X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Las ayudas anticrisis de España igualan a las de Francia o EEUU según su PIB pero se quedan a la mitad de Alemania e Italia

  • Aunque todos los focos estén pendientes estos días del volumen final y las condiciones de las ayudas que la UE apruebe contra la crisis del covid, los Estados ya han venido tomando decisiones de gasto público desde marzo. En relación con el PIB de cada país, las diferencias son notables
  • Merkel y Conte dedicarán recursos equivalentes al 34% de la riqueza nacional a paliar los efectos de la pandemia y a reactivar la economía; Sánchez, el 14%
  • Los planes de rescate de los gobiernos son similares: prestaciones para los trabajadores, préstamos, garantías y moratorias fiscales para las empresas
  • infoLibre ofrece este artículo sobre el coronavirus en abierto gracias al apoyo de sus socios. Aquí más información sobre cómo suscribirte o regalar una suscripción

Publicada el 19/07/2020 a las 06:00
El primer ministro británico, Boris Johnson, anunció su propio New Deal el pasado 30 de junio.

El primer ministro británico, Boris Johnson, anunció su propio New Deal el 30 de junio.

PAUL ELLIS / PA WIRE / DPA / EP

Aunque todos los focos estén pendientes estos días del volumen final y las condiciones de las ayudas que la UE apruebe contra la crisis del covid, los Estados ya han venido tomando decisiones de gasto público desde marzo. Y si examinan en relación con la riqueza nacional o Producto Interior Bruto (PIB) anual de cada país, las diferencias son notables.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) calcula que los gobiernos de todo el mundo van a destinar nueve billones de dólares –casi ocho billones de euros– a la lucha contra la pandemia del covid-19 y la crisis económica sin precedentes que ha desencadenado. Desde marzo hasta mayo la cifra ha aumentado en un billón, a medida que los países han tenido que tomar nuevas y más costosas decisiones para amortiguar la recesión y defender a ciudadanos y empresas de sus efectos. Esa cantidad se divide casi a partes iguales en ayudas directas y préstamos públicos o inyecciones de liquidez. El catálogo de iniciativas es similar en todos los países, pero las cuantías que cada Estado dedica varían de acuerdo con las disponibilidades financieras nacionales. En cualquier caso, la consecuencia de este diluvio de dinero público va a ser un planeta con una deuda pública de récord: el 342% de su PIB, que asciende a 87.751 billones de dólares según el Banco Mundial. Más que triplicará la riqueza mundial.

De los países ricos es Alemania el que más dinero ha colocado sobre la mesa para combatir los perjuicios económicos del coronavirus. Hasta el 34% del PIB ha dispuesto Angela Merkel tras dinamitar la sagrada regla del schwarze null –déficit cero– y permitir que la deuda pública germana escale hasta el 68,7% de su PIB –en 2019 estaba en el 59,8%–. Para financiar el gasto sanitario extra que ha supuesto la pandemia, Berlín liberó 11.200 millones de euros. Pero también está gastando 131.800 millones de euros más en ayudas a las pymes y los autónomos, a las familias y a los inquilinos en el pago de sus alquileres. El pago de las prestaciones a los trabajadores incluidos en el Kurzarbeit –los ERTE alemanes– va incluido en esa factura, cuyo importe fue aprobado en marzo y ampliado en junio con otros 130.000 millones más. Además, el Ejecutivo de CDU y SPD está aplicando moratorias en el pago de impuestos y ha rebajado hasta diciembre el tipo del IVA del 19% al 16% y el reducido del 7% al 5%.

Tampoco ha tenido problemas el Ejecutivo de Merkel en acudir en socorro de las mayores empresas alemanas. El paquete de rescate de Lufthansa asciende a 9.000 millones de euros, lo que puede significar que el Estado alemán se convierta en accionista de la aerolínea de cabecera, con una participación del 20% en su capital. El dinero saldrá de dos fuentes, que constituyen la parte del león del bazuca germano: el Fondo de Estabilización Económica (WSF) y la ampliación de los programas del banco estatal Kreditanstalt für Wiederaufbau (KfW), la entidad que financió la reconstrucción del país tras la Segunda Guerra Mundial y la economía de Alemania del Este tras la reunificación. Los fondos del WSF ascienden a un total de 600.000 millones de euros, de los cuales 400.000 millones son garantías estatales para empresas, 100.000 millones para comprar acciones de compañías especialmente perjudicadas y el resto para el banco KfW. Esta entidad pública, además, ha ampliado sus programas en 362.000 millones de euros.

