Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
BCE

El BCE cree que el paro no volverá a los niveles previos a la pandemia hasta 2023

  • Philip Lane, economista jefe de la entidad, cree que es necesario "un esfuerzo sostenido" por parte de las autoridades fiscales y monetarias para respaldar la recuperación
  • Ha recordado que los gobiernos necesitarán sanear sus cuentas una vez que la recuperación se haya consolidado firmemente.

 

Publicada el 10/05/2021 a las 10:55 Actualizada el 10/05/2021 a las 20:14
Varias personas esperan su turno a la entrada de una oficina del SEPE.

Varias personas esperan su turno a la entrada de una oficina del SEPE.

EUROPA PRESS

La economía de la eurozona recuperará el nivel anterior a la pandemia de covid-19 el próximo año, aunque el desempleo solo regresará a una situación semejante a la de 2019 en 2023, según ha señalado el economista jefe del Banco Central Europeo (BCE), Philip Lane.

"La zona del euro solo volvería al nivel de PIB de 2019 alrededor de esta época el próximo año. Para el mercado laboral, creemos que el desempleo solo volverá a sus niveles de 2019 en 2023", ha señalado Lane en una entrevista con el diario Le Monde recogida por Europa Press.

En este sentido, el economista irlandés ha subrayado la necesidad de realizar "un esfuerzo sostenido" por parte de las autoridades fiscales y monetarias para respaldar la recuperación.

En cualquier caso, el ejecutivo del BCE ha reconocido que "el mundo no será el mismo después de la pandemia", ya que tendrán lugar cambios estructurales con perdedores y ganadores, señalando que los efectos de la pandemia se han concentrado mucho en sectores como la hostelería y los viajes, que se verán muy perturbados durante mucho tiempo.

"Sigue siendo importante que todos reconozcan que la recuperación no será un proceso súper rápido. Requerirá un apoyo fiscal y monetario sostenido", ha advertido Lane.

No obstante, el economista jefe del BCE ha señalado que el nivel de deuda soberana no representa una fuente de preocupación y los inversores no están exigiendo primas de riesgo más altas, aunque ha recordado que los gobiernos necesitarán sanear sus cuentas una vez que la recuperación se haya consolidado firmemente.

De este modo, el irlandés ha advertido de que el principal riesgo financiero tiene que ver con la situación de las empresas, puesto que muchas han perdido ingresos y sobrevivido únicamente gracias al apoyo fiscal, por lo que habrá que garantizar que la eliminación gradual de estas ayudas no sea tan rápida ni tan severa como para que las empresas se vean innecesariamente empujadas a la insolvencia.

Más contenidos sobre este tema




 
Opinión