x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Banco de España

El Banco de España mantiene en el 2,7% la previsión de crecimiento de este año y eleva al 2,4% el de 2019

  • Advierte de que la actual fragmentación parlamentaria podría "dificultar" la implementación de reformas estructurales y aminorar el ritmo de reducción del endeudamiento público
  • No excluye la posibilidad de un "hipotético repunte de la incertidumbre relacionada con la situación política de Cataluña"

InfoLibre
Publicada el 15/06/2018 a las 13:17 Actualizada el 15/06/2018 a las 13:52
Sede del Banco de España.

Sede del Banco de España, en Madrid.

E.P.
El Banco de España mantiene en el 2,7% su estimación de crecimiento del PIB para este año y ha elevado una décima, hasta el 2,4%, la previsión para 2019, según sus nuevas proyecciones macroeconómicas de la economía española para el periodo 2018-2020, que también mantienen en el 2,1% el crecimiento para 2020.

La revisión al alza del PIB para el próximo año se debe, según el Banco de España, a la orientación algo más expansiva de la política fiscal y, en menor medida, por la perspectiva de un tipo de cambio del euro más depreciado que el observado en trimestres anteriores, cuyos efectos se ven neutralizados parcialmente por el impacto contractivo asociado a los mayores precios del petróleo.

Según la autoridad monetaria, se prolonga la expansión del PIB aunque de manera más moderada y el crecimiento seguirá sustentado en la demanda nacional para la que, no obstante, se prevé cierta desaceleración en los próximos años. A su vez, la demanda exterior neta continuaría ejerciendo una contribución ligeramente positiva a lo largo del horizonte.

Los riesgos, añade el Banco de España, se inclinan "a la baja", dado que en la esfera exterior no se descarta un "posible resurgimiento" de tensiones financieras asociadas a la incertidumbre geopolítica o al proceso de normalización de las políticas monetarias; mientras que en el plano interno, advierte de que la actual fragmentación parlamentaria podría "dificultar" la implementación de reformas estructurales y aminorar el ritmo del proceso de reducción del endeudamiento público.

Además, no excluye la posibilidad de un "hipotético repunte de la incertidumbre relacionada con la situación política de Cataluña".
Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión