X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

¿Qué financiación necesita España: rescate como en 2012, Plan Marshall o ayuda del BCE?

  • Si la UE alcanza un acuerdo sobre el fondo de reconstrucción por la pandemia, el dinero no estará disponible hasta enero de 2021
  • Recurrir al BCE o aceptar las ayudas con condiciones del MEDE son las únicas soluciones para conseguir financiación con urgencia
  • El Gobierno rechaza el rescate, mientras los expertos alaban el “arsenal” desplegado por el supervisor y creen que la “beligerancia” italiana daña a España

Publicada el 05/05/2020 a las 06:00 Actualizada el 05/05/2020 a las 09:44
La presidenta del BCE, Christine Lagarde.

La presidenta del BCE, Christine Lagarde.

Dirk Claus / BCE / DPA

La parálisis económica que en 15 días ha hundido el PIB español con una caída histórica va a hacer necesaria una multimillonaria y rápida inyección de adrenalina que sólo puede llegar de Europa. España e Italia, los dos países de la UE más golpeados por la pandemia, negocian con Bruselas cómo han de ser esas ayudas, pero el acuerdo no va a ser fácil. “Y el dinero lo necesitamos ya por la emergencia social, que va a ir a más; la situación puede ser dramática en 20 días: mientras en la UE se desarrolla una negociación lenta y escabrosa, aquí te quedas sin economía”, presagia el analista financiero y asesor de Renta 4 Juan Ignacio Crespo.

Por eso propone al Gobierno que pida una “financiación puente”, una “cantidad extraordinaria” al Banco Central Europeo (BCE), mientras negocia en Bruselas. Como el supervisor europeo no puede comprar deuda directamente a los países miembros de la UE, Crespo sugiere que la adquisición la haga un “intermediario”, un banco “potente”–y cita JP Morgan o Santander–, para salvar esa prohibición. “Esa financiación debería llevar una put [opción] asociada por la que el BCE pueda pedir la cancelación anticipada una vez que España reciba la ayuda europea”, añade. Si compra letras del Tesoro a seis meses, ni siquiera haría falta el put, asegura.

El analista, además, invita al Ejecutivo a aceptar la ayuda del MEDE (Mecanismo Europeo de Estabilidad), una posibilidad que la pasada semana descartó la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya. “Cualquier cosa”, advierte, Juan Ignacio Crespo, “es mejor que permanecer estancados en la emergencia social; dos meses de parón [económico] sin financiación abundante y rápida producirán un desastre irreparable por la quiebra de empresas”.

Descartados los eurobonos, la pretensión de España, sin embargo, es que se cree un fondo de recuperación mediante transferencias no reembolsables. Un nuevo Plan Marshall, como lo bautizó Pedro Sánchez. Que éste se ponga en marcha “lo antes posible”, subrayó González Laya. En cualquier caso, de llegarse a un acuerdo, los fondos no estarán disponibles antes de enero de 2021.

Para llevar a cabo la operación que plantea Juan Ignacio Crespo, el BCE debería cambiar sus propias normas, puesto que no puede comprar más de un 33% de deuda a cada país miembro de la UE. Es la objeción que pone a la propuesta Santiago Carbó, catedrático de Economía de la escuela de negocios Cunef e investigador colaborador de Funcas, la fundación de las cajas de ahorro. Crespo no ve el problema. “En el BCE eran todo inconvenientes hasta que llegó [Mario] Draghi, que demostró que el supervisor está precisamente para salvar estas situaciones”, contrapone.

Quizá prueba de ello es el Programa de Compras de Emergencia por Pandemia (PEPP por su siglas en inglés) que acaba de aprobar el BCE y que fulmina ese límite del 33%. En principio, el organismo con sede en Fráncfort preveía adquirir deuda pública y privada con un tope de 750.000 millones de euros hasta finales de este año. Pero este mismo jueves ya ha abierto la puerta a hacer compras ilimitadas de activos y repetido que está “totalmente preparado para aumentar el tamaño del PEPP y ajustar su composición tanto como sea necesario y durante el tiempo que se necesite”. Es la versión Lagarde del “whatever it takes” –“el BCE hará todo lo necesario”– que convirtió a su antecesor, Mario Draghi, en el salvador del euro durante la crisis financiera.

