X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Medios comunicación

Daniel Fernández: “Hay que establecer mecanismos que aseguren la veracidad dentro de esta sociedad de la desinformación”

  • El presidente de la editorial Edhasa y de Ediciones Prensa Libre, editora de infoLibre y tintaLibre, ha participado este jueves el seminario El deber de la veracidad. El cuidado de la buena información
  • "La información no es el conocimiento, y la verificación ni si quiera es la realidad, es solo la constatación de lo que se nos ha informado puede llegar a ser verosímil, tiene aspecto de realidad"

Publicada el 28/01/2021 a las 21:04 28/01/2021 a las 21:04
Daniel Fernández en la conferencia El deber de la veracidad. El cuidado de la buena información.

Daniel Fernández en la conferencia 'El deber de la veracidad. El cuidado de la buena información'.

Fundación la Caixa

Daniel Fernández, presidente de la editorial Edhasa y de Ediciones Prensa Libre, editora de infoLibre y tintaLibre, ha protagonizado este jueves el seminario El deber de la veracidad. El cuidado de la buena información. A través de una conferencia online, enmarcada dentro del ciclo Hacia una sociedad del cuidado organizado por la Oficina del Club de Roma en Barcelona, en colaboración con la Fundación la Caixa, Fernández ha desgranado el papel de los medios en la era digital, así como las consecuencias de la desinformación en las democracias occidentales.

Partiendo de la historia de la comunicación desde la creación de la imprenta, pasando por la Revolución Francesa hasta llegar al tecnocapitalismo, el editor ha insistido en la necesidad de establecer mecanismos que aseguren la veracidad dentro de esta “sociedad de la desinformación” en la que nos encontramos. “El tema de la verosimilitud es fundamental, porque en una frase atribuida a Aristóteles, que se debe favorecer lo imposible y verosímil, frente lo posible e inverosímil, en estos momentos lo increíble es posible, y lo verosímil es imposible”.

Dentro de los avances de la red se observa en los últimos años un auge de las fake news y la posverdad, que se enmarcan dentro de las libertades de los individuos. “A estas alturas, en una sociedad laica, significa que solo el conocimiento ponderado de la realidad nos permite discernir en nuestras elecciones y decisiones propias”, ha desarrollado Fernández.

“Eso nos lleva a una de las contradicciones de este momento histórico, que es si esta verdad que defendemos es la nueva verdad, o si en este nuevo mundo es una pintura que no sabemos ver, como el puntillismo, en la que si tomamos una nueva perspectiva, está mostrará una realidad nueva”, ha incidido el editor. “Yo vengo a trasladarles mi desconcierto, y que no sabe qué mundo vamos a acabar de alumbrar en esta supuesta nueva sociedad de la información, que también es una sociedad del entretenimiento”.

Una sociedad que ve su evolución social en torno a las redes sociales, y los “profetas” de las grandes tecnológicas. “No sé quién ese nuevo profeta, pero me cuesta creer que sea Jeff Bezzos, Steve Jobs o Mark Zuckerberg. Me parece que no son ellos los portadores de una nueva verdad”, ha señalado.

Tras establecer paralelismos con los Proverbios y cantares de Machado, Fernández ha insistido en la necesidad de que la “dimensión social en la búsqueda de la verdad no puede ser individual. Tiene que haber una relación de grupo, que tiene que buscar si no la verdad, lo verosímil”. Sin embargo, encontramos que en esta sociedad de la información “lo que no se publica no existe”. “La verdad y la realidad existen solo si se divulgan. Solo son reconocidas si salen a la palestra. La información no es el conocimiento, y la verificación ni si quiera es la realidad, es solo la constatación de lo que se nos ha informado puede llegar a ser verosímil, tiene aspecto de realidad”.

Finalmente, el presidente de Ediciones Prensa Libre ha evaluado los últimos acontecimientos de la extrema derecha en Estados Unidos, y cómo la desinformación, en especial en las redes sociales, atenta contra las democracias liberales y la sociedad. “Hemos estado muy cerca de una alteración grave del orden mundial. El editor es responsable legal e incluso penal de lo que edita y publica. Pero esa figura no existe en las redes sociales. Incitar a tomar el Capitolio no tiene consecuencias legales, sino que aumenta los clics, y es el sueño perfecto de los publicistas de segmentar la publicidad”.

“En estos momentos estamos en un momento fundamental, porque cuidar la buena gobernanza de los medios de comunicación es definitivo. Nos jugamos la democracia liberal y la gobernanza. El peligro de los totalitarismos es más peligroso que en los años 30”, ha incidido Fernández. “Necesitamos un nuevo contrato social, y dentro él la circulación de la información es fundamental”.

Aquí puedes ver la conferencia El deber de la veracidad. El cuidado de la buena información:

Más contenidos sobre este tema




 
Opinión