X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Cultura

Caminar en compañía: podcasts, teatro y música para los paseos del desconfinamiento

  • Si se deambula a solas o si la conversación con los convivientes ha decaído, se puede participar en las charlas de otros, escuchar un libro o incluso una obra
  • El programa Deforme Semanal Ideal Total y el proyecto Storywalker son algunas de nuestras recomendaciones para las caminatas recién estrenadas
  • infoLibre ofrece este artículo sobre el coronavirus en abierto gracias al apoyo de sus socios. Aquí más información sobre cómo suscribirte o regalar una suscripción

Publicada el 09/05/2020 a las 06:00
Los paseantes disfrutan de la playa dela Barceloneta durante el segundo día el desconfinamiento en que se permiten paseos a horas restringidas.

Los paseantes disfrutan de la playa dela Barceloneta durante el segundo día el desconfinamiento en que se permiten paseos a horas restringidas.

EFE

De 6h a 10h y de 20h a 23h. Esas son, para muchos, las nuevas horas felices del día, en las que el Gobierno ha permitido paseos y practicar deporte al aire libre, en un capítulo más del desconfinamiento por la crisis sanitaria del coronavirus. Las ciudades y pueblos se desperezan, sus habitantes se ponen calzado cómodo y, por un rato —obviando, eso sí, el mar de mascarillas— todo parece ser, de nuevo, un poco normal. Pero quizás los paseantes estén hartos del mismo kilómetro cerca de sus casas, o quizás la conversación con familiares, compañeros de piso y parejas haya decaído un poco, después de horas conviviendo. No hay problema: aquí recomendamos podcasts, música, audiolibros e incluso teatro para dejarse acompañar durante los paseos recién recuperados. 

1. Un poco de charla

Tras casi dos meses de contacto físico limitado, con los seres queridos a distancia y las conversaciones truncadas por la calidad de la red o el límite de minutos de Zoom, resulta refrescante asomarse a las conversaciones ajenas. Y hay varios podcast que resultan ideales para ello. En ¿Puedo hablar!, Esnorquel (Enrique F. Aparicio) y Perra de Satán (Beatriz Cepeda), conversan sobre temas tan variados como el trabajo, la salud mental, la copla, la soledad o el miedo, a menudo acompañadas por un tercero en discordia, amigo o conocido, y siempre con la merienda por delante. Con su tono relajado y la generosidad de los anfitriones, que ven en la verbalización de la intimidad una experiencia política, es fácil sentir que se comparte cocina y Donettes con ellos y sus invitados. 

En el Bobcast, el crítico y comunicador Bob Pop (Roberto Enríquez) charla con "la gente que le gusta", según su propia descripción. Con solo cinco capítulos, por ahora esa lista se circunscribe a Candela Peña, Leonor Watling, Eva Hache, Ángeles González-Sinde y Belén Gopegui, pero los charlatanes conversan de forma tan relajada que se diría que no son conscientes de estar siendo grabados. Quienes se bastan y se sobran son Lucía Lijtmaer e Isa Calderón, creadoras y únicas protagonistas de Deforme Semanal Ideal Total, versión podcast de su show Deforme Semanal. En él, hablan (y discuten, y gritan, y critican, y despiezan, y a veces incluso celebran) sobre la obsesión, el aburrimiento o la hipocresía, apoyándose en películas, libros o discos y vertiendo grandes dosis de inteligencia y mala leche. 

2. Pasear por otro barrio

El proyecto Storywalker nació en Usera, un barrio obrero del sur de Madrid que se ha convertido en una de las residencias de muchos migrantes chinos que se instalan en la ciudad. La sala teatral Kubik cerraba, después de algunos años resistiendo en sus calles, y su responsable, Fernando Sánchez-Cabezudo, decidió despedirse a lo grande de sus vecinos. Storywalker es un conjunto de historias escritas por dramaturgos profesionales y grabadas por actores, pero que nacen de las vivencias reales de los vecinos: unos y otros trabajaron juntos en varios talleres organizados por el Ayuntamiento de Madrid. La idea era que el espectador pudiera pasear por el barrio con los cascos puestos, dejándose guiar por estas narraciones geolocalizadas, pero en un momento como este uno puede escucharlas desde su propio barrio, imaginando quizás lo que ocurre detrás de las ventanas, lo que ocurrió hace décadas en esa misma esquina. 

Storywalker tuvo tanto éxito que acabó subiendo a los escenarios, en una versión escénica llamada Historias de Usera que acabó ganando un Premio Max, y ha extendido sus fronteras otros barrios y ciudades, como Llaranes, en Avilés, o Garbatella, en roma. Aquí pueden escucharse todas sus historias. 

3. Música para recorrer una pandemia

Encontrar consuelo y acompañamiento en un periodo tan extraño como este puede resultar difícil. El podcast musical del New York Times Popcast preguntó a un grupo de críticos y músicos sobre sus canciones favoritas para resistir durante la pandemia (el resultado, claro, está en inglés); la periodista del medio estadounidense Vox Emily VanDerWerff reunió en una playlist de 16 horas algunas de las canciones recomendadas por sus seguidores de Twitter, también hizo la suya la periodista Jennifer Wilson... Y no se han escapado músicos David Grohl (Foo Fighters) o Liam Gallagher. Y si no, siempre queda elaborar la propia. 

4. Escuchar un libro

España va algo por detrás de otros países, como Estados Unidos, en lo que a audiolibros se refiere: solo el 2,4% de las editoriales los editan. Aun así, hay cierto catálogo, y se puede escuchar, por ejemplo, La peste, de Albert Camus. Y si esta no parece la lectura más adecuada para despejarse mientras se camina, algunas plataformas ofrecen títulos como Patria, de Fernando Aramburu —que de seguro da para algún que otro paseo—; La madre de Frankenstein, de Almudena Grandes; El misterio de la cripta embrujada, de Eduardo Mendoza; o clásicos contemporáneos como La campana de cristal, de Sylvia Plath, o Nada, de Carmen Laforet. 

5. Perderse en la historia

Aquellos que interesectan entre el grupo de los aficionados a la historia y el de los aficionados a la radio veneran a un solo dios: Nieves Concostrina. La periodista ha sido responsable de genialidades como las secciones Polvo eres (Radio 5) y "El acabose", en No es un día cualquiera (Radio 1 de Radio Nacional), y ahora continúa en Cualquier tiempo pasado fue anterior, en la Cadena Ser, donde es capaz de mezclar a Evita con la ley seca, a Braveheart con la Guerra de Sucesión. Pero, como la historia es mucho más de lo que se enseña en los libros de texto, quizás sea buen momento para asomarse a una historia que condicionó las políticas recientes sobre violencia machista y que marcó el imaginario de los españoles: la de Ana Orantes, que la periodista Noemí López Trujillo investiga y narra en Lo conocí en un corpus. No es una historia leve, pero quién dijo que todas tuvieran que serlo. 

 

Si estás leyendo este artículo es gracias a las socias y socios de infoLibre
La salud es lo primero. Por ese motivo, en infoLibre decidimos abrir todos nuestros contenidos sobre el coronavirus para que cualquier ciudadano pueda leerlos gratis. Ese esfuerzo no habría sido posible sin socias y socios que creen en un periodismo comprometido y que ponga en cuarentena a las 'fake news'. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.
Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión