X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
FootballLeaks

La Audiencia Nacional investiga al agente de Jovic por su papel en una red de clubes que hacían fichajes ficticios

  • La operación partió de las informaciones publicadas por Football Leaks en 2016

  • La Audiencia Nacional imputa a Fali Ramadani y a su socio, Nikola Damjanac, así como a las mujeres de ambos, por blanqueo de capitales: introdujeron 10 millones de euros en España para adquirir dos viviendas de lujo

  • También los acusa de un delito fiscal porque Ramadani paga impuestos en Chipre pese a residir más de la mitad del año en España

Publicada el 25/02/2020 a las 11:38 Actualizada el 25/02/2020 a las 19:24
Imagen de la web de Lian Sports, la agencia de Fali Ramadani.

Imagen de la web de Lian Sports, la agencia de Fali Ramadani.

El agente deportivo Abdilgafar Fali Ramadani ha sido imputado por blanqueo de capitales y un delito contra la Hacienda Pública en el marco de una operación policial aún en marcha, que tuvo su origen en las informaciones publicadas por Football Leaks en 2016, en las que se destaparon los fichajes ficticios pergeñados por una red de clubes europeos que controla el macedonio de nacionalidad alemana y sus socios.

Según explica el Ministerio del Interior en un comunicado, la operación Lanigan se sigue desarrollando no sólo en Baleares, donde reside Ramadani, sino también en Barcelona, Madrid, Málaga, Sevilla, Almería, Valencia, Asturias, Guipúzcoa, Vitoria y Pontevedra, dirigida por el Juzgado de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, cuya titular es María Tardón.

Agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) de la Agencia Tributaria y de Europol están llevando a cabo las actuaciones. Ya se han registrado domicilios y sedes de empresas, además de cursarse medio centenar de requerimientos de documentación a sociedades, clubes de fútbol y despachos de abogados. También se han enviado varias comisiones rogatorias internacionales. A los equipos de fútbol se les ha pedido la documentación sobre los principales traspasos realizados por Fali Ramadani. Hay que recordar que el agente ha participado en los fichajes de, entre otros, Neymar para el Paris Saint Germain, Luka Jovic para el Real Madrid, y un buen número de jugadores del Este de Europa para clubes como el Mallorca o la Fiorentina.

La investigación se centra en la compra de dos lujosas viviendas en el municipio de Calvià, cerca de Palma de Mallorca, en 2017. La llevaron a cabo, explica el Ministerio del Interior, “dos agentes de futbolistas vinculados a una de las agencias de representación con mayor volumen de negocio en Europa”. Se trata de Fali Ramadani y de su socio, Nikola Damjanac, un exportero serbio que jugó en el Partizan de Belgrado y en el Fluminense de Río de Janeiro. La agencia es Lian Sports, ahora rebautizada como Primus Consultan que, según la revista Forbes, es la tercera del mundo dedicada al fútbol,  sólo por detrás de Stellar Group –dirigida por Jonathan Barnett, el agente de Gareth Bale– y de Gestifute –la agencia de Jorge Mendes, representante de Cristiano Ronaldo–. Forbes calcula que Lian Sports tiene contratos por valor de 777 millones de dólares –714,2 millones de euros– y ha ganado 78 millones en comisiones. Tanto Ramadani como su mujer, Heike Sabine Ramadani, y el matrimonio Damjanac se encuentran entre las personas investigadas. 

Según ha podido saber infoLibre, en una de las viviendas reside Fali Ramadani y la otra figura como domicilio social de Majorca Aleksa Terza SL, una sociedad dedicada a la “compraventa de bienes inmobiliarios por cuenta propia” cuyos administradores eran Nikola Damjanac y su esposa Sanja. La sociedad fue creada en diciembre de 2013 y liquidada en julio de 2018, según los datos registrales consultados por este periódico. La UCO, en cualquier caso, cree que el verdadero dueño del chalé a nombre de la sociedad limitada de Damjanac es el propio Ramadani. Los investigadores cifran en unos siete millones de euros el valor del principal inmueble, donde reside Ramadani.

Los agentes llevaron a cabo un “exhaustivo seguimiento” del origen del dinero que sirvió a Ramadani y Damjanac para adquirir ambos inmuebles, lo que les llevó hasta la “organización criminal”, asegura Interior, que ya había sido revelada por Football Leaks en 2016 y que implica a un club chipriota, Apollon Limassol, y uno belga, Royal Excel Mouscron, así como a otros de Serbia. El Apollon contrataba a futbolistas que, en realidad, nunca llegaban a jugar en el equipo, sino que eran vendidos enseguida a otros clubes por precios muchísimos más elevados. El equipo chipriota funcionaba como un “club puente”, una práctica sancionada por la UEFA. Football Leaks identificó en 2016 al menos a siete jugadores procedentes de Serbia y Rumanía que pasaron por el Apollon pero nunca jugaron en el equipo. Uno de ellos ni siquiera pisó Chipre. Otro es Luka Jovic, actualmente en el Real Madrid y traspasado del Apollon al Benfica en 2016.

No paga impuestos en España

Interior destaca los “grandes beneficios” que esta red de clubes les permitió obtener a los investigados. De hecho, los investigadores calculan que Ramadani y Damjanac introdujeron en España más de 10 millones de euros para comprar las viviendas de Calvià, así como yates, y que les permitían “sostener un elevado nivel de vida”. Lo hicieron además con la ayuda de un despacho de asesores fiscales en Malta, donde tiene su domicilio fiscal Lian Sports, la agencia de Fali Ramadani. Las indagaciones se enfocan en un posible delito de blanqueo de capitales, basado en un informe del Sepblac, la unidad de inteligencia financiera de España. Además, al agente macedonio se le imputa un delito contra la Hacienda Pública. La UCO considera que, al vivir en España más de la mitad del año, es residente español y debe tributar al fisco español; en cambio paga buena parte de sus impuestos en Chipre, un territorio con una fiscalidad mucho más laxa.

Los investigadores han solicitado documentación sobre fichajes a 11 clubes de fútbol españoles: Real Madrid –sobre el contrato de Luka Jovic–, Atlético de Madrid –Kalinic y Savic–, Sevilla –Jovetic y Konoplyanka–, Betis –Musonda–, Málaga, Levante –Sadiku–, Almería –Coric–, Sporting de Gijón –Scepovic–, Real Sociedad –Seferovic–, Celta –Radoja– y Mallorca –Zdjelar–. Todos han colaborado con la Guardia Civil aportando la información requerida, explican fuentes de la Guardia Civil.

Los registros se desarrollaron el pasado martes, una vez Ramadani llegó a España. Está previsto que el agente de futbolistas declare ante la juez Tardón, en la Audiencia Nacional, el próximo jueves. Las diligencias judiciales permanecen de momento en secreto.

 

Quince periódicos europeos reunidos en el seno de la red European Investigative Collaborations (EIC), empezaron a revelar el 2 de diciembre de 2016 los Football Leaks, la mayor filtración de documentos de la historia del deporte. Obtenidos por el semanario alemán Der Spiegel y analizados por los miembros del EIC, suman 70 millones de documentos, 3,4 terabytes, que han destapado los secretos de la industria internacional del fútbol. Fraude y evasión fiscal, redes de prostitución, conexiones mafiosas, explotación de jugadores menores de edad… Football Leaks ha documentado por primera vez la cara oculta del deporte más popular de Europa.

El proyecto Football Leaks reúne, además de a infoLibre (España), a la revista Der Spiegel (Alemania), Mediapart (Francia), Expresso (Portugal), L’Espresso (Italia), Le Soir y De Standaard (Bélgica), NRC Handelsblad (Países Bajos), Politiken (Dinamarca), VG (Noruega), Nacional (Croacia), Tamedia (Suiza) y The Black Sea, un diario digital creado por el Centro Rumano por el Periodismo de Investigación, que cubre información en Europa del Este y Asia Central. Casi 80 periodistas de 13 países que publican en 11 idiomas distintos en toda Europa.

Esos 70 millones de documentos han servido para elaborar más de 1.000 artículos, muchos de los cuales han dado lugar a procedimientos judiciales. Football Leaks ha destapado el fraude fiscal por el que fueron después condenados en España Cristiano Ronaldo y José Mourinho. El Manchester City ha sido expulsado de la Champions League durante dos años, además de multado con 30 millones de euros, por unas prácticas contra el Fair Play financiero de la UEFA, –que obliga a los clubes a limitar sus gastos en fichajes– que fueron denunciadas por Football Leaks en noviembre de 2018. Y que también ha llevado a cabo el Paris Saint-Germain. Los manejos irregulares de la FIFA y la UEFA, las millonarias cifras de los fichajes de las primeras estrellas del fútbol mundial, desde Gareth Bale hasta Neymar, las operaciones opacas de clubes como el Mónaco, los contratos de jugadores menores del Chelsea, los pagos camuflados del Barça a la Fundación Leo Messi… son sólo algunas de las revelaciones de los últimos tres años.

Todas las filtraciones proceden de la misma fuente, Rui Pinto, un informático portugués que está siendo juzgado en su país por 90 delitos, desde intento de extorsión hasta acceso ilegal, violación de correspondencia y sabotaje informático. Pinto asegura que siempre ha actuado en interés público y no por interés propio. Él se considera un whistleblower, un denunciante de corrupción, figura que goza de especial protección en la Unión Europea desde octubre de 2019.

Más contenidos sobre este tema




1 Comentarios
  • Jose Velasco Jose Velasco 27/02/20 15:24

    Tras la nefasta ley del deporte del Sr. Gomez Navarro a principios de los años 90 que obligaba a los clubs a convertirse en Sociedades Anónimas algún que otro espabilao se quedó el club con fichajes ficticios......pero el negocio sigue.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

Lo más...
 
Opinión