x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
La playlist de...

Íñigo Errejón, "La Furia" le calma

  • Volviendo la vista atrás es cuando Errejón, a sus 37 años, aparca al político y recupera a Eneko, al niño que añora tardes infinitas de infancia, "de partidos de fútbol de chapas con mi hermano"
  • Sin renegar del pasado, el líder de Más País desahoga su disconformidad escuchando 'Por algo más que por gusto', el disco de la banda alicantina La Furia 
  • infoLibre ofrece este artículo sobre el coronavirus en abierto gracias al apoyo de sus socios. Aquí más información sobre cómo suscribirte o regalar una suscripción

 

María Granizo
Publicada el 16/05/2020 a las 06:00

La playlist de... Íñigo Errejón

El diputado de Más País en el Congreso enumera sus gustos culturales y narra algunas intimidades personales desde su casa de Madrid.

Iñigo Errejón durante un pleno del Congreso de los Diputados.

Iñigo Errejón durante un pleno del Congreso de los Diputados.

EFE

MÁS. Adverbio de cantidad. Seña de identidad de un niño que jugando aglutinó a sus compañeros scouts, añadió su nombre siendo adolescente a las Juventudes Anarquistas, sumó amistades en la Universidad de Somosaguas con las que fundaría Podemos, y se doctoró, con sobresaliente cum laude, con una tesis sobre el primer gobierno del MAS en Bolivia. Ocho años después, en 2019, reparó en que "hay sumas que restan" y, para tratar de alcanzar más, apostó por el menos y ese MAS fue el motivo de su ruptura política con Pablo Iglesias. Esta vez, en versión Más Madrid.

Pero hubo un tiempo en que amistad era compartir, no competir. Volviendo la vista atrás es cuando Errejón, a sus 37 años, aparca al político y recupera a Eneko, al niño que añora, con entusiasmo y brillo en la mirada, tardes infinitas de infancia, "de partidos de fútbol de chapas con mi hermano", idílicas si ganaba el Real Madrid, "de juegos con los G.I. Joes, y de una euforia compartida", con sus compañeros del Colegio Público Infanta Elena, "cuando se ausentaba un momento el maestro de clase y sentíamos que ganábamos unos minutos a la libertad".

Lejos de la ingenua algarabía infantil y confinado entre el Congreso de los Diputados y su apartamento en el madrileño barrio de La Latina, Errejón gana ahora espacio a la libertad gobernando su tiempo, aprendiendo "a guardar en un cajón el teléfono móvil y haciendo la guerra a las pantallas". También, disciplinando sus horarios y subiéndose a su vieja bicicleta estática para pedalear una hora diaria soñando con reencontrar los hábitos y los afectos, "los amigos y la familia, ir a leer al sol, y caminar sin restricción de tiempo, sin restricción de horarios, sin prudencia, simplemente caminar".

La magia de los deseos conduce al Portavoz de Más País a dejarse arrastrar por Simone Weil para hablar de espíritu de revolución y parafrasear a Nina Simone definiendo la libertad como vivir sin miedo: "la transformación social es cuando los débiles pueden vencer y la libertad es construir vidas en las que todo el mundo pueda vivir sin miedo. Sociedades en las que la gente viva su día a día no sólo sin miedo a lo que le puedan hacer, sino también sin miedo a la privación, a la precariedad, miedo a la incertidumbre".

El orgullo de Errejón tiene doble nombre: Angy y José Antonio. Ella, su madre, bióloga y activa feminista a la que su hijo aplaude en twitter cada vez que participa en una ponencia por la defensa de los derechos de la mujer. De ésta y de José Antonio, su padre, responsable de Políticas Ambientales de la Agencia estatal de Evaluación y Calidad y firmante del manifiesto de Tenerife que dio origen a Los Verdes, le viene su compromiso político y ecologista. Ellos son su "principal referencia vital y política pero también intelectual" y a ellos debe su "capacidad de esfuerzo y mi amor por los libros". Con su bic azul subraya párrafos, relee ensayos, crónica literaria e histórica y, aún en desacuerdo con su posición ideológica, se deja llevar una y otra vez por las páginas de Las Máscaras del Héroe de Juan Manuel de Prada. También regresa a la Trilogía de Rafael Chirbes sobre la sociedad española desde la posguerra hasta la transición.

