x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Héroes

José García, el profesor gaditano que pagó la conexión a Internet a su alumno: “Un vídeo de YouTube no puede sustituir a un profesor”

  • Andrés pudo aprobar cuarto curso y conseguir el título de la ESO durante el confinamiento: “Me quedé muy impresionado, no me lo esperaba”
  • El mayor miedo de este profesor es volver a la educación online, algo que no es una opción para los centros que atienden a alumnos en situación vulnerable

Eva Baroja
Publicada el 27/08/2020 a las 06:00

José García: “Un vídeo de YouTube no puede sustituir a un profesor”

Este profesor gaditano pagó la conexión a Internet a su alumno Andrés, en situación vulnerable, para que pudiera aprobar y conseguir el título de la ESO durante el confinamiento: “Me quedé muy impresionado, no me lo esperaba”.

O hacían algo o le perdían para siempre. Ese era el pensamiento que no dejaba de rondar en la cabeza de José García, profesor de Tecnología en el Francisco Romero Vargas, cuando decidió pagar de su bolsillo la conexión a Internet a uno de sus alumnos. José ha puesto cara, nombre y ojos a la brecha digital, ese abismo tecnológico que afecta a más niños y adolescentes de los que pensamos. Este instituto de un barrio humilde de Jerez de la Frontera es solo un ejemplo de los muchos centros educativos en los que, para una gran mayoría de alumnos, mantenerse en contacto con sus profesores y atender las clases desde casa es misión imposible. Por eso, el mayor miedo de José de cara al nuevo curso es tener que verse obligado a abandonar el centro otra vez y a alejarse de ellos: “Como volvamos a la educación no presencial, el desfase curricular de esta generación va a ser bestial”, asegura.

Este profesor gaditano, que de pequeño pasaba las horas jugando con tres de sus hermanos a dar clase, reconoce que estos meses han sido “la etapa más difícil de su vida profesional”. Un día antes de que se decretase el cierre de los colegios en Andalucía, y consciente de lo que se les veía encima, fue aula por aula intentando recopilar la dirección de los correos electrónicos de los chavales: “Había muchos que no tenían ni idea de cuál era su correo, no lo utilizaban para nada. Incluso algunos me escribían en el asunto todo el cuerpo del mensaje”. José pasó dos semanas intentando ponerse en contacto con sus alumnos. Era imposible, no había manera, muchos no tenían ordenador, tablet o conexión a Internet: “Iban avanzando los días y cuando pasaba lista por las mañanas, me daba cuenta de que algunos no se conectaban ni a las videollamadas ni a la plataforma. Les mandaba mensajes y no había respuesta”.

Uno de ellos era Andrés, un alumno de cuarto, que después de muchos años de esfuerzo, estaba a punto de obtener el título de la ESO. Tras quince días sin tener noticias suyas, José, preocupado, decidió hablar con la dirección del centro. “Su padre recibe una pensión no contributiva y no podían permitirse pagar Internet, Andrés ni siquiera tenía teléfono móvil. Le faltaban solo unos meses para titular y teníamos que hacer algo”. Las ayudas de la Junta de Andalucía para estas familias tardaban en llegar, así que José le compró una tarjeta SIM con la que conectarse y en dos días, Andrés ya podía comunicarse con sus profesores y seguir con sus tareas online. Esto hizo que consiguiese remontar el curso y aprobar todas las asignaturas: “Me quedé muy impresionado con lo que hizo José por mí, no me lo esperaba. Aun así, enfrentarme al estudio desde casa ha sido muy complicado porque no tenía a nadie al lado que me explicase, me preguntase y estuviese encima”, reconoce ahora Andrés. Gracias al gesto de José, se ha dado cuenta de que quiere seguir estudiando. Ahora va a empezar un ciclo medio de chapa y pintura, pero su gran sueño es entrar en el mundo militar. “Una vez me saque el ciclo, trabajaré un par de años como mecánico y cuando tenga dinero suficiente para ayudar a mi padre, me presentaré para entrar al ejército”, comenta ilusionado.

En centros educativos como éste, cada alumno que consigue terminar sus estudios es, para los profesores, un pequeño triunfo. Allí, la orientación, el apoyo y la implicación diaria por parte de los docentes es un pilar fundamental para garantizar el éxito académico. “En este instituto se respira un ambiente de coraje, fuerza y dedicación de mis compañeros para con los alumnos, las familias y con el barrio que me llamó la atención desde el primer día. Cuando me dieron la plaza definitiva, lloré”, recuerda José. Los dos años que pasó dando clase en un instituto de El Príncipe, en Ceuta, hicieron que se labrase una piel muy dura a la hora de trabajar y relacionarse con estudiantes y familias problemáticas. “Había una chica de dieciséis años muy inteligente a la que, de un día para otro, la comprometieron y desapareció del instituto. Estos casos son muy habituales. Intentábamos que las familias magrebíes permitieran a sus hijos continuar los estudios, pero, a veces, era imposible. Me costaba muchos dolores de cabeza y muchos litros de saliva”, recuerda.