“El BCE ha mutado su ADN y es casi la Fed”

Por el contrario, Josep Oliver, catedrático emérito de Economía Aplicada en la Universidad Autónoma de Barcelona, no ve la urgencia española para pedir un crédito puente, porque descarta que España tenga un problema de financiación. La primas de riesgo están contenidas  –132 puntos básicos; en 2012 superaron los 500–, asegura, precisamente por la actuación del BCE, que “sale al rescate si los operadores de los mercados se ponen nerviosos y ha sacado todo un arsenal que nadie pensaba”. “En estos últimos años”, destaca, “el BCE ha mutado su ADN y es casi la Fed [la Reserva Federal de EEUU]; no ha llegado a comprar bonos basura como ella, pero se le acerca”. En realidad, el papel que Juan Ignacio Crespo pide al supervisor europeo “ya lo está haciendo”, apunta Oliver. Sólo este año, el PEPP y otros dos esquemas de compra anteriores suman 1,3 billones de euros disponibles, “de los que corresponderán a España un 12%”, calcula. “Ojalá hubiéramos tenido esa intervención del BCE en 2012”, apunta en alusión al rescate financiero, que se hizo con préstamos –aún no devueltos del todo–.

Josep Oliver explica que, para atender los costes sociales de los ERTE y de los subsidios a los desempleados, al Gobierno español le bastarán los 100.000 millones de euros que la Comisión Europea ha destinado a este fin del paquete de medio billón al que se podrá acceder a partir del 1 de junio. Además, cuenta con la parte del MEDE dedicada a sufragar gastos sanitarios, que asciende a casi 50.000 millones de euros y no exige condiciones. Si a ambos instrumentos se le añade que el Gobierno tiene capacidad para endeudarse, el catedrático catalán no entiende que, al menos por el momento y si la situación no empeora, España deba recurrir al MEDE o necesite una financiación puente. “Las últimas emisiones del Tesoro han conseguido una demanda que triplicaba la oferta”, recuerda. Y Oliver no prevé que eso cambie mientres el BCE siga funcionando “como el primo de Zumosol”, remacha. Además, como la deuda pública española tiene una media de maduración de siete años, España tiene margen de maniobra para aumentar sus emisiones a corto plazo y atender así sus necesidades urgentes.

No obstante, el panorama cambiará si, a medio o largo plazo, España tarda demasiado en recortar el déficit público –será del 10,3% este año, según el Gobienro–y éste termina impactando en “volúmenes ingentes de deuda”. Entonces los mercados sí se pondrán nerviosos, pronostica. Pero, de momento, el BCE parece dispuesto a “aparcar lo que sea en su balance” con tal de salvar el euro. De hecho, resalta Josep Oliver, el supervisor europeo tiene más de un tercio de la deuda pública española en sus balances, “una magnitud sin precedentes”. Siempre que la recuperación sea tal y como la prevé el Ejecutivo, con forma de V asimétrica, con un primer gran rebote y luego más gradual, el dinero europeo desplegado hasta el momento será suficiente, insiste el catedrático emérito. Aunque admite también que “será duro”: “No recuperaremos el empleo de 2019 hasta 2023 o 2024, pero si creamos medio millón de empleos al año como antes, podremos mantenernos”.

Rescate del MEDE, insolidaridad europea y beligerancia de Italia

Ni Italia ni España quieren acudir al MEDE porque su ayuda implica aceptar toda una serie de condiciones: exigencias de déficit y deuda pública, reformas estructurales... además de la vigilancia de los hombres de negro, de la troika formada por FMI, BCE y Comisión Europea como ocurrió durante la crisis financiera. “Para ambos países es un baldón político”, apunta Juan Ignacio Crespo: el MEDE se asocia a la palabra “rescate”.

Por su parte, Josep Oliver dice entender la postura de Alemania respecto a las demandas italianas y españolas. “Algo de razón tienen”, reconoce. Alemania, detalla después, es el principal accionista del BCE, con un 30% del capital. Es decir, ya está asumiendo un riesgo si en el futuro Italia o España tienen que reestructurar su deuda, lo que se traduciría en pérdidas para el banco central. “No se les puede pedir [a los alemanes] que asuman riesgo de forma explícita, porque sus condiciones políticas no se lo permiten”, indica. A su juicio, los gobiernos de Pedro Sánchez, Emmanuel Macron y Giuseppe Conte se han equivocado al lanzar el mensaje de la insolidaridad europea, cuando precisamente Bruselas le está dando la solución a través del BCE. “Nos han ayudado, y muchísimo”, concluye.

Carbó y Crespo coinciden además en criticar la “beligerancia” con que, dicen, está actuando Italia ante Bruselas. “Italia nos perjudica”, avisa Santiago Carbó, porque España ha saneado sus bancos y su deuda pública –95,8%– no es tan elevada como la del país transalpino –136% del PIB, tampoco su prima de riesgo –235 frente a 130–. Aunque no duda en criticar que España ha hecho “regular” sus deberes en los últimos años. “Es normal que no se fíen de nosotros”, reconoce.

Tampoco Juan Ignacio Crespo considera razonable que España quiera “dinero gratis” y lo pida utilizando un estilo “Varufakis” en la negociación con la Unión Europea, “pisando todos los callos”. Y enumera: recordando que los Países Bajos son un paraíso fiscal, proponiendo un impuesto europeo o advirtiendo de que el sentimiento europeísta está cayendo en España.