De ahí han salido las ayudas millonarias con que el Gobierno de Berlín ha rescatado también a otras empresas insignia como Adidas –3.000 millones en créditos–, el operador turístico TUI –2.000 millones–, Puma –900 millones–, Mediamarkt –1.700 millones–, Thyssengrupp –1.000 millones– o la firma de alquiler de coches Sixt –1.500 millones–. Para ayudar a las grandes marcas de automoción, ha ofrecido un plan de incentivos de 6.000 euros para la compra de vehículos eléctricos con un precio inferior a 40.000 euros. Finalmente, los estados federados –Länder– han aportado otros 63.000 millones de euros adicionales para sus propios planes de ayuda.

Italia echa el resto

Pese a tener una de las cifras de deuda pública más altas del mundo, el 134,8% de su PIB –la segunda de la Unión Europea sólo superada por Grecia–, Italia será el segundo país europeo que más recursos destinará a luchar contra la pandemia económica. También ha sido de las naciones más golpeadas por el coronavirus. Los fondos equivalen a un 33,6% de su riqueza. Y se traducirán en una deuda pública de récord que alcanzará el 166% del PIB este año. Para medidas sanitarias ha apartado 3.200 millones de euros y para prestaciones de trabajadores y autónomos, 16.700 millones más. También ha aprobado moratorias en el pago de facturas, alquileres, impuestos y cotizaciones sociales para pymes, que igualmente podrán acceder 60.000 millones de euros en garantías y a 70.000 millones en créditos con periodo de carencia para su devolución. Para financiar a las empresas medianas y grandes hasta en un 90% de la cantidad que pidan prestada y para asegurar las exportaciones, el Estado ha otorgado garantías al banco de desarrollo público –Cassa Deposit e Prestiti– por valor de 500 millones de euros adicionales.

Las ayudas incluyen además bonos de 500 euros para que las familias con ingresos inferiores a 40.000 euros anuales gasten en hoteles, 1.400 millones de euros para contratar investigadores, 1.150 millones para la agricultura, o el reparto entre los ayuntamientos de 400 millones de euros para que ciudadanos sin recursos compren bienes de primera necesidad.

Además, el Gobierno de Giuseppe Conte aprobó un paquete de ayudas de 600 millones de euros para Alitalia, que lleva en concurso de acreedores desde 2017 y sin encontrar un comprador. A cambio, ha asumido el control del 100% de la aerolínea.

Johnson se apunta al New Deal

Reino Unido roza el 19% de su PIB en paquetes de rescate. El primer ministro conservador, Boris Johnson, ha olvidado la herencia thatcheriana e incluso se ha atrevido a anunciar un New Deal a la británica. Un total de 5.000 millones de libras –5.530 millones de euros– en infraestructuras. “Para unir e igualar [las distintas regiones del país], construiremos, construiremos, construiremos, mejor, más verde y más rápidamente”, proclamó en un discurso el pasado 30 de junio. “No soy comunista”, se sintió obligado a confesar también, tras reconocer que ese plan supone una enorme intervención gubernamental en la economía.

Pero ya antes de ese paquete, el Reino Unido había comprometido 5.000 millones en financiación adicional para su sistema público de salud (NHS) y la supresión del IVA y tasas en las importaciones de equipamientos médicos. El Gobierno también aprobó 60.000 millones de libras para pagar las prestaciones de los trabajadores en ERTE y las cotizaciones sociales de sus empresas, así como prestaciones para los autónomos y subvenciones directas a pymes en los sectores más perjudicados. El importe incluye 7.000 millones de libras para los ciudadanos con menos recursos y ayudas a los inquilinos. Además, se han concedido moratorias en el abono del IBI a las empresas de hostelería, en el pago del IRPF y el IVA para los autónomos y facilidades para reestructurar su deuda tanto a empresas como a particulares.

Los esquemas de créditos públicos británicos se elevan a 330.000 millones de libras –365.000 millones de euros– y comprenden acceso a préstamos de hasta cinco millones de libras para pymes, garantizados por el Estado hasta en un 80% y cuyos intereses asumirá el banco estatal British Business Bank durante el primer año, así como la compra de deuda a corto plazo de grandes empresas por parte del Banco de Inglaterra. De ahí han salido igualmente los 1.800 millones de libras en préstamos garantizados que han recibido IAG, Ryanair, Easyjet y Wizz Air. Otras empresas amparadas por el mismo plan son Nissan, BASF o el club de fútbol Tottenham.