Aun alejados en tiempos y circunstancias, y sólo guiados por la anécdota, el título de esos tres libros podría encabezar también la trayectoria del político madrileño: La larga marcha, La caída de Madrid y Los Viejos Amigos. El devenir político y su anuncio de la marca Más Madrid, en enero de 2019, dejaron atrás a compañeros, amigos, cómplices de sueños y de transformación, con los que Errejón, en marzo de 2014, había fundado Podemos. Cinco años después de aquel alumbramiento, con el partido en plena crisis en las encuestas, el madrileño anunció su alianza con Manuela Carmena para concurrir a las elecciones como candidato a la Comunidad de Madrid. Desde entonces, hasta que el covid-19 moldeara nuestras vidas, del camino juntos y de la antigua amistad sólo quedó el pasado y un punto y aparte. Ahora, "porque la pandemia nos está ablandando y las razones por las que te distanciaste de alguien empiezan a ser menos importantes", Errejón no oculta que ha escrito a Iglesias para desearle salud y el Vicepresidente Segundo le ha respondido con la misma "cordialidad".

Sin renegar del pasado, el líder de Más País desahoga su disconformidad escuchando Por algo más que por gusto, el disco de la banda alicantina La Furia que, a comienzos de los 90, rendía tributo al London Calling de The Clash. Sudando, pedal tras pedal, el diputado corea las composiciones de Joe Strumer y Mike Jones invadidas por el pesimismo que generó a la banda británica la llegada de Margaret Thatcher, al número 10 de Downing Street, en 1979. Y para no quedarse atrás, bucea en las novedades nacionales y da al play de Era, el disco del cuarteto Zea Mays que envuelve de rock euskaldun la soledad de su confinamiento.

Residente de una calle estrecha, Errejón no tiene "más horizonte que el edificio de enfrente". Por eso, aspira a reencontrar vistas amplias y "eso siempre pasa por el mar, quiero mirar hasta que se me pierda la mirada en el infinito del mar". Hasta llegar a la costa, afianza su soltería conmoviéndose con Scarlett Johansson y Adam Driver asistiendo a su lucha personal y creativa por superar su divorcio en la película de Noah Baumbach Historia de un matrimonio. La pantalla también le atrapa poniendo imágenes a La línea invisible, la serie en la que Mariano Barroso nos traslada a aquel 7 de junio del año sesenta y ocho en el que el líder de ETA Txabi Etxebarrieta cruzó la línea de la barbarie asesinando a la primera de las 853 víctimas de la organización terrorista. Y para combatir el drama de la realidad, el politólogo madrileño fantasea junto a David Simon una historia alternativa de EE.UU en La Conjura contra América.

Y como en panza llena no hay pena, Errejón se remanga para ponerse a prueba con una de sus últimas aficiones, la cocina: "no es que cocine bien pero me relaja y disfruto mucho haciéndolo, es un placer, un placer lento, como los placeres que merecen la pena en la vida". Sin embargo, ni un buen cocido le hace olvidar la tragedia sanitaria que atravesamos pero, enfatizando lo positivo, regresa al político para aventurar que "después de esto va a costar mucho que ningún gobierno justifique recortes en la sanidad pública porque ya hemos visto que cuesta vidas. O que nos volvamos a desentender de las residencias de mayores o a privatizarlas porque hemos visto que cuestan vidas, o volvamos a mirar para otro lado cuando la gente que tiene más dinero no pague impuestos aquí".

Dispuesto a poner un paréntesis en su confinamiento para ocupar su escaño en el hemiciclo, Íñigo Errejón despide su Playlist citando a Gramsci para que cada vez sean MÁS los que "se adueñen del mundo de las ideas, para que las nuestras, sean las ideas del mundo".