De momento, lo único cierto es que el 1 de junio estarán disponibles medio billón de euros, sin condiciones: una línea de crédito del MEDE de 240.000 millones de euros en liquidez para los países, la movilización de 200.000 millones de euros en inversiones por parte del Banco Europeo de Inversiones (BEI) para prestar a las pymes, y un fondo de 100.000 millones de euros para sufragar Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).


 


 

Más contenidos sobre este tema




9 Comentarios
  • kaixo kaixo 05/05/20 17:38

    Abajo está Europa insolidaria, ladrona, estafadora, que crea miseria, hambre y muerte más que el propio coronavirus. Esta Europa creada, amparada y protegida en España por el PP, Psoe y Ciudadanos. Esta puta mierda de Europa genera en el sur del continente hambre, miseria, penuria, mucho sufrimiento, desigualdades económicas, sociales y de género crueles mientras en el norte de Europa mucha riqueza a costa del sufrimiento de los del sur. Si PP, Psoe y Ciudadanos quieren esto lo tienen muy sencillo: que lo digan clara y detallamente a la ciudadanía y sus durisimas consecuencias para la vida de la ciudadanía de la que excluyo a los ricos y a la elitista clase política. Un rescate generaría muchísimas más muertes que el propio coronavirus y la gran mayoría de la población viviría en la más absoluta indigencia. Fuera esta Europa ladrona y criminal. Fuera el PP y el Psoe que no hacen más que crear miseria para la población excepto para ellos y los ricos. Hay que recordar que son el PP y el PSOE los que han cambiado la constitución española (art 135) para protegerse ellos (PP y PSOE), los ricos españoles y los ricos de Europa. Fuera esta Europa ladrona y estafadora así como el PP y PSOE por amparar y proteger esta Europa que crea miseria, hambruna y muerte social.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • copitodenieve copitodenieve 05/05/20 17:30

    Tengo la impresión de que los expertos que opinan sobre estas cuestiones (como se articulan las políticas macro declina países de la zona Euro) hacen afirmaciones un tanto fuera de la realidad como identificar ciudadanía con élites económicas (Alemania con "alemanes") y no cuestionan lo que ha supuesto para países como España la cesiones constantes de soberanía en distintos órdenes, ni tampoco a quiénes benefició realmente la crisis de 2008 y el anterior subidón de la burbuja inmobiliaria y el rescate de un sector financiero con un poder de mercado que frustra la capacidad de la POLÍTICA en cuanto organización y gobierno de los nacionales.
    En el artículo, y a mi parecer, la única voz que no mira al pasado como solución al futuro en un momento de ruptura de creencias sociales es la del profesor Oliver; Carbó y Crespo siguen varados en un neoliberalismo superado por su propia lógica y cuyas recetas ni sirvieron, ni sirven, ni servirán, al menos no sin costes sociales cercanos revueltas sociales de gran importancia.
    Engañaron (cuentas nacionales trufadas) y empobrecieron (esquilmaron) a loscgruegos en beneficio de quiénes mo se hicieron cargo de sus responsabilidades como prestamistas. Intentaron algo parecido con Italia y España y aunque no consiguieron (no pudieron porque el negocio no lo permitió, su negocio) se llevaron trofeos importantes.
    Viene todo esto a hacerse cargo de la opinión de Krugman: quiénes se dedican a la crítica pública deben publicitar no solo sus posturas si no también los intereses y los nombres de quienes nos pretenden llevar, de nuevo, al matadero.
    Afortunadamente de Carbo y Crespo conocemos sus posturas y sus intereses podemos deducirlos de quiénes les pagan y les dan aire (sector financiero) pese a que nada dicen de sus hipótesis de trabajo.
    Sin perdón

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • kaixo kaixo 05/05/20 17:22

    Bajo ni no concepto un rescate debe de pedir el gobierno Sánchez, ya que implicaría recortes bestiales y hambruna y miseria galopante. En cambio toda la prensa carvenicola y los partidos políticos de derecha ultra españoles están rogando, exigiendo que Europa no nos preste dinero y exigir crueles recortes donde el rico sería muy rico y el pobre no tendría donde caer muerto.


