X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Cultura

Los teatros critican la "incertidumbre" ante la nueva orden de Sanidad y los cines piden extender su hora de cierre

  • Aunque las salas no aparecen en la resolución, el sector teme que la norma acabe incluyéndolas, como ya ocurrió con el confinamiento por zonas en Madrid
  • Los cines negocian con el Gobierno de Ayuso que no les obligue a cerrar a las 22h y se mantenga su última sesión del día, como ha hecho Reino Unido
  • infoLibre ofrece este artículo sobre el coronavirus en abierto gracias al apoyo de sus socios. Aquí más información sobre cómo suscribirte o regalar una suscripción

Publicada el 01/10/2020 a las 10:27 Actualizada el 01/10/2020 a las 18:32
Jornada de puertas abiertas en los Cines Embajadores, que empiezan a funcionar este verano en Madrid.

Jornada de puertas abiertas en los Cines Embajadores, que empezaron a funcionar este verano en Madrid.

EFE

"El problema de todo esto es la incertidumbre". Así evalúa Jesús Cimarro, productor teatral y presidente de la Federación Estatal de Asociaciones de Empresas de Teatro y Danza, la nueva resolución de Sanidad con medidas contra el covid-19, aprobada por las autonomías en el Consejo Interterritorial del miércoles y publicada este jueves en el BOE. Aunque la orden no habla explícitamente de los recintos culturales, espacios como las salas de teatro y cine temen estar incluidos dentro de los "establecimientos, locales comerciales y servicios abiertos al público" que, en las zonas afectadas por las nuevas limitaciones, deberán limitar su aforo al 50% y cerrar como tarde a las 22.00. "No aparecemos nombrados, pero tampoco aparecemos entre las excepciones, y eso genera inquietud", decía el miércoles Borja de Benito, portavoz de la Federación de Cines de España.

La publicación del borrador de la orden en la tarde del miércoles ya generó dudas entre los profesionales de la cultura, cuando Sanidad no aclaraba a qué medidas tendría que plegarse el sector, ausente de la normativa, o si se le podría incluir en algunas de las excepciones que contempla la norma. El jueves por la tarde, el Ministerio de Cultura aseguraba que los espacios culturales no se verán afectados por la normativa, y Sanidad añadía que cines y teatros no son una preocupación epidemiológica. Sin embargo, teatros y cines temen verse incluidos finalmente en las restricciones. Borja de Benito señala que las salas sí se han visto afectadas por los confinamientos perimetrales que ya había puesto en marcha la Comunidad de Madrid, y la asociación cree probable que el Gobierno regional imponga para la cultura las mismas medidas que están vigentes en la resolución para el resto de negocios. 

Ahí reside parte de la inquietud de la industria: la resolución publicada por Sanidad es un consenso de mínimos que debe ser aplicado, o incluso ampliado, por las comunidades. Madrid, donde se encuentran las diez ciudades que estarían afectadas por la misma, tiene hasta el viernes a las 22.48 para instaurarlo, aunque ha asegurado que recurrirá la decisión. "Es muy difícil trabajar en unas condiciones en las que cambian las reglas del juego a mitad de la carrera", critica Cimarro. Los espectáculos en directo y el cine son algunos de los sectores que más han sufrido la crisis generada por el coronavirus. El 90% de las salas de música siguen cerradas, y teatros y cines tienen limitado su aforo (en Madrid, al 75%, pero han pasado ya por el 30% y el 50% en fases anteriores). De verse incluidos finalmente en la orden, las salas madrileñas tendrían que volver a un aforo máximo del 50% y ajustar sus funciones para cerrar puertas a las 22h. La medida, sin embargo, no afectaría gravemente a librerías o museos. 

Esta última medida es la que más preocupa a las salas de cine, porque suprimiría su última sesión del día. "Tenemos margen para jugar con el aforo", cuenta Borja de Benito, portavoz de la Federación de Cines de España, "porque los cines tienen aún salas cerradas, de forma que si se limita el aforo pueden abrirse y dividir al público". Lo que les afectaría más económicamente sería un cierre obligatorio a las 22.00. De hecho, quieren negociar con las distintas comunidades la posibilidad de cerrar el acceso de público a las 22.00, pero sí realizar esa última proyección. Esgrimen el ejemplo del Reino Unido, que ya ha aplicado el cierre obligatorio a las 22.00 en bares o restaurantes, pero que permite a las salas hacer ese último pase. Es una medida que ya han tratado de negociar con la Comunidad de Madrid para las zonas ya confinadas, pero todavía no han obtenido respuesta. De Benito cuenta que, aunque tienen "vía abierta" de diálogo con el Ministerio, su negociación es ahora con las autonomías.

