X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Descubriendo a...

José Carlos Carrasco y sus 'sonidos para el alma': "Solo es cuestión de elegir cómo quieres estar y cómo quieres que te salgan las cosas"

  • Locutor, periodista y comunicador, un buen día decidió aprovechar el potencial del mundo podcast y el suyo propio para compartir lo que mejor sabe hacer
  • “Si hay una sola persona que logre descansar por la noche, que se quite los ansiolíticos y empiece a ser un poquito más feliz, solo con una, ya soy feliz”, explica

Lucía Díaz
Publicada el 26/08/2020 a las 06:00

Descubriendo a… José Carlos Carrasco

José Carlos Carrasco y sus podcast 'sonidos para el alma' mejoran vidas compartiendo lo que mejor sabe hacer: invitar al descanso, a la reflexión y al autoconocimiento.

El ser humano por naturaleza desea conocer, ya lo aseguraba Aristóteles y muchos de sus coetáneos. Y es que el conocimiento es tan amplio que no termina nunca, como un día sin pan. Contestas una pregunta y surgen otras muchas; casi tantas como las ganas que teníamos de conversar con José Carlos Carrasco, locutor, periodista y comunicador que desde hace unos años decidió aprovechar el potencial del mundo podcast y el suyo propio para compartir lo que mejor sabe hacer: sonidos para el alma.

Insiste José Carlos en recordarnos lo que no es: “No soy un gurú, no soy un maestro, no soy un psicólogo y no soy terapeuta. Y Sonidos para el alma es un lugar que invita al descanso, a la reflexión, a la relajación y al autoconocimiento”. Persigue el mismo objetivo desde hace seis años y sigue apuntando en la misma dirección: ser de utilidad y aportar su granito de arena para ayudar a que la gente crezca. “Cuando uno entiende lo grande que es, quiere crecer y eso es lo que intento, que la gente crezca conmigo”.

Si no encuentras lo que buscas, créalo tú mismo” fue la máxima que emprendió José Carlos cuando aprendió a meditar y no logró encontrar ningún sonido de fondo para sus sesiones de meditación. Decidió abrir el canal para compartir sus aprendizajes y a su vez, crear sus propios sonidos de fondo: “Me di cuenta que todo lo que aprendía me funcionaba y quise compartirlo. Además, cuando mi hijo era pequeño me tumbaba con él y me pedía todas las noches que le hablara de algo. Le encantaba la astronomía y me quedaba contándole sobre las estrellas hasta que se quedaba dormido. Entonces pensé que, si había tanta gente que le costaba dormir, podía ser útil”, asegura José Carlos. “Dicen que no te acuestes nunca sin aprender algo nuevo, bueno yo intento que sea así (risa)”.

Y es que incentivar la relajación, ayudar a evadir la mente y favorecer el aprendizaje hay veces que no es compatible. José Carlos confiesa que su trabajo a veces generaba el efecto contrario: “La gente me decía: ‘Es que pones temas muy interesantes y no los termino de escuchar porque me quedo dormido’, de lo cual me alegro por cierto. Por eso empecé a subir los audios documentales sin relajación, un poco más rápidos para que puedas escucharlo mientras trabajas, mientras conduces o hacer las tareas del hogar. Y claro está, que te enriquezca y te ayude a comprenderte a ti y a tus emociones”.

De ‘hobbie’ a profesión

Lo único seguro en esta vida es que nada permanece, todo está en constante movimiento y la carrera de José Carlos dio un giro de 180 grados cuando dejó la Banca –su zona segura durante más de 15 años– para dar el salto a los medios de comunicación. Cuenta a infoLibre que fue gracias a un amigo y a su emisora de radio, en la cual colaboró creando su sintonía.

La incursión de José Carlos en la radio no termina ahí, dos años después recibió una llamada de su compañero el cual le pedía que acudiera a locutar: “Recuerdo el primer día, estaba tan nervioso que me senté con el papel delante a leerlo y me quedé en blanco. ¡¿Cómo te puedes quedar en blanco con el papel delante?! (risas). Poco después me fui sintiendo bien y hasta la fecha. He hecho muchas cosas, desde entrevistas, magazines, programas de cocina, de mascotas, de música, de humor, he sido corresponsal, redactor… De todo”.