    Recortes del año 2012 de PP que creó el despido libre, desmantelamiento de la sanidad pública con miles de despidos de trabajadores sanitarios y cierres de miles de camas sanitarias públicas, recortes de pensiones, sueldos de mierda, contratos de trabajo de basura, recortes bestiales en la educación pública, desigualdades sociales y económicas terroríficas, desvío de dinero público para engordar el negocio de los amigotes de la privada. Pedir rescate no está en ningún programa electoral e implica miseria masiva excepto para los ricos y la muy elitista clase política española. Se debe consultar a la ciudadanía este tema ya que a lo mejor lo que sobra es toda la clase política. Y muy importante todo lo robado por el PPPSOE y que son miles de millones de euros lo devuelvan. Es hora que la muy corrupta iglesia católica tribute lo mismo que los ricos. Hay que acabar de una puta vez con toda la ingeniería contable que favorece a los ricos. Luchar a muerte el fraude fiscal que la hacen los mismos de siempre. Prohibir que las empresas españolas tributen en paraísos fiscales. Confiscar todo el pastizal del sinvergüenza de Juan Carlos I e intervenir todo el patrimonio y dinero de todos los parásitos de la casa real española. No destinar ni un euro público a los amigotes de la Sanidad privada ni educación privada ni residencias de mayores privados. Hacer cumplir escrupulosamente todos los artículos de nuestra constitución española pero todos y no sólo lo que quieren los ricos. Exigir los más de 100.000 millones de euros con que se rescataron bancos, autopistas, empresas, empresarios amigotes. El sueldo de cualquier político tiene que ser la misma cuantía que la del SMI. Hay que quitar todos los privilegios, dietas, lujos, comisiones que tiene toda la clase política.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Pedroruz Pedroruz 05/05/20 11:49

    Si no tuviéramos cedida a Europa las decisiones de política monetaria, ahora nuestro gobierno sin problemas imprimirla los billetes necesarios para la ocasión tan grave que afrontamos. Por esa razón y por la insolidaridad y tozudez de los países del norte de Europa, pienso que no nos conviene estar en esta Europa del capital. SALGÁMONOS de ahí, hagamos nuestro BRÉXIT

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    0

  • Grobledam Grobledam 05/05/20 11:08

    Recuerden: cuando dicen "mercados", ustedes lean "ricos". Por ejemplo: si la prima de riesgo tal y tal los "mercados" se aprovecharán o se pondrán nerviosos, ustedes interpreten que son los "ricos" los que se aprovecharán o se pondrán nerviosos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Carlitos Della Sera Carlitos Della Sera 05/05/20 08:53

    ¿Qué financiación? Un sistema fiscal progresivo y sin escaqueos. Dinero hay mucho, pero en pocas manos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    11

  • Jafo Jafo 05/05/20 08:16

    El problema gordo es que nuestros politicuchos gastan muuucho dinero en asesores, dietas, coches oficiales etc. Luego está el dineral que se lleva la iglesia, otro nido de corrupción, el ejército que de los presupuestos generales se lleva más de 27.000 millones de euros... para qué!!!, y claro la vaca no da. Con todo ese dineral malgastado se acabaron los problemas, pero....

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    2

  • Raul Raul 04/05/20 23:28

    Todo eso, claro está, A MENOS QUE NOS ECHEMOS A LAS CALLES Y QUE LAS CALLES ARDAN CON FUEGO OBRERO contra esta podrida Europa neoliberal de los mercaderes. Si el pueblo ni siquiera ahora despierta y se lanza a la LUCHA DE CLASES OBRERA entonces se merece todo lo malo que le va a pasar: por COBARDE y meapilas. La UNICA solución es la misma que ha habido a lo largo de la historia de los trabajadores, asalariados, proletarios..... LUCHA Y RESISTENCIA hasta sus últimas consecuencias. Sin lucha y sin fuego en las calles, el CAPITAL volverá a hacer lo mismo que hizo en 2008 y en 2010, no tengáis ninguna duda de ello.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Raul Raul 04/05/20 23:22

    Lo que necesite España NO IMPORTA. Lo que importa es LO QUE VA A OBTENER. Y lo que va a obtener es UN RESCATE DE BRUSELAS como en 2010, con su MEMORANDUM DE CONDICIONES que incluirá NUEVOS SALVAJES RECORTES, PRIVATIZACIONES y PERDIDA DE DERECHOS PARA LA CLASE TRABAJADORA. Igualito que en 2010. IGUALITO QUE HICIERON CON GRECIA. Porque, como NO habrá bonos mutualizados de deuda por parte de la UE, esto será OTRA VEZ el sálvese quien pueda. Cada país deberá emitir SU PROPIA DEUDA y la prima de riesgo de la deuda española SE DISPARARÁ ante la magnitud de la megarecesión que ya se ha iniciado. Y en esas vendrá de nuevo Bruselas y la Troika a rescatarnos con una porrada de millones A CAMBIO DE MÁS RECORTES PRECARIEDAD EXPLOTACIÓN LABORAL Y PRIVATIZACIONES. Será como en 2010 de nuevo, porque en esta PODRIDA Europa al servicio del capital LA BANCA SIEMPRE GANA y las crisis SIEMPRE LAS PAGAREMOS LO MISMO. Pues eso, no espereis otra cosa, porque no la va a haber. La banca SIEMPRE GANA y el capital TAMBIÉN.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

Lo más...
 
Opinión