En el Francisco Romero Vargas llevan todo el verano preparando la vuelta a las aulas y siguiendo las pautas y protocolos que ha establecido la Junta de Andalucía, pero José es consciente de que, aunque ahora tienen más herramientas y están mejor preparados para dar clases online, es algo que no se puede alargar en el tiempo. Podría dejar a muchos alumnos en la estacada, esos que por su situación familiar y socioeconómica tienen muy difícil seguir con su formación desde casa tengan o no una buena conexión a Internet: “Un vídeo de YouTube no puede sustituir a un profesor porque la educación no va solo de transmitir conocimientos. Va de estar contacto, pasar muchas horas con ellos, hablando de sus problemas personales y ayudando a que se encarrilen y tiren para delante”.

Más contenidos sobre este tema
Etiquetas




9 Comentarios
  • leandro leandro 27/08/20 20:15

    Esta gente se merece todo lo bueno que se les pueda dar en la vida aunque nunca van a pedirlo . Las infraestructuras básicas , hoy internet ya lo es , así como la sanidad y la educación o el agua deben estar garantizadas y en caso extremo sufragadas por el estado . Ya que los ricos cada día quieren ser más ricos pues bien que lo sean , no debemos permitir que los pobres lo sean cada día más y el sector privado que se busque la vida si deja de lado a la población . El estado está para algo .

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • SantyPucela SantyPucela 27/08/20 19:36

    Es un orgullo para mi ver que todavía quedan profesores como José, con verdadera vocación ¿Cuántos la tienen? y que se implican en la formación de nuestros jóvenes, se preocupan y cuando siguen con los estudios, gracias a ellos, a estos profesores es cuando les compensa el trabajo realizado, ver como sus alumnos continúan con estudios superiores, y siempre se acordaran de ese “maestro” que tanto les ayudó a salir adelante, desde estas líneas, José mi máxima admiración por ti, y sigue asi, tendrás seguro muchas satisfacciones en tu vocación-profesión Gracias sinceramente

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • marisela marisela 27/08/20 11:48

    Profesores implicados enhorabuena. No es fácil sin apoyos de las instituciones. Es una lucha continua. Es cierto que la única recompensa por el esfuerzo es ver los resultados, aunque sólo recuperes a una persona el esfuerzo merece la pena. Fuerza y a seguir peleando.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • PaquiMS PaquiMS 27/08/20 10:20

    Mi agradecimiento mayúsculo a este profesor, pero uno se pregunta por qué este tipo de noticias no salen en primera plana de los telediarios, o mejor aún se crea un programa especial en prime-time para ellas. En cambio nos inundan con mamarrachadas o programas mierda para entretener y aborregar a la sociedad.
    Gracias a Infolibre por estar ahí.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

  • Evaus Evaus 26/08/20 22:54

    Gracias a este y a otros muchos vocacionales de la educación, igual algún españolito se pone a pensar en el ladron del emérito. Con los 70 millones de regalo a Corinna, seguro que se podría hacer algo por la sanidad, educación y mil cosas. Pero al rey le firman cartas de perdón y a estos niños los mandan a la exclusión. 15 guarda espaldas tiene Iglesias que en pocos años ya tienen hasta chalet de la casta.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    1

    1

    • mcguiver mcguiver 27/08/20 09:30

      Yo lo veo de otra manera, creo que hay asignaturas que pueden explicarse online, los alumnos deberían asistir a aquellas asignaturas que implican prácticas ya que en sus casas no disponen de espacio y equipamiento para ello, pero una clase de una asignatura teórica no creo imprescindible que sea presencial, con establecer días de consulta para aclarar dudas a los alumnos creo que podría funcionar, es responsabilidad de ellos estudiar.
      La prioridad sería facilitar el equipamiento informático a los alumnos. Los experto dicen que es mejor para el desarrollo de los niños la enseñanza presencial, difiero, la situación actual es excepcional y excepcional va a ser su educación pero tendrán que adaptarse a los tiempos que estamos viviendo. Hay una forma ideal para hacer las cosas pero por desgracia en la realidad el ideal no es la norma y tanto alumnos como profesores tendrán que adaptarse a la nueva situación.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      3

      1

      • Cocinera Cocinera 27/08/20 10:01

        Quizá eso sea posible con alumnos de enseñanza secundaria superior, pero para los alumnos más pequeños la falta de contacto con compañeros y profesores es demoledora. De todos modos y, para todas las edades, a la escuela o el instituto no se va sólo a adquirir conocimientos que, eso sí, se pueden encontrar en línea. Se va también a aprender a vivir, a respetar a los demás, a aprender a dudar, a encontrar respuestas a las dudas ...

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        5

        • mcguiver mcguiver 28/08/20 08:12

          Pues mi hijo de pequeño sufrió acoso por estar un poco gordito y en la adolescencia lo despreciaron porque no era popular, ha aprendido en el colegio, por supuesto a saber que el ser humano es malo tenga la edad que tenga. Quizás hay que enseñar a los niños a no agredir a otros, igual tienen dudas sobre eso que hay que aclararles y también a respetar a los demás.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          1

  • Marta RG Marta RG 26/08/20 22:32

    Estas son las cosas que hacen que yo me "enternezca" y que me den ganas a su vez de "freír a collejas" a algunos impresentables. Estas son las cosas que hacen que merezca la pena seguir luchando en esta vida.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    9

 
Opinión