Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Presupuestos Generales Estado

El acuerdo de vivienda incluye bajar los precios del alquiler de pisos de grandes propietarios y congelar el de los pequeños

  • También establece que los pequeños propietarios tendrán una fórmula de "congelación de precios e incentivos fiscales", de cara a poder también reducir el precio del arrendamiento
  • Se impondrá un recargo del 150% del IBI para pisos cerrados y medidas para impedir los desahucios

Publicada el 05/10/2021 a las 12:15 Actualizada el 05/10/2021 a las 13:37
Piso, pisos, vivienda, viviendas, casa, casas, alquiler, compra, hipoteca

Imagen de varios bloques de pisos.

EP

El acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos sobre la ley de Vivienda pauta la regulación del precio del alquiler para bajar los alquileres a las viviendas en manos de grandes propietarios, en base a índices de referencia para todos los contratos en zonas de mercado tensionado.

Asimismo, establece que los pequeños propietarios tendrán una fórmula de "congelación de precios e incentivos fiscales", de cara a poder también reducir el precio del arrendamiento.

Según han detallado fuentes de Unidas Podemos a Europa Press, se ha superado el principal escollo con el que se topó este lunes la negociación con esas obligaciones para grandes propietarios, que quedarán definidos como aquellos que dispongan de 10 o más viviendas. De esta forma, han detallado que habrá retirada a grandes tenedores de "privilegios fiscales".

Mientras, se establece un recargo de hasta el 150% en el IBI para casos de viviendas vacías, que podrán aplicar los ayuntamientos y la futura normativa también apuesta por el parque publico de alquiler, con una reserva del 30% de todas las promociones para vivienda protegida (de éste 30%, la mitad para alquiler social).

También se establece un recargo de hasta el 150% en el IBI para casos de viviendas vacías, que podrán aplicar los ayuntamientos. La futura normativa también apuesta por el parque publico de alquiler, con una reserva del 30% de todas las promociones para vivienda protegida. La mitad de esta proporción, el 15%, se dedicará a alquiler social.

Junto a ello se establecerán medidas de protección frente a los desahucios centradas en la población vulnerable, como ha apuntado en Twitter la secretaria general de Podemos y ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra.

"Han sido largos meses de negociación pero el acuerdo para la ley de vivienda marca un hito histórico en nuestro país. Regulación de precios del alquiler, protección frente a los desahucios y parque público de vivienda. ¡Sí, se puede!", ha reconocido en su comentario en redes.

La diputada de Unidas Podemos y dirigente de En Comú Podem, Aina Vidal, ha celebrado que el "sentido común" se haya "abierto paso" para plasmar una ley de vivienda que regule el precio del alquiler, algo necesario para también articular los Presupuestos de la "recuperación".

"El PSOE parece que ha entrado en razón (...) El principal escollo parece que se ha salvado", ha destacado Vidal para agregar que, con dicha normativa, el país se asemeja al entorno europeo que establecen medidas de control de precios, sobre todo en grandes ciudades.

Mientras, la coportavoz estatal de Podemos, Isa Serra, ha ensalzado que esta ley por fin pone freno a los abusos de los fondos buitre para garantizar vivienda digna". A su vez, la formación morada ha escrito en su cuenta de Twitter que por primera vez en la historia habrá una ley de vivienda que baje los precios del alquiler.

"Un hito que mejora de verdad la vida de la gente y que demuestra que, con voluntad política, no hay lobby ni fondo buitre que pueda frenar los avances que necesita nuestro país", ha concluido.

La elaboración de la ley de vivienda estatal con regulación del alquiler ya fue acordada entre los socios de Gobierno en el pacto sobre las vigentes cuentas públicas, además de estar pautado en el acuerdo de coalición.

No obstante, las fórmulas para plasmar esta normativa motivó una serie de discrepancias que se han prolongado casi un año, y que finalmente se han solventado este martes, dado que los morados vinculaban la aprobación de las nuevas cuentas públicas al desbloqueo de dicha ley.

Esta mañana ha transcendido el acuerdo en el seno del Gobierno de coalición para dar próximamente luz verde al proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2022 y también a la Ley de Vivienda, que tenía que haberse aprobado hace siete meses.

