x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

El desempleo en agosto tiene género: dos de cada tres nuevos parados son mujeres

  • El rebote de la actividad elude a las trabajadoras, cuya pérdida de empleo desde marzo duplica a la masculina
  • Casi el 68% de los nuevos desempleados de agosto pertenece al sector servicios
  • La debilidad económica causada por los rebrotes no impide que el 31 de agosto las bajas en la Seguridad Social superen las 330.000

Publicada el 02/09/2020 a las 11:36 Actualizada el 02/09/2020 a las 12:59
Paro, Parados Empleo, Desempleo, Trabajo, INEM, Seguridad Social

El paro en agosto se ha cebado en las mujeres y en los servicios.

El paro creció en 29.780 personas durante el mes de agosto, de las cuales 20.327 son mujeres, el 68,25%. El desempleo vuelve por tanto a ser mayoritariamente femenino, después de que en julio disminuyera por primera vez desde el comienzo de la pandemia. Pero si durante el confinamiento, en marzo y abril, el paro masculino superó al de las mujeres, con la desescalada se ha cebado en las trabajadoras, mientras que entre los hombres no dejó de caer desde mayo hasta julio, con un descenso acumulado de 83.955 personas. El desempleo femenino, por el contrario, creció en mayo y en junio en un total de 64.098 mujeres. Sólo en julio sus cifras bajaron: 38.332 paradas menos. Y parece que el repunte fue sólo momentáneo. Aunque en agosto ha vuelto a subir el desempleo de los hombres –9.453 más– por primera vez desde que terminó el confinamiento, el aumento del femenino lo duplica.

Éstas son cifras del paro registrado en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Pero si se pone la lupa sobre los datos de afiliación de la Seguridad Social, la fotografía que se obtiene confirma el fenómeno. En el acumulado desde el 12 de marzo pasado, cuando se declaró el estado de alarma, hasta el 31 de agosto, la Seguridad Social ha perdido un total de 474.614 cotizantes femeninas, por 278.338 masculinos. Casi el doble.

El dato se explica en buena parte por la feminización del sector servicios, el que más trabajadores aporta a la economía española y también el más castigado por la pandemia. De los 29.780 nuevos desempleados de agosto, 20.216 pertenecen al sector terciario, el 67,88%. El golpe que los rebrotes del covid-19 y las restricciones a la entrada de extranjeros ha infligido al turismo, la hostelería y el comercio se ha dejado notar en el empleo este último mes, aunque sus cifras de paro estén por debajo de las habituales en agosto cualquier otro año normal. El Ministerio de Trabajo ha destacado que la última bajada del desempleo es la menor de un mes de agosto desde 2016, pero el dato es preocupante si se esperaba que continuara el rebote de la actividad apuntado en el mes de julio y necesario para recuperar todo lo perdido durante la parálisis de la primavera.

Para corroborarlo también se puede acudir a la cifra de contratos firmados en agosto, 1,18 millones, el 73,6% de los registrados en el mismo mes del año pasado. Eso sí, su distribución no ha variado ni un ápice de la que ya es tradicional en el mercado laboral español: sólo un 8,6% de indefinidos y un 91,4% temporales. Y también se contrata a más hombres que a mujeres: el 56,5% de los contratos fueron para trabajadores.

La construcción, un 19% por debajo de marzo

Si se baja más al detalle, la hostelería sigue un 4,68% por debajo del empleo que tenía antes de la pandemia; el comercio, un 2,4%, y los transportes un 3,4%. La industria ha perdido un 3,4% de sus cotizantes. Sin embargo, a día de hoy son la construcción, con una caída del 19,1%, y la educación, con un descenso del 15,86%, las actividades que más afiliados a la Seguridad Social han destruido en este intervalo, tanto en cifras absolutas –169.808 y 159.807, respectivamente– como porcentualmente. La hostelería, pese a haber recuperado 24.227 trabajadores entre mayo y agosto, continúa sin recontratar a 59.452 trabajadores respecto a marzo que, hay que recordar, es aún temporada baja. Si se compara con las cifras de agosto de 2019, el empleo en la hostelería sufre aún un descalabro del 16,05%.

Otra tradición más del mercado de trabajo español es la cuantiosa destrucción de empleo que se registra el último día del mes de agosto. Este año no ha sido distinto, aunque el volumen de bajas en la Seguridad Social ha menguado respecto a 2019. El pasado lunes dejaron de cotizar 331.142 personas, una cifra enorme, pero inferior a las 533.808 que salieron del sistema el 2 de septiembre de 2019. Como ese año el 31 de agosto coincidió en sábado, las bajas se repartieron entre la víspera, el día 30, un total de 120.360, y las más de medio millón apuntadas el lunes siguiente. Es decir, 654.168 en dos días. Las de este año han sido la mitad sólo gracias a la debilidad económica del mes. Según ha señalado el secretario de Estado de Seguridad Social, Israel Arroyo, en el primer día de septiembre se recuperaron 150.000 de esos trabajadores dados de baja el último día de agosto.

812.438 personas aún en ERTE

De acuerdo con los datos aportados por Arroyo en rueda de prensa, tres de cada cuatro trabajadores que han estado en un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) ha salido ya de esa situación. Al cierre de agosto, 812.438 personas continúan incluidas en un ERTE, 306.104 menos que en julio. Hasta el momento, 2,5 millones de trabajadores han vuelto a la actividad. En abril, cuando se alcanzó la cifra máxima, había 3,38 millones de personas acogidas a estas medidas de ajuste de empleo. 

Madrid, Cataluña, Andalucía, Canarias, Comunidad Valenciana y Baleares son las comunidades autónomas con mayor número de trabajadores en ERTE. Y Canarias y Baleares, las comunidades donde menos afectados han vuelto a la actividad. Los sectores donde sigue habiendo más ajuste temporal son el turismo, la hostelería y el transporte.

En total, el SEPE se ha gastado hasta ahora en las prestaciones para los trabajadores en ERTE 3.238 millones de euros, 877 millones de euros menos que en junio y 2.270 millones menos que en mayo. 

 

Más contenidos sobre este tema




1 Comentarios
  • Isa. Isa. 03/09/20 19:09

    El desempleo en agosto tiene sexo.

    Si no definimos "mujer" por el sexo biológico ¿Cómo incluiremos el aborto/infanticidio de niñas, mutilación genital, violación, embarazos no deseados, muerte o cárcel por abortos clandestinos..?

    ¿Cómo incluiremos todo esto en la lucha feminista?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

 
Opinión