Si estás leyendo este artículo es gracias a las socias y socios de infoLibre
La salud es lo primero. Por ese motivo, en infoLibre decidimos abrir todos nuestros contenidos sobre el coronavirus para que cualquier ciudadano pueda leerlos gratis. Ese esfuerzo no habría sido posible sin socias y socios que creen en un periodismo comprometido y que ponga en cuarentena a las 'fake news'. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.

 

Más contenidos sobre este tema




9 Comentarios
  • Adolfogga Adolfogga 22/05/20 12:31

    Creo que es una buena persona con un coco privilegiado. Él se anticipó a lo que después hizo Iglesias y lucho por un acercamiento a la socialdemocracia; ahora es "el traidor"? Vamos... ¡País! (Que diría  Forges). Creo que debería liderar LOS VERDES-EQUO  en concordancía con los alemanes, ya que la defensa de la naturaleza desde una visión de izquierdas es poner las luces largas. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Isa. Isa. 21/05/20 10:38

    Leo comentarios de desprecio hacia Errejón, que siguen guardando el resentimiento de folletín de la competitividad polìtica a estas alturas. Lo califican hasta de cadáver. Debe ser, más bien un muerto fresco, si sigue afectando..

    Después nos extrañamos que la ultraderecha sea tan protagonista en las urnas. Con lo que estamos viviendo y experimentando y los de "izquierdas" continùan albergando rencores apostólicos de traición y culpa en la fase primigenia del no te lo perdonaré jamàs.. Qué triste. Cuántos biberones alimentan así, a las abstenciones y a los que están gobernando. A estas alturas...

    Pues qué queréis que os escriba, lo poco que veo de las sesiones de control. Destaco el discurso de Iñigo Errejón, el de Yolanda Dìaz y la fenómena Mónica García de hace días que pasó desapercibida. Mi aplauso.

    https://m.facebook.com/watch/?v=1166626793679068&_rdr

    https://twitter.com/Yolanda_Diaz_/status/1262798311104417792?s=20

    https://youtu.be/LwyaNq6erc0

    Ah. También, un fenómeno anónimo joven, de Madrid, desde su estrado balcón a los de las cacerolas. No lo puedo compartir. Lo lamento. Es grandioso escuchar como apaga el ruido de las cacerolas con palabras plenas de indignación y certeza. Aplauso para él. Grande.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • VENCEREMOS VENCEREMOS 20/05/20 20:36

    Huela cada vez mas a cadáver político. Para ser lider de algo primero hay que saber ser persona, no traicionar a los amigos, no jugar con fuego, pues al final te quemas. Cada vez huele más a cadáver.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    4

  • Quintín Quintín 20/05/20 02:03

    espero que desaparezcas del teatro político

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    4

  • subeChico subeChico 18/05/20 08:32

    Los Anticapis se van e Íñigo reaparece. Ayer le oí decir que en situaciones dramáticas hay que ser valientes y cortar por lo sano. Hacer contribuir a los que más tienen. Y me dije ?por qué nos abandonaste y fuiste con MAS a menos? Hoy no tendríamos a ese esperpento desgobernando Madrid comunidad y ayuntamiento. Enfin...

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    7

  • JM JM 18/05/20 02:11

    A este pitagorín leído, le ha costado ímprobos esfuerzos llegar a la más alta cumbre de la Nada.

    Responder

    Denunciar comentario

    5

    4

  • Jevi Jevi 16/05/20 12:19

    No lo conozco personalmente. Para mí, por el comportamiento con sus amigos y el comportamiento político, es un inmoral y un traidor.

    Responder

    Denunciar comentario

    8

    6

  • ODER ODER 16/05/20 01:10

    Como persona me cae muy bien, y como político creo que si hubieran muchos con su preparación y su talante, el Parlamento sería un buen lugar donde hacer política y mejorar la vida de los ciudadanos.
    Me gustaba en Podemos y me gusta en Mas Madrid.

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    15

  • frida56 frida56 16/05/20 00:39

    Qué grata sorpresa encontrar a Iñigo Errejón aquí...!

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    15

Lo más...
 
Opinión