X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
GUERRA CORPORATIVA

Iberdrola insta a la CNMV a pedir a explicaciones a Florentino Pérez sobre sus relaciones con el excomisario Villarejo

  • La eléctrica requiere en una carta al supervisor que solicite información sobre los motivos de la dimisión de un consejero de ACS que trabajó para el expolicía
  • También quiere que el presidente del Real Madrid aclare si tiene parte de su patrimonio oculto en paraísos fiscales

Publicada el 29/11/2019 a las 21:20 Actualizada el 29/11/2019 a las 21:26
El presidente de ACS, Florentino Pérez.

El presidente de ACS, Florentino Pérez

EP
La guerra entre Iberdrola y ACS a cuenta de las actividades del excomisario José Manuel Villarejo se recrudece. La eléctrica ha enviado una carta a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en la que insta al supervisor bursátil a pedir explicaciones al presidente de la constructora, Florentino Pérez, sobre sus relaciones con el expolicía, actualmente en prisión, así como sobre los motivos de la dimisión de Manuel Delgado como consejero de ACS. También le reclama a la CNMV que el presidente del Real Madrid aclare si posee sociedades en paraísos fiscales para ocultar su patrimonio.

La eléctrica que preside Ignacio Sánchez Galán quiere que la CNMV reclame a la constructora la publicación de toda la información de que disponga sobre el caso Villarejo, según han adelantado El Confidencial y El Mundo. El envío de la carta se produce después de que el organismo supervisor hiciera público un comunicado donde requería a las compañías cotizadas que exijan responsabilidades en cuanto se produzcan “prácticas de carácter irregular”. Además, la CNMV recordaba a las empresas que deben incluir en sus informes no financieros y en el informe de gobierno corporativo “los riesgos, incluidos los derivados de la corrupción”, en el momento en que hayan tenido conocimiento de esas prácticas irregulares o riesgos “con independencia de que hayan trascendido o no públicamente a través de medios de comunicación o de otro modo”.

A su vez, la CNMV hacía estas recomendaciones mientras el BBVA y su expresidente, Francisco González, comparecían ante el juez imputados por sus relaciones con el excomisario Villarejo y cuando se hace público que Iberdrola también había contratado al expolicía supuestamente para espiar a Florentino Pérez. El pasado día 20 dimitió el consejero de ACS Manuel Delgado, una vez El Confidencial y moncloa.com publicaron que había proporcionado información a Villarejo sobre la estrategia de ACS para hacerse con un puesto en el consejo de administración de Iberdrola.

También trascendió una conversación en la que otro policía, José Luis Olivera, responsable de la UDEF, le dice a José Manuel Villarejo que Florentino Pérez oculta parte de su patrimonio en compañías situadas en paraísos fiscales.

De ahí que Iberdrola invoque ahora en su carta la “transparencia, reputación e imagen” de la CNMV para reclamarle que pida a ACS una explicación de los motivos por los que ha emprendido actuaciones judiciales contra Moncloa.com.

Una batalla de 13 años

La pugna entre ACS e Iberdrola se remonta a 2006, cuando la constructora adquirió un 10% de la eléctrica. Una participación que creció hasta alcanzar el 20% en 2011. Ese porcentaje le daba derecho a ocupar un asiento en el consejo de administración de Iberdrola. Para impedirlo, Sánchez Galán primero esgrimió la condición de ACS de competidor, puesto que poseía también un 22% de Unión Fenosa; después incluso modificó los estatutos de la compañía.

Finalmente, ni siquiera la que entonces se conoció precisamente como Enmienda Florentino, que eliminaba las restricciones al ejercicio de los derechos de voto en el consejo, consiguió para el presidente del Real Madrid el ansiado puesto en el consejo. En 2012, la constructora terminó por abandonar Iberdrola. Siete años después, salen a la superficie las maniobras clandestinas orquestradas bajo esas grandes jugadas corporativas.
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión