x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Reforma sector eléctrico

Folgado apremia al Gobierno para reformar el sector eléctrico “por necesidad macroeconómica”

  • El presidente de Red Eléctrica de España vería con buenos ojos un pacto de Estado sobre la energía
  • El ex secretario de Presupuestos con el Gobierno Aznar defiende nuevos impuestos a los carburantes
  • Considera normal que Hacienda se resista a trasladar partidas de la factura eléctrica a los presupuestos del Estado
  • Cree que las energías renovables son necesarias pero justifica el parón del sector en plena crisis

Publicada el 03/07/2013 a las 06:00 Actualizada el 02/07/2013 a las 21:51
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

El presidente de REE, José Folgado.

El presidente de REE, José Folgado.

Ep
Mañana es tarde. El presidente de Red Eléctrica de España (REE), José Folgado, considera que "el factor tiempo es fundamental" en la reforma del sector eléctrico, por lo que ha instado al Gobierno de Mariano Rajoy "a que gobierne y saque las normas que considere necesario, porque es prioritario eliminar el déficit de tarifa (28.000 millones de euros) por necesidad macroeconómica".

Folgado, a quien el sector eléctrico atribuye un papel clave en la reforma que se anunciará en los próximos días, hizo el llamamiento a la accción urgente del Ejecutivo en un almuerzo organizado por el Club de la Energía y la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE).

El ex secretario de Estado de Presupuestos y de Energía en los Gobiernos de José María Aznar (1996-2004), esbozó las tres líneas que en su opinión debería contener la inminente reforma: elminación del déficit de tarifa (diferencia entre los costes que se reconocen a las empresas por generar la electricidad y los ingresos por tarifas); estabilidad regulatoria, pero sin renunciar  a las revisiones periódicas y "retribución razonable" de las inversiones realizadas, con la vista puesta en la evolución del mercado.

Recortes a las renovables


Sobre las renovables, que han soportado buena parte de los recortes de los últimos años, Folgado fue claro: son necesarias, pero ahora toca pararlas, "un impasse" precisó.

Folgado, ex alcalde de la localidad madrileña de Tres Cantos, negó él mismo, su equipo o su empresa haya tenido un papel determinante en el diseño de la reforma del sector. Quizá por ello, el presidente de REE rehuyó concretar más sus propuestas. No obstante, sí admitió que vería bien dos cuestiones muy sensibles para los bolsillos de millones de ciudadanos: rebajar de los 10 kilovatios de potencia el límite que obligaría a los consumidores a contratar la luz en el mercado libre (con más ofertas, pero más caro) e imponer un nuevo impuesto (el llamado céntimo verde) a los carburantes.

Folgado, que defendió la labor del secretario de Estado de Energía Alberto Nadal en los meses que lleva trabajando en la reforma, se declaró partidario de alcanzar un pacto de Estado en materia de energía con la oposición.

Sobre las supuestas diferencias entre ministerios a causa de la reforma y en concreto, sobre la oposición del Ministerio de Hacienda a asumir algunos de los costes del sistema eléctrico vía presupuestos (caso de los 1.700 millones de costes), Folgado se limitó a señalar que Hacienda "está en su papel".

Secundario pero menos

El papel discreto y secundario que se atribuye a sí mismo Folgado contrasta con las versiones que corren en el Ministerio de Industria y entre las empresas sobre su verdadero peso y ascendiente en el Gobierno en cuesioones de energía.

Según esas versiones, Folgado estaría pilotando buena parte de los planes de reforma a través de Andrés Seco, director de operaciones de Red Eléctrica, antiguo colaborador en la secretaria de Estado de Energía y uno de los expertos a los que recurrió la fundación FAES del PP para elaborar las propuestas energéticas que el partido presentó a principios de 2011, meses antes de llegar al poder.

A la espera de que el Gobierno concrete las medidas para el sector  de la energía, el secretario de Estado, Alberto Nadal, a quien las empresas acusan de emplear un secretismo excesivo en un asunto tan importante, adelantó esta semana algunas claves de lo que va a anunciar.

La reforma, explicó esta semana Nadal en los cursos organizados por la fundación FAES, será "sobre todo una ley de estabilidad financiera del sector eléctrico" que impida, a través de normas de rango inferior, que se puedan volver a producir desajustes.

En esta línea, indicó que "no se va a permitir la introducción de nuevos costes si no hay una partida equivalente de aumento de ingresos" y reiteró, como ya adelantó el ministro José Manuel Soria en el Congreso, que se realizarán revisiones retributivas cada cinco años.

Al tiempo que el Ejecutivo ultima un nuevo retoque al sector energético, las empresas de energías renovables, que se sienten atacadas, cuando no directamente estafadas, redoblan sus esfuerzos para defender sus intereses. De Bruselas al Congreso, pasando por la Fiscalía Anticorrupción, la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético y diversas patronales del sector de energías renovables han denunciado los recortes en las primas. Los consideran ilegales por haberse aplicado de forma retroactiva.












Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

 
Opinión