X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

La pandemia deja fuera del mercado de trabajo a 203.400 personas, la mayor caída de la población activa en un inicio de año desde 2009

  • España destruye 137.500 empleos de enero a marzo y reduce el paro en 65.800 personas tras aumentar en 81.400 quienes desisten de buscar trabajo
  • Casi 1,1 millones de trabajadores no pueden buscar trabajo por las restricciones del covid pese a estar disponibles
  • La destrucción de empleo se ceba en los puestos más precarios: 168.000 temporales y 103.000 a tiempo parcial
  • Baleares y Canarias continúan liderando la pérdida de ocupados en el nuevo año, con un 4,16% y un 3,31%, respectivamente
  • Publicamos esta información en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información que recibes depende de ti.

Publicada el 29/04/2021 a las 12:27 Actualizada el 29/04/2021 a las 13:44
Las oficinas del SEPE han tenido que cerrar por culpa de un ciberataque.

La tasa de paro en España es del 15,98%.

ÓSCAR CAÑAS / EUROPA PRESS

La prolongación de la pandemia y las restricciones a la actividad económica están produciendo numerosos cambios en un mercado de trabajo como el español acostumbrado a la repetición cíclica de un mismo patrón. Este primer trimestre de 2021 ha perdido 137.500 ocupados respecto a diciembre de 2020, según los resultados de la Encuesta de Población Activa (EPA) hechos públicos este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Se trata del mayor descenso en un comienzo de año, un periodo que siempre es malo en términos de empleo, si se exceptúa el primer trimestre de 2020, cuando la irrupción del coronavirus obligó al cierre de la economía y destruyó 285.600 puestos de trabajo en apenas dos semanas de confinamiento estricto.

Sin embargo, de enero a marzo de este año el paro ha bajado en 65.800 personas, una caída inaudita en un primer trimestre. No había descendido el paro en un arranque de ejercicio desde 2015, pero entones sólo salieron de las listas del desempleo 13.100 personas. Así, la tasa de paro medida por la EPA se reduce y 14 centésimas respecto a diciembre y se queda en el 15,98%.

Pero ambos movimientos son el resultado de un mar de fondo también distinto al que hasta la llegada del virus era habitual. El número de activos, de quienes tienen entre 16 y 65 años y están disponibles para trabajar, ha sufrido una enorme caída, de 203.400 personas, la mayor en un primer trimestre desde 2009, desde la anterior crisis. Ni siquiera con el confinamiento total del inicio de 2020 fue tan grande el descenso de la población activa –164.600–. Y ha aumentado el flujo de trabajadores hacia la inactividad tanto desde las filas de los ocupados como de los parados.

El INE lo atribuye a las restricciones a la movilidad, que están impidiendo buscar empleo a personas que se declaran dispuestas a trabajar. Con la desescalada, en el tercer trimestre disminuyeron los inactivos, pero desde enero han vuelto a aumentar: 1,09 millones no han podido buscar trabajo pese a estar disponibles, 162.500 personas más que en diciembre.

Además, también ha crecido el número de mayores de 60 años que trabajaban en diciembre, pero han pasado a ser inactivas este primer trimestre. En concreto, han sido 138.000 las personas que han abandonado el mercado laboral en esta franja de edad a partir de enero. También 756.900 parados han tirado la toalla en la búsqueda de empleo y han pasado a la inactividad en el comienzo del año, 81.400 más que al acabar 2020.

A estas distorsiones del patrón hay que añadir los trabajadores protegidos por los ERTE, que figuran como ocupados y cuyo número ha crecido de enero a marzo en 80.000 personas, según la EPA.

Finalmente, también ha subido la cifra de quienes trabajan desde sus domicilios al menos la mitad de los días, 2,14 millones, que representan el 11,2% de los ocupados. En diciembre eran el 9,9%, y en 2019 sólo el 4,8%. La pandemia, por tanto, ha más que duplicado el teletrabajo en España.

Temporales y a tiempo parcial, los afectados

El descenso del empleo en el primer trimestre se ha cebado en los trabajadores más precarios. El número de los contratados temporales ha caído en 168.800 personas y el de los contratados a tiempo parcial en 103.000. Por el contrario, ha crecido la cifra de empleados indefinidos, 31.000 más, y la de quienes trabajan a jornada completa se ha reducido en 34.500, la tercera parte de quienes lo hacen a media jornada.

Por sectores, continúa la sangría en los servicios, con un recorte de 83.400 ocupados respecto a diciembre. La industria pierde 51.500 empleados y la construcción, 18.500. La agricultura crece en ocupación, con 15.800 trabajadores más que en diciembre. En estos 12 meses de pandemia, los servicios han destruido 344.500 empleos, por sólo 127.100 la industria y 16.000 la construcción. La agricultura ha ganado en un año 13.200 trabajadores. Pero si se pone la atención en los datos de paro, resulta que los servicios han recortado su número de desempleados en 97.500 personas –¿han pasado a la inactividad, han cambiado de sector, han encontrado trabajo?–, mientras que el resto de los sectores lo han aumentado, pero en cifras menores –3.100 en la agricultura, 1.400 en la industria y 1.000 en la construcción–. También han experimentado un alza los parados de larga duración, quienes llevan más de un año sin trabajo, 19.100 más este primer trimestre respecto al fin de 2020.

Las cuentas del empleo al año de irrumpir el virus

Transcurrido un año del comienzo de la pandemia, en España hay 474.500 ocupados menos y 341.000 desempleados más. De ellos, 249.700 son parados de larga duración, nada menos que el 73,2%. El empleo ha caído un 2,41% y el paro ha crecido un 10,29%. La tasa de temporalidad ha bajado hasta el 23,8%.

El reparto de paro y ocupación por comunidades autónomas sigue reflejando la dependencia de algunas de ellas del turismo y la hostelería, las actividades más impactadas por el covid-19. Baleares ha perdido un 4,16% de sus ocupados en el primer trimestre y Canarias un 3,31%. Son, junto con Extremadura, las comunidades con mayor destrucción de empleo. Por el contrario, en Madrid y Cataluña es donde más ha aumentado la ocupación, aunque con cifras pequeñas, un 1,32% y un 1%, respectivamente.

En el año de pandemia, el empleo en Canarias se ha hundido un 14%, triplicando las cifras de los siguientes en la lista negra, la Comunidad Valenciana –3,88%– y el País Vasco –3,08%–. La tasa de paro en Canarias es la más alta del país, el 25,42%, seguidas de Andalucía –22,54%– y Extremadura –22,22%–. En los últimos 12 meses, han abandonado el mercado de trabajo en Canarias 72.800 personas, la comunidad que encabeza el aumento de inactivos. A continuación, la Comunidad Valenciana, con 34.900 personas, y Castilla y León, con 22.800.

 

Suscríbete a infoLibre, forma parte de un periodismo honesto

Creemos en la información. Queremos que tú seas su dueño para que no dependa de nadie más. Por eso, nuestro proyecto se basa en la existencia de socias y socios comprometidos que nos permiten investigar y contar lo que pasa sin ataduras. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres hacerte con una, este es el enlace. La información que recibes depende de ti.
Más contenidos sobre este tema




4 Comentarios
  • Setito de Tweeter Setito de Tweeter 01/05/21 14:51

    ¡¡ Y EL PP GRACIAS A AYUSO Y FEIJO Y OTROS DEL PP....que se negaron a acometer las pautas , y reglas impuestas por el PSOE E U.P......para asi ahora dar motivos a los votantes de votarles....acuando a la izq de no acometer, ni hacer un pimiento.....CUANDO SON ELLOS QUE PROHIBIERON HACER LO QUE SE LES MANDABA....
    las tacticas de siempre......pero la gente ignorante ...se lo come con patatas y bien dobladita....a lo grande.....como desde hace 80 putos años .....engañados...por esos medios del PP

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Fernandos Fernandos 30/04/21 16:38

    Luzin, lo de Madridi te sobra, el mentir no te dignifica, salvo que los ancianos muertos sean un beneficio para Ayuso y su Madrid cervecero, son muchas la pagas que se ahurran, puesto que estos pobres viejo ya no producen.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Zulma Zulma 30/04/21 12:20

    Consecuencia lógica de la pandemia...la. crisis de salud, llevaba implícita la crisis económica y aumento del desempleo. La pandemia, ha agrandado las grietas que ya había, en el mercado laboral y puesto sobre la mesa las deficiencias de los modelos productivos y sectoriales de nuestra economía.

    La oportunidad , para la reconstrucción ...por supuesto la creación de puestos de trabajo ...pero según mi entendimiento, pasa por buscar alternativas sectoriales viables (no solo construcción + turismo).

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • luzin luzin 30/04/21 10:32

    Menos mal que la cosa en Madrid va mucho mejor que en el resto, ... si hubiera sido al revés el titular ya me lo imagino: "Ayuso la reina del paro" o algo por el estilo ...

    ¿Y no miráis que pasa en el resto de Europa, que también hay pandemia? ... sólo por comparar ... pero claro ... las comparaciones son odiosas ...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

 
Opinión