x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Preferentes

Investigación penal por la venta de preferentes de Caja Cantabria a una mujer de 75 años

  • La afectada sostiene que nunca escuchó la palabra pereferentes y que no le informaron sobre las características del producto
  • Asegura que el empleado le dijo: "Es un producto muy bueno"

infoLibre
Publicada el 10/08/2013 a las 12:50 Actualizada el 10/08/2013 a las 13:33
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

La Fiscalía de Cantabria ha ordenado al Juzgado de Instrucción número 1 de Santander que investigue penalmente la venta de participaciones preferentes por parte de Caja Cantabria a una mujer de 75 años, informa Europa Press.

En su testimonio en el Juzgado, la mujer, que nunca antes había tenido productos financieros de riesgo, tan solo depósitos a plazo fijo, explicó que su relación con Caja Cantabria (ahora integrada en Liberbank, junto con Cajastur, Caja Castilla-La Mancha y Caja Extremadura) se remonta a los años ochenta.

La venta de las preferentes tuvo lugar en 2009 y el dinero invertido, 19.000 euros, procedía de una herencia. Dicha cuantía era prácticamente todo con lo que contaban la mujer y su marido, ganadero de 85 años. Ahora se ven ahora obligados a sobrevivir con una "modesta" pensión.

La afectada, que cuenta con estudios básicos y que siempre ha trabajado como ama de casa, ya ha declarado ante el juez, mientras que el empleado que le vendió las preferentes y el director de la oficina, la número 2 del municipio, lo hará el próximo 24 de septiembre, según la declaración y la citación judicial.

Según explicó al juez la afectada, el 13 de mayo de 2009 entró en la oficina número 2 de Astillero a poner al día su libreta, momento en el que uno de los empleados, que "apenas conocía", le dijo que tenían un producto nuevo que era "muy bueno".

La mujer preguntó si era "seguro" y si podría disponer de su dinero "en cualquier momento y sin riesgo". Tras asegurarle el trabajador ambos casos, firmó el contrato de adquisición. La mujer realata que no escuchó "nunca" la palabra preferentes ni le informaron de las condiciones de la suscripción.

De acuerdo con la versión de la mujer, en el transcurso de la operación, que no duró "más de media hora" en la sucursal, no le dieron ningún folleto informativo sobre el producto que estaba contratando, ni tampoco le hicieron test alguno de conveniencia.

En cuanto a los beneficios, la titular de las preferentes indicó al juez que ha estado percibiendo un interés equivalente al Euribor más 0,15%, cuantía que en el último recibo trimestral -correspondiente al mes de diciembre de 2012- ha sido de 16 euros.

En su declaración, la mujer explicó que se enteró del problema de las preferentes a principios del año pasado a través de su hija y que pese a que preguntó en Caja Cantabria si ella era afectada por este producto, el empleado que se las vendió le aseguró que no, que "eso era de Bankia".

La defensa, ejercida por el abogado Juan Manuel Brun Murillo, se ha personado como acusación particular en este caso, que se inició hace un año con la denuncia por parte de la afectada.

Posteriormente, el Ministerio Público abrió el procedimiento penal y remitió las correspondientes diligencias al Juzgado de Instrucción número 1 de Santander, para investigar los hechos y determinar los supuestos responsables.

Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

 
Opinión