15.000 millones para Airbus y KLM

Francia llegará hasta el 14,6% de su PIB para rescatar la economía de las garras del coronavirus. En medidas de refuerzo de la sanidad se ha gastado 5.500 millones de euros. Y en pagar prestaciones de trabajadores en ERTE y de los autónomos, así como en apoyo financiero directo para pymes ha comprometido 11.000 millones. Las moratorias de pagos de cotizaciones sociales e impuestos, además de alquileres y facturas de suministros concedidas a las empresas tendrán un impacto en las arcas públicas francesas de 48.500 millones de euros.

El plan de garantías estatales para que las empresas consigan préstamos de los bancos asciende a 300.000 millones de euros. Como en otros países, Francia ha preparado un programa específico para el turismo, con 18.000 millones de euros, así como otro para el automóvil, con 8.000 millones más, que incluye ayudas a la compra de coches eléctricos o híbridos. Y un tercero para el aeronáutico, 15.000 millones, que beneficiará tanto al constructor Airbus como a la aerolínea KLM. Esta última, propiedad del Estado francés y del holandés, en un 14% cada uno, ha recibido ya 10.000 millones de euros de ambos gobiernos –7.000 millones del galo, en forma de préstamos garantizados y directos–. A las compañías tecnológicas se les ha concedido un programa de 1.200 millones de euros, con el que pretende protegerlas de posibles compradores extranjeros.

Casi tres billones de dólares

Estados Unidos está destinando una parte menor de su PIB a la lucha contra los efectos económicos de la pandemia, un 11,1%. Pero sus números son apabullantes. Un total de 1.395 millones de dólares –1.232 millones de euros– ha aprobado el Congreso en dos leyes para poner en marcha medidas sanitarias inmediatas –8.300 millones de dólares– y ayudas a hospitales –100.000 millones–, centros comunitarios –1.320 millones–, el desarrollo de una vacuna –27.000 millones más– y para el Centro de Control de Enfermedades –4.300 millones–. La cifra incluye también otros 83.300 millones para pagar las bajas por enfermedad de los infectados por coronavirus y las pruebas para detectarlo. A fin de sufragar el subsidio de paro se han destinado 250.000 millones de dólares, 45.000 millones para ayudas alimenticias o 30.000 millones para colegios.

La ayuda de 1.200 dólares mensuales para quienes cobren menos de 75.000 dólares al año ha costado 250.000 millones más, y 50.000 millones la exención de cotizaciones sociales de los trabajadores. Además, se ha retrasado a 2021 y 2022 el pago para las empresas de las cotizaciones sociales por sus plantillas.

Washington ha destinado 349.000 millones de euros a préstamos para pymes y 56.000 millones más para empresas de los sectores más afectados, como aerolíneas. Un paquete adicional de 454.000 millones de dólares permitirá a la Reserva Federal (Fed) comprar obligaciones de empresas en los mercados. Una de ellas es Boeing: la Fed ha adquirido 25.000 millones de deuda emitida por el constructor aeronáutico, una manera de garantizar su liquidez mientras despide a 16.000 trabajadores tras perder 1.700 millones en el primer trimestre del año.

Todas estas medidas fueron aprobadas en marzo. Un mes más tarde, el Congreso dio luz verde a un segundo programa de ayuda, por importe de 484.000 millones más. En total, y pese a que en relación con su PIB el tamaño relativo del rescate parezca inferior al de otros países, Donald Trump suma casi 2,8 billones de dólares en ayudas públicas, una cifra inalcanzable para cualquier otra economía nacional. Hay que recordar que el desempleo en Estados Unidos llegó a superar los 40 millones de personas en mayo y que los 349.000 millones dirigidos a prestar financiación a las pymes se agotaron en sólo 13 días.

España, un 14% del PIB

En marzo, España destinó a combatir la pandemia económica un porcentaje equivalente al de Estados Unidos, un 11% de su PIB, que aumentó en 51.000 millones de euros más con el paquete de medidas aprobado semanas más tarde por el Consejo de Ministros. Un 14% del PIB, a la altura de Francia, por tanto.

