X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Héroes

Vivi, madre de un niño con autismo: "Martín me enseña cada día que no hay nada imposible"

  • El primer día que intentó salir de casa con su hijo tuvo que aguantar gritos desde balcones y ventanas: "Deberían tener un poco más de empatía porque tú no sabes a quién te encuentras por la calle"
  • "Martín es una guindilla que te ocupa las 24 horas del día. Es un niño que necesita una atención continua", explica Vivi en conversación con infoLibre

Eva Baroja
Publicada el 04/05/2020 a las 06:00 Actualizada el 14/07/2020 a las 13:39

Vivi, una madre coraje

Hablamos con Vivi, la madre coraje que se plantó ante la ira de sus vecinos para proteger al pequeño Martín, su hijo con autismo.

Vivi, una madre coraje.

Vivi, una madre coraje.

infoLibre

Todo cambió de un día para otro, en el momento en el que Vivi empezó a reconocer en su hijo señales de que algo no iba bien: "Martín había tardado mucho en gatear y cuando tenía diecisiete meses, empezó a caminar de puntillas. Ahí lo vi claro". El autismo entraba en su vida, de lleno y sin preguntar, dispuesto a poner todo patas arriba [Aquí puedes leer la historia completa de Vivi y su hijo Martín].

Esta madre coraje tuvo que dejar su trabajo como dependienta para dedicarse sola y sin ninguna ayuda al cuidado de su hijo de tres años. Su vida transcurre entre alarmas, horarios y pictogramas en un barrio a las afueras de Oviedo: "Martín es una guindilla que te ocupa las 24 horas del día. Es un niño que necesita una atención continua".

La crisis del covid-19 ha roto de repente con todas esas rutinas que ayudaban a Martín a hacer comprensible un mundo que a él se le antoja apabullante y caótico. Ha habido momentos muy duros, como cuando tuvieron que soportar la incomprensión y la falta de empatía de algunos vecinos que les insultaron y gritaron por las ventanas. "A raíz de historias como la mía, la gente está empezando a ver lo que hay. Deberían tener un poco más de empatía porque tú no sabes a quién te encuentras por la calle".

Más contenidos sobre este tema
Etiquetas




2 Comentarios
  • Antonio LCL Antonio LCL 05/05/20 11:44

    Eres una mujer muy fuerte y una madre ejemplar. Todos tenemos que aprender a convivir con las diferencias, sean cuales sean, y más cuando se trata de personas como tu hijo de quien podemos y debemos aprender tanto. Todo lo que te ocurre en el sentido de tus críticas y sugerencias se debe a una falta de educación y sensibilidad de muchos que no saben y no son conscientes del tipo de sociedad en la que viven. De eso tienen mucha culpa quienes desde los servicios públicos deben asumir esa responsabilidad y especialmente desde los centros educativos, a nivel de alumnado, profesorado y madres y padres de todos los niños y adolescentes que pasan por ellos. La escuela concertada y privada no siempre asume la normalidad o la integración de estos niños y niñas para que desde esos espacios se trabaje la aceptación e inclusión en la sociedad, de tal manera que no se den episodios desagradables que no dicen mucho de la sociedad a la pertenecemos todos. Muchas gracias Vivi por tu ejemplo y muchas gracias a todas las madres y padres que nos siguen enseñando y dando la oportunidad para aprender y ser mejores.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Fernandos Fernandos 04/05/20 12:03

    Ayer dia de la marre, a todas un abrazo, para algunas madres, como Vivi, necesitan algo mas que abrazos, necesitan ayudas economicas y reconocimiento a su labor diaria.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

 
Opinión