Quién podría decirle a José Carlos que aquella vida dedicada a la banca, tan alejada ahora, daría paso a una nueva profesión con la que tanto ayuda al bienestar como al autoconocimiento de tantas miles de personas. Confiesa a infoLibre que ha complementado su talento innato con clases de teatro y de dicción. Actualmente colabora con algunas emisoras, crea audios determinados a nivel particular como visualizaciones para deportistas y audios motivaciones: “Todo lo que logré aprender en la radio, esa forma de comunicar la he aplicado a lo que hago ahora. Comunicar de tú a tú, te hablo a ti, no al mundo entero. Esa conexión fue lo que me gustó”.

Lo difícil es hacer que parezca fácil

Son muchos los que como José Carlos comparten su conocimiento o su opinión en medios digitales pero no todos logran reunir más de 64 millones reproducciones con su trabajo, y no pretende quedarse ahí: “Fíjate que solo el 40% de las visualizaciones pertenece a los suscriptores, el 60% no se ha suscrito nunca; es decir, me escucha un montón de gente pero no se suscriben. Me encantaría poder llegar a millones de personas, la verdad que solo comparto mi información, lo que sé, lo que tengo y está al alcance de cualquiera. Si a mí me ha funcionado, no somos tan distintos los seres humanos, estamos cortados por el mismo patrón. A nadie le gusta que le insulten, a todos nos gusta que nos echen un piropo, que nos reconozcan o nos valoren”.

“Si hay una sola persona que logre descansar por la noche, que se quite los ansiolíticos y empiece a ser un poquito más feliz, con una yo soy feliz”.

Lo que logra José Carlos en su canal no es nada fácil y lo que vemos –o mejor dicho escuchamos– solo es la punta del iceberg. Le cuenta a infoLibre de qué forma logra conseguir ese estilo tan didáctico y a la par interesante y relajante: “La gente piensa que me pongo con el micro y hablo y hablo y hablo y no. La verdad es que es bastante más trabajo de lo que la gente cree. De muchos temas tengo que informarme casi de cero. Descubro un tema, busco información, lo desarrollo, intento coger lo más interesante de esa información y lo más útil. Eso lo tengo que extractar, redactar y posteriormente grabar y editar y por último masterizar”.

Y es que sus seguidores valoran su esfuerzo y están completamente comprometidos con su trabajo hasta el punto de recibir miles de agradecimientos y solicitudes de nuevos temas para impulsar aún más su trabajo: “Me llegan muchos mensajes de gente que me dice: ‘No nos dejes, sigue subiendo audios, me encantan estos temas’. ¿Qué voy a hacer, cambiarlo para llegar a otro público? No, si ya tengo público. Me apoyan muchísimo, hablo de miles de personas y son muy muy cariñosos conmigo. Seguiré ofreciéndoles esas noches de sueño y relax”. Pero sus esfuerzos comienzan a dividirse desde hace un mes con un nuevo proyecto: Sonidos para el alma KIDS.

“Sonidos para el alma-niños”

La inteligencia emocional en el contexto educativo. Asegura José Carlos que ese es el futuro y la solución a muchos de los malestares que rigen nuestras vidas. Es por ello por lo que decidió abrir un nuevo canal enfocado a los niños: “Hay muchas cosas que no se les enseña, como por ejemplo a entenderse. Les decimos que no lloren, que no se pongan celosos, que no hagan tal o cual cosa, y sin embargo les prohibimos cosas que nosotros hacemos. Hay que decirles que los mayores también tenemos miedo, también sentimos celos, también tenemos envidia y también nos enfadamos e incluso deseamos el mal a otras personas. Quiero decir, los niños no son malos, solo se tienen que entender un poquito”.

La diferencia que puede suponer educar a un niño en educación emocional es clave para fomentar un alto nivel de autoestima, propiciar el optimismo, superar sus frustraciones al igual que crecer más saludables, más positivos y más felices. José Carlos colabora aportando su granito de arena con sus nuevos 10 audios disponibles en “JC2 – Niños” en los que trata de hacer ver la importancia de la educación emocional: “Un adulto muchas veces no se entiende a sí mismo, ¿y esperamos que un niño lo haga? Así no hay forma. Es muy importante entendernos a nosotros mismos y a nuestras emociones. Somos seres emocionales, creemos que somos muy inteligentes, que lo somos, a la vista está; Pero por encima de todo están las emociones, todo lo que hacemos es en respuesta a nuestras emociones. Me parece fundamental y en los niños con más razón. Para mí son lo mejor y lo más puro de este mundo sin duda”.