Cimarro defiende que la restricción de aforo no cambiaría gran cosa en el nivel de seguridad de los espectáculos, que han hecho un esfuerzo por aplicar todas las medidas sanitarias: "Sabemos en qué situación estamos, pero nosotros ya hemos demostrado que el teatro es seguro: mantenemos la distancia entre butacas, tenemos geles hidroalcohólicos, en muchos espacios se toma la temperatura a los asistentes antes de entrar, se lleva a cabo la desinfección a fondo de las butacas, nadie se quita la mascarilla...". ¿Y cuánto puede afectar a los teatros y las compañías la nueva restricción, si llega a aplicarse? El productor explica que depende del espectáculo: en algunos casos, dice, sería posible seguir adelante, pero en otros no serían sostenibles. Aun así, reitera su compromiso en hacer lo posible por mantener abiertos los teatros: "Yo no voy a cerrar [los teatros Bellas Artes, La Latina y Reina Victoria, de su empresa Pentación], y creo que todos somos conscientes de que nuestra responsabilidad es seguir trabajando aunque perdamos dinero". 

En la Comunidad de Madrid, la región donde se encuentra la decena de municipios afectados por la nueva orden, todos esperan a que el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso mueva ficha. También la cultura. 

 

Si estás leyendo este artículo es gracias a las socias y socios de infoLibre
La salud es lo primero. Por ese motivo, en infoLibre decidimos abrir todos nuestros contenidos sobre el coronavirus para que cualquier ciudadano pueda leerlos gratis. Ese esfuerzo no habría sido posible sin socias y socios que creen en un periodismo comprometido y que ponga en cuarentena a las 'fake news'. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.
Más contenidos sobre este tema




4 Comentarios
  • jorgeplaza jorgeplaza 01/10/20 14:25

    A ver si lo entienden, señores empresarios de cine y teatro, actores, tramoyistas, figurinistas, sastres, coristas y un par de despistados que pasaban por allí: el teatro, el cine, los conciertos en interiores y cualquier actividad análoga se han terminado para siempre jamás. Ya estaban tocados porque no iban más que jubiladas (sordas y bronquíticas, además, sobre todo las de los conciertos) pero ahora están hundidos. Los jóvenes pasan de esos rollos y, aunque no pasaran, están en la miseria y lo seguirán estando en un futuro previsible: poco dinero se van a gastar en oír La Bohéme o comparar monólogos de Segismundo. Se van a morir estos espectáculos, curiosamente, a la vez que los toros y, en el fondo, por la misma causa: porque ya no le interesan a los jóvenes que, además, no tienen un duro. Como el lenguaje taurino lo impregna todo, se puede decir que todos esos espectáculos estaban casi para el arrastre y las prohibiciones de la COVID han venido a darles la puntilla.

    Y no confíen en las subvenciones oficiales, que se van a acabar con la posible excepción de las que conceden con tanta generosidad los gobernantes separatistas a sus fieles. Debemos más dinero que Alemania después de la Gran Guerra. Debemos más dinero que ayer, pero menos que mañana. Las subvenciones a la cultura, la ciencia y demás , o se han acabado ya o están a punto de hacerlo. Dejad toda esperanza los faranduleros.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    0

    0

    • mcguiver mcguiver 01/10/20 16:15

      Me parece que esta usted muy equivocado, los jóvenes van al teatro, a conciertos, ...lo se porque llevo 35 años trabajando en teatro. Hay mucho idiota joven de borrachera pero hay una juventud muy interesante, una juventud con curiosidad y con ganas de descubrir, pero ellos no hacen ruido, no todos son iguales. Vivimos en un estúpido mundo que solo se entera de los gritos y las broncas pero, por suerte, hay mas.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

    • MIglesias MIglesias 01/10/20 14:42

      Creo que hace mucho que no va al teatro, al cine o aun concierto.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • jorgeplaza jorgeplaza 01/10/20 20:43

        Sí, hace mucho porque nos confinaron varios meses, no sé si tantos que ya no se acuerda usted. Pero antes iba con frecuencia y por eso sé que los jóvenes son absoluta minoría. Al teatro van jubilados (sobre todo, jubiladas). Al cine que no es de efectos especiales o superhéroes, ídem, aunque la media de edad quizá sea algo más baja. No me lo han contado: lo veo. Además, los jóvenes no tienen un duro y no van a tenerlo probablemente nunca porque este país se ha arruinado para todo el futuro previsible. No transmitirán la afición a sus hijos porque no la tienen y tampoco tendrán hijos. Por si fuera poco, el teatro y los conciertos (de música clásica, aclaro) son caros; la ópera, carísima. Todo eso se acabó y por las mismas razones que los toros: falta de afición y sobra de precio.

        Y se acabaron las subvenciones, también para todo el futuro previsible: es lo que hay.

        (Por cierto, ¿ha mirado usted ya la página que es, o sea, la del Instituto Carlos III?)

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

Lo más...
 
Opinión