x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
ENCUESTA DE POBLACIÓN ACTIVA

La economía española crea en 2014 sólo un tercio del empleo destruido desde 2011

  • Todo el empleo generado en el cuarto trimestre fue a tiempo parcial
  • Casi el 44% de los parados llevan más de dos años sin trabajar
  • Desde 2011 se destruyeron casi un millón de empleos a tiempo completo, en 2014 se han recuperado 212.800

Publicada el 22/01/2015 a las 15:01 Actualizada el 22/01/2015 a las 15:17
Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) desvelan que la economía española creó en 2014 un total de 433.900 empleos, por lo que ha roto la dinámica de destrucción de puestos de trabajo que la ha acompañado durante toda la crisis. Aun así, sigue habiendo 5,45 millones de parados, el 23,70% de la población activa. Son 477.900 menos que hace un año. Por establecer un marco de comparación: también son 170.400 más que en el cuarto trimestre de 2011, cuando el PP llegó al Gobierno, y 2,25 millones más que en el último trimestre de 2008, cuando comenzó la crisis. El caso es que esos 433.900 puestos de trabajo son sólo el 36% de los más de 1,2 millones de empleos destruidos durante la legislatura.

Es decir, el ritmo de generación de empleo es lento e incluso titubeante si el foco se pone sobre los datos del último trimestre de 2014. De octubre a diciembre el paro ha crecido en 30.100 personas, rompiendo la tendencia de caída registrada en los tres trimestres anteriores. Al tiempo, se crearon 65.100 empleos. Sólo que todos ellos fueron trabajos con jornada a tiempo parcial: el saldo entre los 195.900 puestos por horas que se generaron y los 130.800 a tiempo completo que se destruyeron. Al acabar el año, el 16,05% de los asalariados trabajaban con contratos a tiempo parcial. Hace seis años eran sólo el 12%.

Además, de ellos, 2,82 millones de personas, el 63%, lo hace porque no ha podido encontrar un empleo con una jornada de ocho horas diarias. Son 32.400 más que hace un año. Para hacerse una idea del cambio de tendencia: 2014 ha terminado con 951.700 trabajadores a tiempo completo menos de los que había en 2011, pero registra 367.800 más a tiempo parcial de los que había hace cuatro años.

Otro tanto ocurre con el subempleo, los asalariados que ocupan puestos por debajo de su cualificación profesional. Son casi 2,3 millones de personas, casi 40.000 más que en el tercer trimestre, 38.700 más que a finales de 2011 y nada menos que 340.400 más que al acabar 2008.

Por su parte, la tasa de empleo temporal se mantiene en los niveles ya acostumbrados. 2014 terminó con un 24,24%, seis décimas por encima de la ratio con que acabó 2013. Porque, pese al aumento de los asalariados con contrato indefinido –212.800 más a lo largo de todo el año–, éste equivale a un alza del 1,97%, mientras que el crecimiento de los contratos temporales –176.900– más que lo duplica: un 5,3%.

Un dato adicional que avala la fragilidad con que el mercado de trabajo español está saliendo de la crisis es el empleo autónomo. El año pasado terminó con 43.400 trabajadores por cuenta propia más que en 2013, pero de ellos 42.500, el 98%, son “empresarios sin asalariados o trabajadores independientes”. Es decir, a falta de otras alternativas, los parados deciden autoemplearse.

El 71% son parados de larga duración

En 2014 ha continuado cayendo la población activa, quienes se encuentran en edad y disposición de trabajar. Aunque se ralentiza el descenso, todavía ha menguado en 44.000 personas. El Instituto Nacional de Estadística (INE) lo achaca al envejecimiento de la población; los sindicatos, al efecto desánimo y a la emigración de los jóvenes. La desaceleración también puede tener que ver con el fin de la salida de inmigrantes que se ha prolongado durante toda la crisis.

Uno de los efectos añadidos de la lentitud con que se está recuperando el mercado de trabajo es el aumento del paro de muy larga duración. Así, quienes llevan más de dos años sin trabajar son ya 2,38 millones de personas, el 43,74% de los parados. Han aumentado en 75.400 desempleados respecto a 2013. Pero son 956.200 más que a finales de 2011 y nada menos que 2,09 millones más que al acabar 2008. Si la cuenta se hace ateniéndose a la definición oficial de paro de larga duración –más de un año sin trabajar– resulta que el 71% de los desempleados lo sufren. Y cuanto más se cronifica el paro, más difícil resulta salir de él.

Más contenidos sobre este tema




3 Comentarios
  • pep48 pep48 24/01/15 10:32

    Y el que ha creado es de tan baja calidad, que aun trabajando, te mueres de hambre, eso si, la que debería ir destinado a la mejora de la clase trabajadora, se lo han aumentado ellos con subidas escandalosas, mas bien propio de una dictadura Bananera. Como dijo alguien "váyanse Uds. a la mierda", ya no engañan a nadie contando sus mentiras, no nos tomen por tontos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Jose Luis77 Jose Luis77 22/01/15 21:53

    ¿Preguntar a los españoles el empleo que han creado estos ppcorruptosfranquistas?Casi esclavitud.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Ciro2 Ciro2 22/01/15 18:33

    Con recuperaciones así, quién necesita crisis?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

Lo más...
 
Opinión