X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Foro Milicia y Democracia

¡Vivan los muros!

Publicada 25/01/2017 a las 10:24 Actualizada 25/01/2017 a las 11:15    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 9

Una extraña fascinación por los muros se está adueñando del mundo. El último Gobierno en anunciar que levantará uno ha sido el lituano, para defenderse de una eventual agresión rusa desde Kaliningrado, el antiguo Konigsberg, que históricamente se disputaron las potencias centroeuropeas hasta que lo ocupó la URSS al final de la Segunda Guerra Mundial. Dotada de equipos de vigilancia de alta tecnología, la valla de 130 kilómetros de largo y dos metros de alta tiene un presupuesto inicial de 30 millones de euros, que se abonará con fondos de la Unión Europea, es decir, de todos nosotros.

La propaganda más escandalosa de los muros procede, sin lugar a dudas, del presidente Donald Trump, quien durante toda su campaña electoral ha vociferado que construirá uno a lo largo de la frontera con México y que será ese país vecino el que lo pague. Sus seguidores entonarán pronto el "¡Vivan los muros!". Esta perversa apología, que busca separar a triunfadores de perdedores, no tiene precedentes, aunque los españoles nos hemos caracterizado por vitorear lo más inaudito, como el "¡Vivan las cadenas!", que acuñaron en 1814 los absolutistas cuando Fernando VII volvió del destierro. Los llamados Cien Mil Hijos de San Luis fueron más lejos y gritaron "¡Muera la libertad, vivan las cadenas!", cuando en 1823 pusieron fin al Trienio Liberal. En 1936, el general José Millán-Astray rizó el rizo y en el paraninfo de la Universidad de Salamanca increpó al escritor y filósofo Miguel de Unamuno con un "¡Mueran los intelectuales, viva la muerte!".

Sin alharacas pero con una decisión que pisotea cualquier iniciativa internacional en su contra, Israel inició en 2002 la construcción de un muro de hormigón y alambre de púas de varios metros de altura y 273 kilómetros de largo que separa el territorio del Estado judío de la Cisjordania ocupada. Casi medio millón de palestinos han quedado separados de sus tierras, de sus familias, de sus escuelas, de sus centros de salud y/o de sus lugares de trabajo. La instalación, que refuerza los asentamientos, incluye zanjas, zonas de arena o de tierra para detectar huellas, torres vigías y caminos asfaltados a cada lado para facilitar la movilidad de los tanques de las patrullas. Para burla de los palestinos, al igual que Trump pretende de los mexicanos, el 80% de esta infraestructura está levantada sobre suelo palestino.

El entusiasmo por los muros del Gobierno de ultraderechista de Benjamín Netanyahu no tiene límite. Según reveló en octubre pasado el diario Yediot Aharonot dos empresas constructoras trabajan ya en el bloqueo subterráneo y de superficie de Gaza. Se trata de un proyecto con un coste inicial cercano a los 2.400 millones de euros, para levantar una estructura a lo largo de la frontera con Gaza de varios metros de altura y otros tantos de profundidad subterránea para impedir a los activistas palestinos la construcción de cualquier túnel que pueda conectarles con el territorio israelí. El proyecto incluye la dotación del muro con alta tecnología de seguridad.

El Yediot Aharonot es un periódico muy crítico con la gestión del Gobierno israelí. Precisamente los fiscales que ahora investigan por corrupción a Netanyahu y su familia tienen en su poder una grabación de audio en la que el mandatario propone al director de ese diario, Arnon Mozes, importantes beneficios y favores a cambio de un acuerdo para apoyar su figura política y mejorar la cobertura de su gestión.

Uno de los principales investigadores del conflicto árabe-israelí y un proscrito del Estado judío, pese a haber realizado allí el servicio militar entre 1964 y 1966, Avi Shlaim, afirma en su libro El muro de Hierro (Almed, 2011), que en la segunda década del pasado siglo el ala dura del sionismo impuso la llamada doctrina del ‘Muro de Hierro’, según la cual las negociaciones con los árabes debían abordarse desde una posición de fuerza militar. Shlaim señala que esa doctrina se convirtió en el eje de la política israelí, marginó a los disidentes y agostó las oportunidades para la paz. No es de extrañar que el Gobierno y el Ejército se sientan tan cómodos construyendo barreras.

Cuando éramos progresistas los muros, el de Berlín en concreto, nos parecían una vergüenza. Entonces luchábamos por sociedades libres y abiertas, donde todos tuviéramos cabida. Hoy muchos de los ciudadanos que se sintieron aplastados por un ‘telón de acero’ han aplaudido la decisión de sus ejecutivos de levantar vallas contra los refugiados, millones de seres humanos que sufren el horror de guerras que en gran parte son consecuencia de los intereses de otros países más poderosos. Cercas que han dejado a decenas de miles de ellos atrapados en campamentos sin condiciones y que ahora son víctimas también de la ola de frío que se abate sobre Europa.