En el detalle, España aprobó un aumento de 3.900 millones de euros para sufragar el gasto sanitario extra ocasionado por la pandemia. El coste de las prestaciones de desempleo pagadas a los trabajadores en ERTE equivale a una factura mensual de 5.500 millones de euros, según las cifras facilitadas por la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y de 11.000 millones más por las cotizaciones descontadas a los empresarios que han acudido a los ERTE de fuerza mayor, de acuerdo con los cálculos del ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, para los meses de marzo a septiembre. También se ha creado un subsidio especial para las empleadas domésticas que se quedaron sin trabajo por culpa de la pandemia y el confinamiento, cuyo coste se prevé que alcance los 3,15 millones de euros. Los trabajadores con contrato temporal que se quedaran en el paro también acceden ahora a la prestación por desempleo aunque no hayan cotizado el tiempo suficiente. La prestación para los autónomos afectados por la crisis ya ha supuesto un desembolso superior a los 2.500 millones.

Las moratorias de pagos de impuestos –IRPF, IVA y sociedades– tanto a los autónomos como a las pymes durante seis meses tendrán además un impacto de 14.000 millones en las arcas públicas, según los cálculos del Gobierno.

A la línea de crédito del ICO aprobada en marzo por importe de 100.000 millones, integrada por garantías y orientada a facilitar la liquidez de las empresas, se le añade ahora una segunda, por 40.000 millones más, dirigida a financiar inversiones productivas.

Además, se ha creado un fondo de apoyo a la solvencia de empresas estratégicas que gestionará la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). Son 10.000 millones de euros para “empresas estratégicas solventes”. A cambio de recibir préstamos participativos, vender deuda subordinada o acciones, las empresas tendrán que ingresar sus dividendos, intereses y plusvalías en el Tesoro Público. Además, quedarán eximidas de pagar impuestos estatales, autonómicos y locales. Una de esas empresas estratégicas será Iberia, que ya ha percibido 750 millones de euros en créditos del ICO. A Vueling, perteneciente como Iberia al holding IAG, se le han concedido 260 millones, a Air Europa –cuya fusión con Iberia está en ciernes– 140 millones más, mientras que Air Nostrum ha conseguido 130 millones y Volotea otros 100.

Para ayudar al sector del automóvil, el nuevo plan Renove –ayudas a la compra de vehículos desde 300 hasta 4.000 euros– está dotado con 250 millones de euros.

Las empresas turísticas se beneficiarán desde ahora de una moratoria de un año en el pago de hipotecas por los locales, además de una línea de créditos de 216 millones de euros para inversiones en transformación digital.

Finalmente, las empresas exportadoras podrán solicitar hasta 2.000 millones de euros en garantías públicas.

 

Si estás leyendo este artículo es gracias a las socias y socios de infoLibre
La salud es lo primero. Por ese motivo, en infoLibre decidimos abrir todos nuestros contenidos sobre el coronavirus para que cualquier ciudadano pueda leerlos gratis. Ese esfuerzo no habría sido posible sin socias y socios que creen en un periodismo comprometido y que ponga en cuarentena a las 'fake news'. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.
Más contenidos sobre este tema




10 Comentarios
  • Makarenko Makarenko 19/07/20 19:38

    Me refiero a que se llevan "sustanciosas sumas", por los intereses que cobran al invertir su dinero en deuda pública, dinero que acumulan entre otras razones por la exención fiscal, además de por la explotación de los que trabajan al pagar salarios de miseria.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Makarenko Makarenko 19/07/20 19:32

    La ventaja que tiene el reino Unido ahora es que ha recuperado su soberanía económica y su banco central puede financiar el gasto, no como en Europa, cuyo banco central no puede hacerlo y la financiación tiene que depender de los buitres financieros. Así están las deudas de los Estados, , que además sirve para maniatar la aplicación de políticas de gasto público, con el mantra del equilibrio financiero, la austeridad y la potenciación de lo privado. Se descapitaliza al estado rebajando impuestos(ya sabemos a quiénes), y encima hay que endeudarse con esos mismos sectores que no pagan impuestos y se llevan sustanciosas sumas del impuesto que sí pagan las clases trabajadoras, que son aquellas que dependen de un salario para vivir.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Dver Dver 19/07/20 14:53