Por otro lado, el sistema educativo actual tiene los días contados. José Carlos nos plantea la siguiente pregunta: “¿Si ves una clase actual, qué ha cambiado con respecto a una del siglo XVIII?”. Es cierto que a la vista están muchas mejoras pero a nivel de contenidos no parece que haya habido un gran cambio sustancial más allá de nuevos contenidos históricos: “¿No hemos aprendido nada de nosotros mismos? Seguimos dando las mismas cosas, ¿y las emociones qué? Seguimos siendo seres racionales que estamos para hincar los codos y aprender un montón de información para nada. No creo que esta sea la forma” continúa José Carlos.

Nos pone otro ejemplo: “Nos tienen bastante bien cogida la medida en la clase política y en la publicidad. Saben cómo manipularnos. Fíjate, cuando escuchas un anuncio: ‘Cómprelo ahora’, responde a un estudio que dice que un porcentaje de las personas que escuchan eso, lo compran por una disociación mental en la que una parte de tu cerebro está acostumbrada a cumplir órdenes. Por eso te lo dan como una orden. Y hay gente que inconscientemente lo compra. Todo está estudiado, menos el anuncio del Corte Inglés, todo está estudiado (risas)”.

Nos hace felices ser solidarios

Conocemos la teoría pero todos sabemos que la práctica es lo verdaderamente complicado. Le preguntamos a José Carlos si aquellos que deciden escuchar sus palabras lo notan y si son capaces de aplicarlo a sus vidas, y la respuesta que nos regala vale su peso en oro: “Puede parecer de Perogrullo, pero lo que determina tu vida, tu estado de ánimo y tu felicidad está en tu cabeza. Es muy sencillo: Coges los ojos, les das la vuelta y empiezas a mirar para dentro. En la mente de cada cual está la respuesta, no está fuera. Lo que tienes en tu cabeza determina que te quieras, determina que te quieran y es entonces cuando empiezas a entenderte. Tu vida es un reflejo de lo que tienes en la cabeza, no al revés. Como es adentro es afuera. No pretendo curar, no sé si sería digno de curar a alguien pero sí ayudar en la medida de lo posible a que seas un poquito más feliz. Y hay muchísima gente que me escribe diciéndome que ya no usa pastillas para dormir, que no usa ansiolíticos, que su vida le ha cambiado, que es mucho más feliz. ¿Cómo me puedo sentir al leer eso? Exultante, henchido como un garbanzo (risa)”.

Antes de irse, José Carlos nos regala un último consejo:

“Que no se rindan, que no se rindan nunca. Ha habido momentos en mi vida que me he rendido, entonces caigo en la cuenta que cuando te rindes es cuando fracasas, mientras tanto eres una luchadora o un luchador. ¿Crees que la gente se cura porque va al psicólogo? No, se cura porque quiere curarse. Antes que nada está tu voluntad en curarte. Yo pasé una depresión, de caballo; ¿quién quería curarme, el psicólogo? No, el psicólogo estaba ahí para escucharme. Fui yo el que decidí que ya no quería estar más en esa situación y fue cuando empecé a trabajar sobre mí. Una persona que sigue hacia delante, lo único que cabe hacer es aplaudir. También puedes sentarte y convertirte en objeto del destino, sea cual sea o tomas las riendas de tu vida. Y te digo más: Si estás convencido que las cosas van a salir bien, tienes más probabilidades de que salgan bien. Lo decía Henry Ford: ‘Tanto si usted piensa que puede como si piensa que no puede, estás en lo cierto’. Pues empieza a trabajar para creerlo y crearlo. Y sobre todo eso, que no se rindan. Puedes hincar un día la rodilla en el suelo de cansancio, claro que sí. Puedes lamerte las heridas cuando te duelan, somos humanos. Ahora bien, tú decides seguir con ese sentimiento o cambiar. Solo es cuestión de elegir cómo quieres estar y cómo quieres que te salgan las cosas. Te aseguro, que esto puede suponer un cambio radicar en tu vida y ayudarte a que seas un poquito más feliz, eso no te quepa la menor duda”.

Más contenidos sobre este tema
Etiquetas




 
Opinión