X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Crisis del coronavirus

Más compras 'online' y menos contrataciones: el 'Black Friday' del covid mantiene el "frenesí consumista" y la precariedad laboral

  • El 70% de los españoles no comprarán nada en los descuentos de esta fecha y del Cyber Monday, y se sumarán así al Día sin Compras, una jornada de huelga simbólica de consumidores que se organiza desde 1992
  • Desde la Confederación Española de Comercio estiman que entre el 40 y 45% de las pymes participan pero advierten de que serían más positivo evitar una "auténtica maratón de descuentos" que culmina en las rebajas de enero
  • "Este año no va a haber refuerzos", reconoce Ángeles Rodríguez, responsable de Comercio de CCOO, como consecuencia de una pandemia que también provoca que haya un "trasvase de funciones" de la tienda física a la parte online
  • Publicamos esta información sobre el coronavirus en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.

Publicada el 27/11/2020 a las 06:00
Una persona pasa ante un escaparate de un comercio de València con promociones del 'Black Friday'.

Una persona pasa ante un escaparate de un comercio de València con promociones del 'Black Friday'.

EFE

Como todos los años a finales de noviembre, los escaparates de los comercios, las marquesinas de autobuses, los correos electrónicos de las marcas y las propias webs pregonan hasta la saciedad la llegada del Black Friday, que este 2020 y, a pesar de la pandemia del coronavirus, se celebra este viernes 27. Aunque su origen está en Estados Unidos tras la fiesta de Acción de Gracias, en España ya es una fecha marcada en rojo en el calendario del pequeño comercio y, sobre todo, de las grandes superficies. Una celebración que marca el inicio de la campaña navideña y que cada vez se adelanta y se alarga más. Si ya era habitual la dilatación hasta el siguiente lunes, el Cyber Monday, ahora ya se inicia con el Día del Soltero de origen chino y que se celebró el pasado 11 de noviembre.

Y los consumidores llegan a este Black Friday con ganas de comprar. En concreto, y según un estudio de Google hecho en España, la intención de comprar en estas fechas es del 40%, mientras que en 2019 era del 33%. Sobre todo, porque los hogares han ahorrado un 22,5% de su renta al tiempo que reducían el consumo durante el segundo trimestre por el confinamiento de primaveras y las limitaciones sanitarias posteriores, según publica el Banco de España. A pesar de estas cifras, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) asegura que un 65% declara que gastará lo mismo que en 2019, un 28% prevé gastar aún menos y sólo un 7% planea gastar más. Así, el gasto medio será de 51 euros.

Este año, como todo en el 2020, el Black Friday está marcado por el coronavirus. Además de las propias restricciones vigentes en cada comunidad en las tiendas físicas, el covid-19 también influirá en el comercio electrónico. Si durante el confinamiento las ventas online se incrementaron considerablemente, las compras del viernes negro no van a ser menos sobre todo ahora que el 45% de los españoles reconoce que ahora compra más a través de Internet que antes de la pandemia, según un estudio de Ipsos.

Y el Black Friday se aprovechará de esta mayor confianza en el comercio electrónico. Este año, según Google, las compras serán eminentemente online y un 70% se decantarán por esta vía. Cifras similares se desprenden de una reciente encuesta de la OCU que revela que la mayoría de los consumidores optarán por la compra a través de Internet. En concreto, el 51% lo hará exclusivamente online, el 31% lo hará en Internet y también en tiendas físicas, mientras que el 15% seguirá acudiendo al comercio tradicional.

Unas adquisiciones que algunos llevan preparando semanas: un 35% comenzó la búsqueda de ofertas un mes antes y un 31% lo hizo semanas antes. Asimismo, estas compras supondrán gran parte de los regalos navideños. Según una investigación de Kaspersky más de la mitad, el 56%, planea hacerlas aprovechando los descuentos de estos días.

Sin embargo, aunque los consumidores esperan con ansia las ofertas del Black Friday, muchas no son tanto como se puede creer. La OCU advierte que casi un tercio de los más de 2.500 productos que monitorizan en más de 85 establecimientos han subido de precio en los días previos a este viernes. En algunas tiendas como Fnac, más de la mitad de los productos son ahora más caros que en las semanas anteriores.

Una "auténtica maratón de descuentos" que las pymes no pueden seguir

Además de online, este Black Friday del covid también busca apostar por el pequeño y mediano comercio. Si durante el confinamiento las pymes españolas se buscaron la vida para dar el salto digital y tuvieron que sufrir las consecuencias de la crisis económica derivada de la pandemia, ahora la Confederación Española de Comercio (CEC) estima una participación de entre el 40 y 45% de los comercios de proximidad en esta campaña. "La mayoría lo harán arrastrados por otros formatos comerciales o resignados, para evitar perder las ventas de Navidad, que se adelantan a estas fechas", reconoce su presidente Pedro Campo.

Desde esta institución también aseguran que, además de ver inviable el ritmo actual de descuentos, serían más positivo circunscribir "realmente a 24 horas" estos descuentos para evitar una "auténtica maratón de descuentos" que arranca con el Día del Soltero y culmina en enero, tras las navidades, con las rebajas de enero. "Ya resultaba insostenible en años anteriores y, en el contexto actual, puede suponer el cierre de muchos negocios", explica la CEC en un comunicado.