Este pacto permitirá al Gobierno aprobar próximamente sus cuentas, aunque la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ya no podrá llevarlas al Consejo de Ministros de este martes, como se había comprometido en un principio. No obstante, fuentes de Moncloa ya señalaron la semana pasada que contaban con aprobarlas, como tarde, la segunda semana de octubre, para que diera tiempo a tenerlas vigentes en 2022.

Ayer el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, y la ministra de Derechos Sociales y secretaria general de Podemos, Ione Belarra, volvieron a reunirse y constataron que la principal diferencia sobre la regulación del precio del alquiler a grandes propietarios. No obstante, 24 horas después los socios han logrado llegar a un entendimiento.

Más contenidos sobre este tema




3 Comentarios
  • nosé nosé 05/10/21 17:31

    Esperemos que lo hagan bien hecho, la otra vez, las ayudas a los inquilinos se lo llevaron los propietarios de viviendas, al incrementar el alquiler toda la cuota de ayudas. Los BUITRES siempre vuelan sobre sus víctimas.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    3

    • P. González P. González 05/10/21 19:14

      Sr. nosé:
      En lo tocante al “bono joven de vivienda, acaba usted de poner el dedo en una vieja llaga.

      Confiemos en que nuestros “expertos” hayan aprendido la lección de tiempos pasados cuando cualquier subvención (al alquiler o la compra), rebaja de tipos de interés, o medida encaminada a facilitar el acceso a la vivienda a la gente joven, o más económicamente débil, conseguía exactamente el efecto contrario a lo que se pretendía y se traducía automáticamente en un aumento del precio de los inmuebles, o los alquileres.

      La lógica era muy sencilla: El precio de una vivienda, o un alquiler, se fijaba en base al precio “real” de la vivienda (en venta o alquiler) sino a lo máximo que pudiera pagar el “pagano” (comprador, o inquilino); Es decir el precio real del “bien”, más cualquier subvención o mejora de tipos de interés que el Estado le otorgaba más, también, los ahorros previos o posibles préstamos familiares.

      Por eso espero que dichos bonos únicamente puedan aplicarse a viviendas que entren en un rango de precio determinado y cumpliendo unas condiciones de habitabilidad (ratio m²/persona) razonable, con el fin de no subvencionar los zulos que se ofertan como viviendas.

      Doy por sentado que lo habrán tenido en cuenta.

      Pero por si acaso no, lo digo aquí.

      Y en el futuro, ya puestos, debiéramos ir mentalizándonos que la “vivienda social” (la promovida con suelos o recursos públicos) debe ser como “el cariño verdadero” (ni se compra ni se vende).

      Simplemente se adjudica al usuario de cumpla los requisitos (en compra o alquiler) y la pague, pero con la condición de que solo puede ser posteriormente “revendida” únicamente al mismo organismo que se la vendió que tiene la obligación de recomprarla, al precio oficial actualizado, sin que ningún notario o registrador pueda otorgar escriturar nada distinto de ello.

      Y con la condición resolutoria ( y sanción severa) del derecho (de alquiler, o compra) si se incumplen estas normas.

      Saludos.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

  • P. González P. González 05/10/21 13:39

    Alegra leer este pequeño desglose de las medidas que se plantean.

    Porque, aunque en algún diario se pretende hacer referencia al “escaso” número (270.000) que representan los “grandes propietarios” que alquilan más de 10 viviendas, frente a los millones de viviendas alquiladas por pequeños propietarios individuales, lo cierto es que entre esos 270.000 se encuentran algunos que operan varios miles de viviendas.

    Por otra parte ya iba siendo hora de animar a los ayuntamientos a penalizar las viviendas vacías; Porque aunque teóricamente las Leyes ya lo permiten, prácticamente casi ninguno de ellos ha hecho uso de esa posibilidad hasta el momento.

    Incluso me gustaría que ese incremento pudiera ser progresivo y superar ese 150% según transcurrieran los años sin haber puesto la vivienda en “el mercado” (Quiero decir a disposición de la gente) y haberla alquilado por un periodo no inferior a, digamos, 5 años.

    Saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

 
Opinión