    Del artículo, y de otras noticias parecidas se desprende: 1: La mayoría de los países europeos tienen bancos públicos activos (no como el ICO) y tienen el control en las principales empresas o sectores estratégicos. Aquí, Felipe privatizó hasta la Seat, y no digamos la naval, la empresa puntera a nivel mundial en producción y tecnología. Ahora, los del Norte, pueden sostener el tejido industrial económico creado con el plan Marshall. 2. Hay países, como Holanda, que se olvidan de que su territorio, al igual que el europeo, excepto España, fue arrasado durante la II Guerra Mundial, y no lo reconstruyeron ellos solitos; hubo un Plan Marshall que en gran parte debía pagar Alemania, la causante del derribo, pero con los años, gran parte de la deuda se condonó, allá por los 80, como no podía ser de otra manera. Ese Plan no solo sirvió para reconstruir infraestructuras y viviendas, sino que sirvió para levantar una potente economía industrial, quedando España al margen de ello. Una vez España en la UE, hubo fondos de cohesión, pero fue a cambio de cerrar todo tipo de industrias y privatizar hasta los adoquines. 3. Por lo tanto, es obvio que el modelo económico español solo sirvió para facilitar mano de obra barata (emigración) durante la reconstrucción europea y facilitarles un ocio seguro a precios irrisorios. Luego, también, de alguna manera, los españoles aportamos nuestro granito de arena a la reconstrucción europea. 4. Ahora, unos países que practican el dumping fiscal, es decir son paraísos fiscales, no quieren devolver la solidaridad que con ellos se tuvo en su día, y se autoproclaman frugales, austeros. He visto su reparto del PIB y superan en todo a España en Sanidad, Educación, Protección Social, etc.; ni son frugales ni austeros, sino que gastan más porque recaudan más con sus tejemanejes fiscales internacionales. 5 Dirán que tenemos más deuda, es verdad, pero no dicen quién la provocó. Fueron sus capitales quienes financiaron el ladrillo español a través de los bancos españoles titulizando las hipotecas como garantías. Cuando no se pagaron, no las aceptaron, y obligaron al Gobierno español a convertir esta deuda privada en pública, evitando su quiebra.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • jorgeplaza jorgeplaza 19/07/20 09:44

    Si Italia, con un raro gobierno que no sé cómo encuadrar y una bastante mayor que la de España; o Alemania, con gobierno tirando a conservador aunque su deuda sea reducida, son capaces de gastarse, aunque tampoco lo tengan, mucho más dinero que nosotros en combatir la crisis, quiere decir que Iglesias, que es el que se apunta todas las medallas por la protección social que ejerce el Gobierno, no tiene tanto de qué presumir. ¿Es eso lo que hay que entender?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 6 Respuestas

    3

    0

    • Dver Dver 19/07/20 14:24

      Don Jorge, no sé como se las apaña pero siempre tiene la culpa Pablo Iglesias. Ya no es queciertos países de la Comisión Europea se oponga a mutualizar que el cielo se nos ha caído encima, sino que seguro que la caída la ha provocado Pablo Iglesias. Todo el mundo tiene mas o menos ciertas anteojeras, pero las suyas son muy especiales, solo las enfoca al señor Iglesias.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 3 Respuestas

      0

      2

      • jorgeplaza jorgeplaza 19/07/20 18:07

        Reconozco que me crispa Iglesias. Pero yo no lo azotaría hasta que sangrara.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        1

        0

        • Dver Dver 19/07/20 19:46

          Por supuesto no lo hago a usted tan cruel, ni tan mezquino para malinterpretar la metáfora, peri si usted mismo reconoce que le crispa Iglesias, debería contar hasta diez antes de vilipendiarlo, con razón o sin ella.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          0

          1

          • jorgeplaza jorgeplaza 20/07/20 14:22

            Me crispa, pero lo que digo contra él lo argumento.

            Responder

            Denunciar comentario

            1

            0

    • Raul Raul 19/07/20 10:53

      Lo que hay que entender es que quien decide los dineros que se ponen o dejan de poner ES EL P$O€ DE LAS  PUERTAS GIRATORIAS a traves de la ministra de economia Nadia Calviño (vastaga del Calviño que alla por los años noventa fue director de RTVE a mayor gloria de Felipon de la cal viva). Pablo Iglesias NO tiene la cartera de los dineros, mirusted (al igual que NUNCA tuvo la direccion de las residencias privadas de ancianos de los Madriles de la corte).

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      2

    • Raul Raul 19/07/20 10:52

      Lo que hay que entender es que quien decide los dineros que se ponen o dejan de poner ES EL P$O€ DE LAS  PUERTAS GIRATORIAS a traves de la ministra de economia Nadia Calviño (vastaga del Calviño que alla por los años noventa fue director de RTVE a mayor gloria de Felipon de la cal viva). Pablo Iglesias NO tiene la cartera de los dineros, mirusted (al igual que NUNCA tuvo la direccion de las residencias privadas de ancianos de los Madriles de la corte).

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      3

 
Opinión