x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
MEDIO AMBIENTE

IU pedirá a los municipios que cierren sus cuentas en Caixabank en protesta por los sondeos de Repsol en Canarias

  • El banco posee el 11,83% de las acciones de la compañía petrolera
  • La coalición advierte de que un posible vertido tendría “consecuencias catastróficas para el ecosistema, el turismo y el empleo”

INFOLIBRE
Publicada el 29/06/2014 a las 16:45 Actualizada el 29/06/2014 a las 17:12
canarias

Un barco de prospección petrolíferas en Canarias.

Izquierda Unida aprobó ayer en su Consejo Político Federal una resolución presentada por Izquierda Unida Canaria (IUC) contra las prospecciones petrolíferas que el Gobierno ha autorizado a Repsol en aguas del archipiélago. La coalición presentará mociones en ayuntamientos y otras instituciones en las que pedirá que las administraciones públicas retiren sus cuentas corrientes de Caixabank, que posee el 11,83% del capital de la compañía petrolera.

La resolución, que fue aprobada por unanimidad, opta por el boicot institucional a Repsol en vista de que el Gobierno rechaza la convocatoria de un referéndum en Canarias sobre las prospecciones petrolíferas en sus aguas. Izquierda Unida también critica las “limitaciones” del ordenamiento jurídico español para “proteger los ecosistemas”.

IU asegura que un vertido de petróleo tendría “consecuencias catastróficas para el ecosistema, para la economía turística y para el empleo” en las islas, por lo que las prospecciones suponen “un riesgo inasumible para la sociedad canaria”. De hecho, cita un dictamen pericial encargado por el Cabildo de Lanzarote que advierte de las “graves deficiencias del plan de Repsol para perforar el fondo marino canario”. Según IU, esas prospecciones no serían autorizadas por Estados Unidos en sus propias aguas, dado que sus previsiones sobre la magnitud de un posible vertido y las medidas para afrontarlo son “deficientes”. El plan de Repsol incluye la perforación de dos pozos de alta presión y alta temperatura en aguas profundas.

La petrolera ha obtenido una declaración positiva de impacto ambiental del Ministerio de Agricultura para tres sondeos de exploración, denominados Sandía, Zanahoria y Chirimoya. Para las dos primeras prospecciones invertirá 256,4 millones de euros. Si encuentra petróleo, Repsol destinará 5.128,7 millones durante cinco años. Después, ya en fase de producción, que está previsto se prolongue durante 20 años, dedicará 3.810 millones de euros más a extraer el crudo.

Organizaciones ecologistas, plataformas ciudadanas, partidos políticos y sindicatos, así como el Gobierno canario se oponen a estas prospecciones. Mientras, el Tribunal Supremo ha rechazado siete recursos contra el decreto que aprobó los sondeos, interpuestos por el Gobierno canario, los cabildos de Fuerteventura y Lanzarote,la Federación Ben Magec-Ecologistas en Acción, WWWAdena, la Fundación César Manrique y la propia Izquierda Unida.

Más contenidos sobre este tema




 
Opinión