe ni puede existir eso de la "inmersión" lingüística. Lo dicho y ahora completo: "encima de tontos, apaleaos".

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 4 Respuestas

      4

      11

      • Quintín Quintín 17/11/19 04:41

        Recuerdo ya hace tiempo que leí en la prensa lo siguiente: los hispano hablantes residentes
        en los EEUU, solicitaron al congreso, que los documentos que tenían que formalizar para poder gestionar su permanencia fuesen en español, a lo que el Congreso les contestó, que en este país se habla como lengua oficia el ingles; la obligación de los que querían ser admitidos era aprender ingles.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        1

        3

        • Txorigorri Txorigorri 17/11/19 10:47

          Aunque el inglés es la lengua mayoritariamente hablada en EE.UU, en ese país no existe ninguna norma federal que haya declarado el inglés como idioma oficial.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          4

          1

          • Grobledam Grobledam 17/11/19 11:23

            Se pilla Vd los dedos Txorigorri. Efectivamente en EEUU no hay declaración de lengua oficial federal porque usan el concepto de "lengua común" y así en este país el único idioma que están obligados a conocer todos sus habitantes es el inglés; luego el idioma materno de cada uno o si quiere aprender a hablar 15 idiomas es cosa de cada uno. Como bien sabrá Vd Txorigorri, dado que según su opinión los ignorantes son los "otros", la comunidad hispanoparlante en EEUU solicitó tener derecho a que las comunicaciones oficiales de este Estado también se pudieran hacer en español y la respuesta fue tarariqueteví y el argumento para no ignorantes (dado que no hay idioma oficial) necesariamente sólo puede fundarse en el concepto de "lengua común" de todos los estadounidenses.
            Igual aquí nos iría mejor no declarando lenguas oficiales y usando la idea estadounidense ¿no le parece Txorigorri?. O eso sería de ignorantes con mala fe.

            Responder

            Denunciar comentario

            2

            7

      • irreligionproletaria irreligionproletaria 16/11/19 12:43

        Estoy totalmente de acuerdo con su comentario.

        Una enorme alegría, que transmití en este digital, al conocer que el Premio mas importante de las Letras Españolas, se le había otorgado al gran poeta Margarit.

        Las declaraciones consecuentes del propio premiado, me dejaron helada. Como referí hace años con otro premio cinematográfico: son personas lo suficientemente geniales -o, así se les distingue- como para conocer los términos en que pueden manifestarse sin 'ofender' al anfitrión...en este caso, los hablantes del castellano en el mundo, 2º idioma mas hablado, y en especial 'nuestro Cervantes, insigne de las Letras Españolas'

        Con frecuencia -últimamente, con demasiada- , nos encontramos en la disyuntiva entre la obra [es lo galardonado] y el propio sujeto, autor de la misma.

        Salu2.

        Responder

        Denunciar comentario

        2

        5

  • jorgeplaza jorgeplaza 16/11/19 09:27

    Mi familia es de Madrid y no tuvo el mismo problema con la lengua que la de Margarit, pero en casa de mis padres se seguían cerrando las ventanas cada vez que se discutía de política hasta años después de haber muerto Franco. Las familias que perdieron la guerra tuvieron miedo durante décadas: para eso precisamente impuso el terror la Dictadura vencedora. No me parece una experiencia tan distinta hablar en castellano de política, en voz baja y con las ventanas cerradas, o hacerlo en catalán de igual manera sobre cualquier asunto: miedo en los dos casos. Y eso nos vuelve otra vez al tema con el que estoy dando la lata en todas las noticias sobre Margarit: ¿es tan distinta la represión escolar al catalán durante el franquismo a la represión escolar al castellano durante la democracia del 78? A mí no me lo parece: si Margarit y sus maestros ignoraban quién era Ausías March, los escolares catalanes de la actualidad ignoran por donde pasa el Ebro antes de entrar en Cataluña. Si a Margarit no le daban a elegir el idioma de las clases, tampoco se lo dan hoy a los escolares catalanes (cuya lengua materna es mayoritariamente el castellano) aunque, en un exceso de generosidad que se acabará en cuanto alcancen la independencia, se les da clase de castellano más o menos en pie de igualdad con cualquier otro idioma extranjero.

    Presumen en Cataluña de que siguen siendo perfectamente bilingües. Lo dudo. Me permito citar dos pasajes de un artículo de ayer en El País cuyo autor es nada menos que Joan Maria Thomàs, profesor de Historia Contemporánea en la Universidad Rovira i Virgili.

    «y las políticas sociales presuntamente PERJUDICANTES de “los españoles”»

    «también resultado de la misma presunta BLANDEZ del Estado.»

    Estas faltas garrafales son cada vez más frecuentes en la versión castellana de artículos escritos en periódicos catalanes, pero no lo eran en escritos de profesores universitarios: tal vez la versión española no es del autor. Me parecen la prueba evidente de adónde conduce la imposición del catalán velis nolis, además, por supuesto de pasarse por el forro la lengua materna del alumno.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 7 Respuestas

    5

    8

    • Txorigorri Txorigorri 16/11/19 22:30

      Tenemos interiorizada la idea de que es la RAE la que crea la lengua y es por eso que asumimos alegremente que una palabra no existe o está mal utilizada si no la encontramos en su diccionario.
      Somos los hablantes los que creamos e inventamos las palabras y la RAE, en su diccionario, se limita a recogerlas, nunca al revés. De hecho, todas las palabras que aparecen hoy en el diccionario pasaron largo tiempo sin aparecer en él y no por eso estaban mal utilizadas ni eran “faltas garrafales”.