Un sector precario sin nuevas contrataciones por la pandemia

Un sector que, en general y ya antes del inicio de la pandemia, estaba en una situación bastante precaria. Sobre todo, por los contratos de sus trabajadores, la gran mayoría del tiempo parcial. Este año, a esta precariedad se suma, explica Ángeles Rodríguez, responsable de Comercio de CCOO, la "caída en la contratación" en esta campaña y que va unida a la de Navidad. "Este año no va a haber refuerzos", reconoce. ¿La razón? Por un lado, muchos empleados en ERTE "regresarán" para afrontar estas fechas mientras que otras empresas no pueden contratar al "tener a trabajadores en ERTE". En concreto, y según las previsiones del grupo de recursos humanos Randstad, se generan un 5,4% menos de contrataciones que en 2019. Rodríguez también apunta otra novedad en el Black Friday de este año: "Hay un trasvase de funciones. Muchos trabajadores que antes eran dependientes o reponeros en la tienda física, ahora preparan pedidos online".

Además de la precariedad y la ausencia de nuevos contratos, desde UGT señalan a otro problema que arrastra el Black Friday: "El frenesí consumista que oculta un modelo de consumo nocivo y antisocial". Según explica Gonzalo Pino, secretario de Política Sindical, esta celebración encierra, además de "multiplicar los riesgos laborales y arrasar con los derechos de los trabajadores", provoca "evasión de impuestos, daños ecológicos, abuso de la competencia y actitudes monopolísticas". Por ello, desde este sindicato, reclaman desarrollar políticas que regulen la actividad laboral de las plataformas digitales.

Amazon, señalado

Unas plataformas que en el caso de Amazon y, según denuncia Amnistía Internacional, estaría impidiendo a sus empleados sindicarse y negociar colectivamente. En su informe Amazon, Let Workers Unionize que se publica este viernes y en el que documenta el trato que recibe el personal por parte de la empresa, la ONG asegura que, aunque "los trabajadores de Amazon han estado arriesgando la salud y la vida para garantizar la llegada de bienes esenciales hasta nuestras casas, ayudando a Amazon a generar unos beneficios sin precedentes", sufren presiones que van desde una vigilancia exhaustiva en EEUU, pasando por amenazas con acciones judiciales en Reino Unido, hasta no abordar asuntos clave de salud y seguridad en Polonia y Francia. "Ahora que se acerca el periodo de mayor actividad de Amazon con el Black Friday y las fiestas de Navidad, pedimos a la empresa que respete los derechos humanos de todo su personal y acate las normas laborales internacionales. Debe abstenerse de violar el derecho a la privacidad de su personal, y dejar de tratar la actividad sindical como una amenaza", advierte Barbora Černušáková, investigadora y asesora de Amnistía Internacional sobre derechos económicos, sociales y culturales.

Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF también coinciden en denunciar en estas fechas el modelo económico de Amazon y sus fuertes impactos tanto ambientales como sociales asentado en un consumo compulsivo apoyado en la comodidad de la compra al alcance de un simple clic. Las cinco organizaciones ecologistas también apelan en estas fechas a un consumo "necesario" y "responsable" ante un crecimiento "masivo" del comercio electrónico, sobre todo después del confinamiento de esta primavera. Y también coinciden en apoyar a los pequeños comercios de barrio y a las pequeñas marcas que intentan "sobrevivir" a campañas como el Black Friday.

Un 70% de los españoles no comprará nada en el Black Friday

A pesar de la intensa campaña de Black Friday, no todo el mundo se va a lanzar este viernes a comprar. Según la OCU, el 70% de los españoles no comprarán nada durante estas fechas. Se sumarán así al Día sin Compras, una jornada de huelga simbólica de consumidores que se organiza desde 1992 en contraposición a este periodo consumista.

Además de los problemas que genera este consumo "compulsivo" también se traduce en "graves peligros" para el planeta. Greenpeace recuerda que sólo en 2019 durante el Black Friday se distribuyeron 3,5 millones de paquetes en España, 1,5 millones sólo en Madrid, cuando un día normal suele estar por debajo de los 400.000 paquetes de media. Aunque, esta ONG también señala que el comercio electrónico puede ser sostenible pero es necesario "establecer medidas que afecten tanto a las empresas de venta y a los transportistas como a los consumidores".

 

La salud es lo primero: suscríbete a infoLibre

Cuando nos golpeó la pandemia, infoLibre fue el primer medio en España en abrir todos los contenidos sobre el coronavirus para que cualquier ciudadano pueda acceder gratis a ellos. El esfuerzo no habría sido posible sin socias y socios que creen en un periodismo comprometido y que ponga en cuarentena a las fake news. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.
Más contenidos sobre este tema




2 Comentarios
  • BASTE BASTE 27/11/20 15:56

    En cualquier momento habrá que sacar los plomos y acabar con esta historia o será ella la que acabe con nosotros.Y en nuestros votos está la clave.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • kalikatos kalikatos 27/11/20 12:56

    Da la sensación de que tenemos asumido que hay que trabajar como animales, para consumir como bestias.

    Yo tengo una amiga que iba a un mercadillo a comprar, y volvía con 20 cosas, algunas hasta de bebés, y su hijo pequeño tenía 10 años y los mayores no tenían hijos, por lo que le preguntaba que quien se iba a poner ese traje tan bonito, y ella la contestación que le daba lo mismo, porque era muy barato, y ya vería a quién se lo regalaba, si a una vecina o alguna conocida.

    Explicale a esta persona lo del consumo responsable.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

Lo más...
 
Opinión