Los bávaros no se quedan atrás. En noviembre pasado levantaron un muro de cuatro metros de altura para separar un albergue de refugiados de un barrio residencial acaudalado del sureste de Múnich. Los vecinos afirman que quieren protegerse del ruido.

Los españoles podemos estar orgullosos, fuimos los primeros que instalamos vallas en la Europa política, ya que geográficamente las colocamos en África. Son las que separan Ceuta y Melilla de Marruecos. Se levantaron en 1993 para frenar la llegada de inmigrantes que desde que España entró en 1986 en la Unión Europea vieron más fácil colarse en la ‘tierra prometida’ por esas ciudades que echarse a la mar. Las avalanchas de subsaharianos llevaron al Gobierno en 2005 a ampliar y duplicar en altura las vallas, además de dotarlas de multitud de ingenios de detección y seguridad.

¡Vivan los muros! La nueva decoración del paisaje del siglo XXI, donde florecen la secesión, la exclusión, el racismo y la xenofobia.


Hazte socio de infolibre



9 Comentarios
  • Orlinda Orlinda 29/01/17 16:12

    Nicole Muchnik decía en 2009 en un artículo que os recomiendo "Muros infranqueables": "(los muros) son el perfecto paradigma de lo que la humanidad no quiere ni oír hablar, o sea, de la igualdad". Por el camino que vamos desde hace mucho tiempo, era inevitable que suceda todo lo que está sucediendo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Ambón Ambón 26/01/17 11:10

    Los que generan la desesperación con sus políticas económicas, luego quieren controlarla con muros. No olvidan la historia, sencillamente la desconocen. Los muros jamás frenan a la desesperación, cayó el muro de Adriano y el Imperio Romano, cayó el muro de Berlín y el llamado Imperio Comunista y por no extenderme, la Muralla china no cayó pero fué traspasada como agua por un colador.Sinceramente y siendo egoista, para alguien que vive en Europa Occidental, el mundo era mejor cuando existía el Telón de Acero, y el Capitalismo salvaje temía al Comunismo opresor, eso permitió una zona de libertad y progreso social que generó el mejor modelo social conocido, el Estado del Bienestar. Pero si pensamos un poco aquel muro no estaba pensado para que no entrara gente, era lo contrario, se contruyó para que no saliera la gente.Todos los muros acaban cediendo, pero mientras tanto son infranqueables para la solidaridad y la paz entre los pueblos

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • M.T M.T 26/01/17 08:13

    ¡ Qué afán por levantar muros, barreras y separar a las gentes! Muy buenos comentarios Damas, Sancho, enriquecidos con esas alusiones a músicas tan conocidad como excelentes.Saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • Damas Damas 26/01/17 12:03

      ¡Vaya M.T! añades consecuencias al concepto de Sancho: “los muros mentales” y a los que se refiere en el artículo, y justamente ese efecto de “separar a las gentes” a nivel mental, es algo a lo que muchas veces soy sensible, en el sentido de que me importa, es muy teórico, posiblemente alguien podría calificarlo de bla, bla, bla, pero me produce una reacción en contra, todo aquello que a mis ojos (mentales), favorece la separación, discriminación, y me atrae y motiva todo lo que incide en el acercamiento, en la valoración y consideración positiva del exterior (a un@ mism@). Saludos sonrientes.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • M.T M.T 26/01/17 13:21

        Aplaudo esa sensibilidad, Damas. Me resulta familiar. Me identifico con ella en un espacio de acercamiento que reconforta más que esas barreras que separan. Saludos afectuosos para ti.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • Sancho Sancho 25/01/17 20:22

    Los peores y más costosos de derribar...los muros mentales...

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    0

    0

    • Damas Damas 25/01/17 22:45

      Sí Sancho, pero cuando se llegan a materializar como esos de los que se habla en el artículo, muy mal va. Pero como dices hay distintos tipos de muros, aquí una versión "El muro" Pink Floyd https://www.youtube.com/watch?v=P5DvO74z0iI Saludos.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      0

      0

      • Sancho Sancho 25/01/17 23:16

        Para hacer esta muralla Tráiganme todas las manos Los negros sus manos negras Los blancos sus blancas manos.Una muralla que vaya Desde la playa hasta el monte Desde el monte hasta la playa Allá sobre el horizonte.Tun tun, ¿quién es? Una rosa why un clavel Abre la muralla.Tun tun, ¿quién es? El sable del coronel Cierra la muralla.Tun tun, ¿quién es? La paloma why el laurel Abre la muralla.Tun tun, ¿quién es? El alacrán why el cienpies Cierra la muralla.Al corazón del amigo Abre la muralla. Al veneno why al puñal Cierra la muralla. Al mirto why la yerba buena Abre la muralla. Al diente de la serpiente Cierra la muralla. Al ruiseñor...                                                                                                                                                                    .......................................................................................................................................................................................Nicolás Guillén.  Saludos.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        0

        • Damas Damas 26/01/17 01:45

          De acuerdo, Sancho, con tanto hablar del muro últimamente, también pensé en "La muralla". Saludos un tanto noctámbulos.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre