x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Desigualdad económica

La remuneración media de los altos cargos del Ibex 35 crece en un año cinco veces más que la de sus empleados

  • Un informe de Oxfam revela que un primer ejecutivo de una gran empresa gana 132 veces más que el sueldo medio y 301 veces más que el salario más bajo
  • Entre 2008 y 2017 los beneficios empresariales crecieron un 11,3% y el dividendo pagado a los accionistas un 15,5%, pero los salarios de los trabajadores de estas compañías cayeron un 4,2%

Publicada el 21/02/2019 a las 00:01
Florentino Pérez, presidente de ACS, una de las empresas más desiguales del Ibex 35.

Florentino Pérez, presidente de ACS, una de las empresas más desiguales del Ibex 35.

E.P.
Las grandes empresas españolas cada vez tienen más beneficios, pero no hacen partícipes de ellos a sus trabajadores. Ni siquiera lo hacen las compañías más ricas: las que cotizan en el Ibex 35. En ellas también está instalada la desigualdad. Así lo concluye Oxfam Intermón en su último informe, Reparto desigual. Cómo distribuyen valor las empresas del IBEX 35 [que se puede consultar en PDF en este enlace], publicado este jueves. Los datos son reveladores: las grandes compañías ganan, pero sus empleados no sólo no ven incrementados sus salarios, sino que los ven disminuir. Así, en el último año, la remuneración media de los altos cargos de las empresas del Ibex 35 creció cinco veces más que el salario medio de ellas. "En promedio, un primer ejecutivo gana 132 veces más que el sueldo medio de la compañía y 301 veces más que el más bajo", denuncia el documento. 

Pero estos datos no son de ahora. De hecho, es la misma tónica que se lleva repitiendo en los últimos nueve años, por lo que no parece que la crisis económica haya tenido influencia en las grandes empresas. Se considera que la recesión o, al menos, sus efectos, comenzaron a notarse en el año 2008. Pues bien, entre ese año y 2017 los beneficios empresariales crecieron un 11,3%. La cifra podría explicarse por la supuesta recuperación, pero el argumento pierde peso al analizar cómo han evolucionado los salarios en las mismas compañías. En la misma etapa, estos cayeron un 4,2%. El reparto de la mejora, por tanto, es muy desigual. Sobre todo si se observa también que los dividendos que estas mismas empresas han pagado a sus accionistas en el mismo periodo han subido un 15,5%
   
ACS e Inditex, las empresas más desiguales

La desigualdad salarial se da en todos los sectores productivos y en casi todas las empresas. Pero alcanza unas dimensiones mucho más exageradas en las compañías del Ibex 35. Según el informe presentado este jueves por la organización, el sueldo medio anual en las empresas que cotizan en el índice alcanzó los 37.612 euros en 2017, lo que supuso un incremento del 7% desde 2014 y de un 1,6% desde 2016. Por contra, los primeros ejecutivos de las empresas vieron cómo sus salarios aumentaron un 58,5% desde 2014 y un 27% en un año. "Es evidente que los salarios en estas empresas se mueven a velocidades diferentes: al ralentí para las personas trabajadoras y a velocidad punta para la élite de las empresas", critica el documento. 

Y esas dos velocidades se notan, sobre todo, en empresas como ACS, Acciona, Abertis, Inditex y Banco Santander. En ellas, el sueldo medio de los primeros ejecutivos fue de más de 10 millones de euros al año: en ACS fue de 22,3 millones; en Acciona, de 14,3; en Abertis, de 11,8; en Inditex, de 10,7; y en Banco Santander, de 10,6 millones. Unas cifras desorbitadas que, además, distan mucho de las que perciben sus trabajadores. ACS e Inditex, de hecho, son las más desiguales. En la primera, su máximo responsable gana 627 veces el sueldo medio de la empresa; en la segunda, 561 veces. Dicho de otro modo: la persona que menos gana en la constructora presidida por Florentino Pérez, según las tablas salariales de su convenio, "necesitaría trabajar 14 siglos para ganar lo mismo que el consejero delegado en un año". 

La misma desigualdad se da, además, entre los trabajadores y los consejeros de las empresas. Y una vez más, se da en las mismas empresas: en Inditex, la retribución promedia de sus consejeros supera en 74 veces el sueldo medio de los empleados; en Acciona, en 63 veces; y ACS, en 59.
 
No solo desigualdad económica, también de género

Dentro de las empresas del Ibex  existe otro tipo de desigualdad que, como la económica, afecta a todos los sectores y a casi todas las empresas: la de género. Todas las compañías cuentan con planes de igualdad, asegura Oxfam, pero "ninguna facilita información con el suficiente nivel de desagregación" como para analizar la brecha salarial entre hombres y mujeres dentro de las compañías. 

No obstante, sí se puede hacer una estimación: hay muy pocas mujeres entre los cargos que más cobran en estas compañías. En 2017, en los Consejos de Administración de las empresas del Ibex solo había un 23% de mujeres: 105 de 447. Además, en la alta dirección, solo el 21,8% de los puestos estaba detentado por mujeres. 

"Poco ha cambiado desde 2010, primer año desde el que tenemos datos para este análisis", explica la organización. "Por entonces la presencia de mujeres en cargos ejecutivos era del 19,8%. A ese ritmo, no habrá paridad en puestos directivos de empresas del Ibex 35 hasta dentro de 830 años. La igualdad de género no puede tardar un milenio más", añade. 
 
El Impuesto de Sociedades recauda la mitad que hace 10 años 

La crisis económica ha terminado, definitivamente, para las grandes empresas. Sus beneficios han crecido, pero estos no se han trasladado ni a los trabajadores ni al Impuesto de Sociedades, que continúa recaudando la mitad que hace diez años, antes del estallido de la crisis. "Los beneficios aumentaron un 25% entre el 2007 y 2017, mientras que el impuesto de sociedades recauda un 48,4% menos. Si las empresas ya ganan más que antes de la crisis, ¿por qué aportan mucho menos en impuestos?", se pregunta la organización en su informe. 

La diferencia se ve reflejada en la caída de los tipos efectivos —el porcentaje que realmente las empresas pagan de impuestos sobre sus resultados declarados—. "Si en el año 2000 las empresas pagaban el 22%, en 2016 pagan la mitad, un 10,2%", explica el documento. Pero estos porcentajes también cambian según el tipo de empresa. De este modo, las más pequeñas pasaron de pagar un 25,4% en el 2000 a un 15,4% en 2016; las más grandes, en cambio, pasaron de pagar un 15,3% en el 2000 a un 6,14% en 2016. 

"La reforma del Impuesto de Sociedades que entró en vigor el 1 de enero de 2015 y que redujo el tipo nominal para los grupos empresariales del 30% que había hasta entonces, al 28% para el 2015 y hasta el 25% a partir del 2016, no ayudó a revertir esta tendencia. En los últimos diez años, el tipo nominal en el Impuesto de Sociedades se ha reducido en 10 puntos, pasando del 35% al 25%", asegura Oxfam. 
 
875 filiales en paraísos fiscales

Por otro lado, el informe también destaca que, en 2017, las empresas del Ibex 35 mantuvieron 875 filiales en paraísos fiscales. Pero también hay diferencias: mientras el Banco Santander tiene 207, casi la cuarta parte, otras no tienen ninguna. Es el caso, por ejemplo, de Aena, Bankia, Inmobiliaria Colonial y Merlin Properties. No obstante, a pesar de la cifra tan elevada, es de destacar que, por segundo año consecutivo, se ha reducido la presencia de las grandes compañías en paraísos fiscales. Así, indica la organización, se ve un "claro avance para erradicar este tipo de prácticas, que deberían ser seguidas por el resto de empresas". 

"Esto puede suponer la consolidación de un cambio de tendencia muy relevante", añade. Y es que mientras que la caída del número de filiales entre 2015 y 2016 fue del 2%, este porcentaje aumentó hasta el 12,1% un año después. "No obstante, es necesario acelerar este proceso. A ese ritmo, las empresas del Ibex 35 tardarían siete años en liquidar su presencia en estos territorios", asegura el informe. 
 
 
Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión