X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Ministerio de Seguridad Social

Escrivá mantiene su pulso con la patronal en la negociación de los ERTE: "El fin no es el acuerdo social, es el interés general"

  • Garamendi responde al ministro recriminándole que está en un "laboratorio" con los ERTE y "muy poco en la realidad"
  • El titular de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones asegura que "el Gobierno está siendo extraordinariamente generoso con las exenciones"

Publicada el 26/05/2021 a las 10:32 Actualizada el 26/05/2021 a las 11:32
El ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, este martes en el Congreso.

El ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, este martes en el Congreso.

EFE

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha asegurado este miércoles que el Gobierno está siendo "extraordinariamente generoso" con las exoneraciones que ha propuesto en la negociación para prorrogar los expedientes de regulación temporal de empleo hasta el 30 de septiembre, pues se están planteando exenciones para los trabajadores que se queden en ERTE de hasta el 60%, frente al 35% de mayo y junio de 2020.

Escrivá, en declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press, ha indicado que se ha puesto el énfasis en la reactivación de los trabajadores en ERTE con un esquema de exoneraciones a la Seguridad Social "más favorable" que el que se puso en marcha el verano pasado y que sí apoyó en su momento la CEOE. "Nos quedan unos 400.000 trabajadores en ERTE y en la vida los incentivos son fundamentales", ha defendido. Es más, el ministro ha hecho notar que en la actual negociación de la prórroga de los ERTE, la patronal no ha puesto el foco sobre la eliminación de la cláusula de mantenimiento del empleo, como sí hizo en la negociación de las prórrogas anteriores.

Por su parte, el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, ha respondido al ministro en una entrevista a RNE asegurando que parece que Escrivá está "en un laboratorio" respecto a las propuestas que hace para la nueva prórroga de los ERTE y "muy poco en la realidad". Asimismo, ha apuntado que el problema está en el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciens ya que el Ministerio de Trabajo y Economía Social entiende la preocupación que tienen empresarios y sindicatos y tiene "más sensibilidad".

De hecho, el presidente de los empresarios ha afirmado que lo que ellos están planteando tiene "mucho menos coste" que la propuesta del ministro. Además, ha retado a Escrivá a que le dé los datos de sus medidas, "porque ahí es donde está el coste elevadísimo que hemos tenido con los ERTE" y porque "hace un año que no los reciben". "Ha quedado ampliamente demostrada que nuestra vocación total es la de llegar a acuerdos y hemos alcanzado acuerdos complicados, como el del teletrabajo o los riders. Estamos totalmente volcados y el ministro simplemente lo que tiene que cambiar es dar un poco menos a los que se van a activar, ya que no tiene sentido", según Garamendi.

Con respecto a la cláusula de despido, Escrivá ha explicado que en esta ocasión "no ha estado sobre la mesa", aunque ha matizado que en las cuatro negociaciones anteriores fue un tema de fricción. La patronal puso el énfasis en eso, no en lo que lo está poniendo ahora: intentar prorrogar el sistema actual de exoneraciones y mantenerlo tal cual ha estado vigente en otoño y en invierno", ha explicado por su parte Escrivá. No obstante, el ministro ha insistido en que las condiciones actuales no son las mismas que en los meses pasados y se parecen más a las del verano pasado, razón por la que se ha planteado un esquema similar e incluso "más favorable" al de entonces.

El presidente de la patronal ha subrayado que "la gente quiere trabajar" y que si hay fraude, "hay una cosa que se llama Inspección de Trabajo". "No digo que no se persiga al que lo haga mal, pero lo que no me vale es que prácticamente se ponga encima de la cabeza de todo el mundo como que 2,4 millones de personas no querían trabajar", ha añadido, tras insistir en que esto no son ayudas, sino compensaciones. El presidente de CEOE ha recordado que la gente no está cerrada por voluntad propia, sino como consecuencia de decisiones administrativas. "Hay que defender a la gente que está en una mala situación", ha pedido.

El fin no es el acuerdo social, es el interés general

El ministro ha subrayado que el Gobierno está haciendo un "esfuerzo de aproximación" con las posiciones de los agentes sociales, sobre todo con la patronal, pero ha dejado claro que la postura del Ejecutivo "es la que es", sin distinciones dentro del Gobierno, y que, aunque intentará convencer a los agentes sociales en los próximos días, el fin último de la prórroga de los ERTE no es el acuerdo social. "Lo que está claro es que el acuerdo no es el fin, sino diseñar las políticas adecuadas y si se consigue con el mayor acuerdo, mejor. Pero en ningún caso y en ningún ámbito el acuerdo es el fin. Lo que voy a hacer es intentar convencer el otro lado de cuál es el interés general y de todos", ha afirmado.

Y el interés general, según Escrivá, es el de incentivar la reactivación de trabajadores del ERTE para que se incorporen al empleo en un entorno en el que se está constatando "una clara recuperación", con datos de reservas turísticas "muy favorables" y un nivel de afiliación a la Seguridad Social que ya está por encima del que se tenía antes de la pandemia.

Sin embargo, Escrivá ha advertido de que, a pesar de que se está creando ahora muchos puestos de trabajo en sectores como la hostelería, la salida de los trabajadores de ERTE está produciéndose a un ritmo "mucho más lento" del que está generando empleo, por lo que "hay que tener cuidado de que esto no se nos enquiste". "Esto nos convence de que hay que seguir impulsando la reactivación de trabajadores en ERTE", ha añadido. Asimismo, Escrivá ha subrayado que al tratarse de una negociación que trata de repartir subvenciones y ayudas a empresas y trabajadores, "de forma natural e inevitable" existe una "cierta coalición" entre los agentes sociales para maximizar las ayudas. "Pero quienes tienen la restricción presupuestaria somos nosotros, no ellos, y hay límites donde no se puede llegar", ha explicado.

Garamendi ha criticado que Escrivá lleva un año y medio sin darles datos. Además, ha insistido en que lo único que plantea es que se mantengan los ERTE, "por eso se llama prórroga, para las empresas que realmente lo necesitan, "pero el ministro se ha empeñado en que la fórmula de dar dinero a quien menos lo necesita, que es la fórmula más cara, es la buena". "Hace un año y medio había 3,5 millones de ERTE, mientras que en estos momentos hay 600.000. ¿Alguien piensa que 2,9 millones han entrado a trabajar porque al ministro se le ha ocurrido dar dinero para entrar a trabajar o porque realmente la economía ha mejorado? La gente quiere trabajar y los empresarios queremos abrir. Se está confundiendo a la población", ha remarcado Garamendi.

La posición de la patronal, según su presidente, parte de que en estos momentos no ha llegado todavía la inmunidad de grupo, lo que, "tristemente" va a hacer que la economía no esté en las condiciones que se pensaba, sino que "va a tardar un poco más" en entrar en la nueva normalidad. "La fórmula que propone el ministro es más cara de la que estamos pidiendo, ya que lo que está planteando es dar dinero a los que van a empezar a trabajar y la gente, cuando trabaja, es porque tiene demanda. Un bar, restaurante u hotel abre sus puertas, porque va a tener gente, no porque el ministro le vaya a dar 100 euros", ha criticado Garamendi.

Sin embargo, cree que el ministro se está olvidado de la gente que está cerrada y ha puesto de ejemplo a los trabajadores de las empresas de fuegos artificiales. "Este verano no va a haber una fiesta con fuegos. Están cerrados a cal y canto y esta gente necesita una ayuda hasta que llegue el momento de que esa economía esté abierta", ha incidido.

Preguntado sobre el Consejo de Ministros extraordinario que tendrá lugar mañana para prorrogar los ERTE, Garamendi ha explicado que llegar a un acuerdo es "muy fácil" y solo tiene que ver con eximir la parte en la que el ministro "está empeñado". "Es tan fácil como cambiar en estos porcentajes un 5%, un 6% o un 10% de uno al otro, pero es más un motivo personal de que mi fórmula vale o de que en mi laboratorio se hacen bien las cosas de lo que realmente es la vida real y lo que está pasando. Lo digo de verdad, a mí no me entra en la cabeza y no hay que sentarse horas a negociar para esto", ha concluido Garamendi.

Defiende la tramitación del IMV: "Estamos muy por encima de lo que las comunidades consiguieron en 20 años"

Escrivá ha defendido este miércoles la tramitación del ingreso mínimo vital (IMV) y ha comparado el volumen de solicitudes tramitadas en un año con la gestión de las comunidades autónomas en veinte. "El volumen de tramitación es enorme, se han tramitado 1,2 millones de solicitudes y estamos hablando de 700.000 personas beneficiarias, estamos muy por encima de lo que las comunidades autónomas consiguieron en 20 años", ha indicado el ministro.

Según Escrivá, las comunidades que gestionaron la renta mínima consiguieron llegar a 250.000 familias. "Nosotros en menos de 12 meses hemos llegado a 300.000", ha añadido el titular de Inclusión quien ha valorado el esfuerzo realizado en un año de pandemia.

"Las oficinas de la Seguridad Social estaban cerradas y había que teletrabajar, los funcionarios tienen mucho más mérito porque lo han tenido que hacer en medio de una pandemia, son ellos quienes firman y se responsabilizan de la prestaciones y después van a ser evaluados por el Tribunal de Cuentas, porque la Seguridad Social tiene un régimen de control muy estricto", ha concluido el titular de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

 

Más contenidos sobre este tema




 
Opinión