      Conviene recordar al respecto un pasaje del libro “la presunta autoridad de los diccionarios”, del filólogo y catedrático Javier López Facal: " Si alguien, en un paseo por el campo, encuentra una planta que no figura en los libros de botánica, no se le ocurre decir que esa planta no existe, sino que no está registrada en la flora al uso. Por el contrario, muchas personas afirman categóricamente que tal o cual palabra no existe simplemente porque no figura en los diccionarios en general o, más concretamente, no figura en el Diccionario de la Real Academia, a la que se le concede la autoridad para otorgar los certificados de nacimiento, o de buena conducta, de las palabras”.

      No creo que las palabras “perjudicante” o “blandez” nos resulten menos comprensibles que brunch o arboricidio, y a estas últimas les ha dado recientemente su bendición la RAE.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      3

      0

      • jorgeplaza jorgeplaza 17/11/19 00:04

        No: ni "idioto" o "gilipollos" se dejan de entender, pero ponen claramente de manifiesto que quien los usa "necesita mejorar". No se empeñe en defender lo indefendible, ande.

        Responder

        Denunciar comentario

        2

        5

    • Damas Damas 16/11/19 11:56

      Coincido con lo que dices, jorgeplaza, durante la Dictadura de Franco la represión tanto la auto como la externa en el entorno familiar y social de quienes no ganaron la guerra, fué intensa, del día a día, y no sólo sobre política, salvo que todo se podía considerar política, como por ejemplo saber de las vidas, dónde estaban, qué hicieron, de los familiares más cercanos (padres, tíos) antes del final de la guerra.

      Y todo eso teniendo como lengua materna el español/castellano. Proporcionalmente ¿cuántos españoles pudieron ser reprimidos además en cuanto a su lengua materna? ¿cuando empezó la Guerra Civil estaba implantada la escolarización en otras lenguas distintas del castellano? Tú hablas de si hay diferencias: "es tan distinta la represión escolar al catalán durante el franquismo a la represión escolar al castellano durante la democracia del 78? A lo que yo añado el aspecto cuantitativo: ¿Cuándo ha habido más imposición artificial, forzada, drástica, por decreto durante el franquismo o después de él? Eso sí, después del 78 con el aspecto vendido por sus defensores, que era la recuperación de algo "casi natural" .... ¿recuperación de qué,?

      También estoy de acuerdo en la falsedad del "perfecto bilingůismo", no sé sí llega a mediano.

      ¿Cuántas de las personas defensoras de la inmersión lingüística, que entiendan la experiencia de Margarit en este sentido como algo que apoya su defensa, pensarán en aquellas que ya o en un futuro les suceda lo mismo que a Margarit pero con el español/castellano como lengua materna? ¿Y en caso de que hubiera algunas, de esas defensoras, cómo lo considerarían y/o justificarían?

      Sobre lo de la "lengua materna" consideración, extensión, represión, etc. mucho a tener en cuenta, y que me parece que despachamos con una frase sencilla, y con poco contenido.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      4

      7

      • Grobledam Grobledam 16/11/19 12:44

        Excelente y atinado comentario, Damas.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        1

        1

        • Damas Damas 17/11/19 18:41

          Saludos, Grobledam.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

    • M.T M.T 16/11/19 10:08

      No le falta razón y argumentación en su comentario, Jorgeplaza, que comparto. Veo esta situación que atañe a la política ling. en comunidades bilingües como usted. Tras la imposición de una Lengua, considerada oficial, con represión hacia otra, cooficial, aún pretendiendo un estatus de normalización ling. se crea un desequilibrio, no son consideradas en el mismo rango, se impone una frente a la otra, confrontacióm y desaparece la libertad de optar en las instituciones oficiales, partiendo desde la Escuela.
      Una Lengua es símbolo de identidad: como tal tiene un valor identitario. Creo que lo expresó muy acertadamente Unamuno: " la sangre de mi espíritu es mi Lengua...".
      Respecto a la competencia de un hablante en un idioma, se dice y así lo creo, es una suma de competencias o habilidades en Lengua hablada y escrita, como hablante-oyente, lector- escritor y ahí intervienen el léxico, la gramática, fonética y ortografía, acordes con la situación o contexto de comunicación.
      De ahí que el bilingüismo perfecto, ni en comunidades ni en hablantes sea fácil conseguirlo.
      Por último no veo ni comparto la necesidad de la imposición de una Lengua a un hablante.
      Saludos.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      5

      • irreligionproletaria irreligionproletaria 16/11/19 12:54

        Por cuestiones prácticas, querida Maite.

        Imposición, no. Reconocimiento/comprensión/utilidad para las RR.II. especialmente, para nuestros jóvenes, ciudadanos del mundo, si.

        Buen finde, amiga.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        2

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.