X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Crisis del coronavirus

Qué dicen la OCDE, Bruselas o el FMI sobre la segunda ola: las restricciones drásticas son necesarias y deben ser quirúrgicas

  • Todos los informes de los organismos internacionales recomiendan medidas inmediatas de aislamiento, contra el criterio de Díaz Ayuso de preservar la economía
  • La Comisión Europea estableció en julio: "Los brotes locales deben contenerse inmediatamente para evitar que aumente la transmisión comunitaria"

Publicada el 16/10/2020 a las 06:00 Actualizada el 16/10/2020 a las 21:12
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von Der Leyen, durante una sesión plenaria del Parlamento Europeo en Bruselas.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von Der Leyen, durante una sesión plenaria del Parlamento Europeo en Bruselas.

EFE

Con el mundo inmerso en una segunda ola de covid-19, un consenso predomina en todos los organismos internacionales: cuanto más estrictas y rápidas sean las restricciones parciales de movimientos en la población, mejorarán la salud y la economía de los afectados. El informe del FMI de la semana pasada y titulado Perspectiva Económica Mundial, según el cual "los confinamientos pueden allanar el camino hacia una recuperación más rápida", es el que más eco ha tenido, frente a las medidas laxas de la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso, pero también de líderes globales como Boris Johnson, Donald Trump o Jair Bolsonaro. 

Pero el informe del Fondo Monetario Internacional no es el único. Este jueves 15 de octubre, el director de la Organización Mundial de la Salud para Europa, Hans Henri P. Kluge, afirmaba sin ambages: "Las medidas se están endureciendo en muchos países de Europa, y esto es bueno porque son absolutamente necesarias". Casi a la misma hora y desde el edificio del Berlaymont, en Bruselas, la comisaria europea de Salud, Stella Kyriakides, pedía a los 27 estados miembros hacer "todo lo necesario" porque los contagios van "desafortunadamente en la dirección incorrecta". 

El objetivo que señalan estas publicaciones es claro: si se quiere evitar un confinamiento generalizado como el de la pasada primavera, con efectos devastadores para la economía, hay que actuar ya sobre los perímetros con la incidencia acumulada desbocada. Y en este sentido se expresaba la propia Comisión Europea en julio y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en septiembre, con sendas publicaciones. 

A mediados de julio, el Ejecutivo comunitario presidido por Ursula Von der Leyen envió una comunicación al Parlamento Europeo, el Consejo y otros órganos europeos titulada Preparación sanitaria de la Unión a corto plazo frente a brotes de COVID-19. Las indicaciones aludían a los nuevos brotes a partir de junio tras los confinamientos masivos, a medida que las prohibiciones iban relajándose.

"Medidas locales"

"Desde el levantamiento de unas medidas muy restrictivas, estamos asistiendo a un rebrote de casos declarados en varios Estados miembros, y siguen notificándose brotes localizados en contextos específicos, así como transmisiones comunitarias", advertía la Comisión. "Los recientes brotes muestran que los brotes locales deben contenerse inmediatamente para evitar que aumente la transmisión comunitaria".

Según el documento, los PCR o "pruebas de diagnóstico escalonadas y rastreos de contactos en la zona en cuestión" es una práctica que "debe realizarse inmediatamente". A continuación, la idea es pasar a restricciones más perimetrales o "medidas locales de atenuación del riesgo, como el aislamiento". Para lo anterior, se pide "movilizar las capacidades necesarias" a nivel local, regional o nacional "a fin de garantizar una respuesta adaptada y específica". 

El informe de la comisión incluso establece un calendario para 2020. En verano, Bruselas exigió "la implantación de laboratorios móviles o la realización técnica de pruebas RT-PCR".

Otro informe de la OCDE de septiembre, Perspectivas Económicas, apuntaba a la misma dirección que la Comisión: "Las intervenciones públicas sanitarias exhaustivas son necesarias", sentencia uno de los apartados de la organización con sede en París. 

Test, rastreos y aislamiento

Según la OCDE, la necesidad se traduce en "limitar y mitigar los nuevos brotes y despejar la incertidumbre para los consumidores y las empresas". "Los gobiernos en particular necesitan efectuar a gran escala test [PCR], rastreos y programas de aislamiento, así como reforzar los cuidados sanitarios y los equipos de protección", reza uno de los párrafos del texto. 

La OCDE, al igual que el resto de organismos, recomienda el uso masivo de mascarillas y geles, además de promover la distancia social entre las personas para que los brotes no vuelvan a dispararse. 

El Banco Mundial, por su parte, ha reconocido en respuesta a este medio que no ha preparado un informe sobre la idoneidad de las restricciones en caso de nuevos brotes. "No tenemos un informe enfocado en el tema", contestan en el Banco Mundial. "Por ahora seguimos concentrados en ayudar a los países en desarrollo a responder a la pandemia".

Más contenidos sobre este tema




2 Comentarios
  • jorgeplaza jorgeplaza 16/10/20 13:28

    Solo se pueden detectar a tiempo los brotes locales si se rastrea adecuadamente. El problema es especialmente escandaloso en la CAM, pero no creo que ninguna otra CA tenga motivos para presumir. Ni las CC.AA. rastrean ni el Gobierno impulsa la aplicación informática que debería complementar el rastreo por humanos. Aquí lo único que se sabe hacer es recluir (cada vez con menos severidad, aunque por las declaraciones de los políticos parezca lo contrario, porque la gente no ve resultados positivos y está ya harta) pero no se toman medidas que parecen obvias:

    1) Incrementar sustancialmente el número de rastreadores humanos
    2) Publicitar y poner en práctica el rastreo informático
    3) Reforzar las plantillas médicas desde ahora mismo y previendo radicales aumentos en años sucesivos

    No veo, quizá no leo los medios adecuados, que ni la CC.AA. ni el Gobierno estén dando pasos claros y decididos en esa dirección. En Madrid el problema es gordo, pero en las demás CC.AA. no es chico. Estoy harto de tanta bronca estéril y creo que tengo nutrida compañía. Y no, el problema del país no son ni la forma de la jefatura del Estado, ni la violencia machista, ni el derecho de autodeterminación de las regiones ricas, por citar tres tics recurrentes de la izquierda. Los problemas reales son la ruina generalizada, el pésimo estado de la sanidad pública (que ya se arrastra de años), el paro, la creciente deuda pública y privada que nos hipoteca para décadas, la vulnerabilidad de nuestra economía, tan dependiente del turismo, a la pandemia, la baja natalidad o el deficiente sistema educativo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • mcguiver mcguiver 16/10/20 13:10

    Se lo pueden decir a los imbéciles que gobiernan Madrid?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

 
Opinión